Un empresario colombiano es favorito a la alcaldía de una capital brasileña

El empresario colombiano, Carlos Franco Amastha, puede convertirse en el primer extranjero que gobierne una capital brasileña si, como indican las encuestas, el mes próximo gana las elecciones a la alcaldía de Palmas, en el estado de Tocantins, en el centro del país.

Un empresario colombiano es favorito a la alcaldía de una capital brasileña Un empresario colombiano es favorito a la alcaldía de una capital brasileña

Franco Amastha, nacido hace 51 años en Barranquilla, en la costa Atlántica colombiana, es candidato a la alcaldía de Palmas por el Partido Progresista (PP), que ha formado la coalición "Um novo caminho é possível" ("Un nuevo camino es posible") con tres partidos de izquierda.

De ganar las elecciones del próximo siete de octubre, Franco Amastha gobernará Palmas, una pujante capital de 242.000 habitantes cuya economía crece rápidamente gracias al desarrollo de los sectores agropecuario y de servicios.

"Quiero hacer de Palmas un ejemplo de lo que puede ser una cuidad latinoamericana. Creo que tengo una capacidad para hacer en Palmas una transformación que no podría hacer en Barranquilla, Sao Paulo, o Río de Janeiro, por ejemplo", dijo hoy por teléfono a Efe el candidato sobre la ciudad que aspira a gobernar, fundada hace sólo 23 años.

Según cuenta, ya ha contactado al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para presentarle proyectos para Palmas pues, considera, "la ciudad siempre fue un proyecto de política, pero no de gestión".

Naturalizado brasileño, Franco Amastha lanzó su candidatura este año y en un principio las encuestas le dieron el uno por ciento de las intenciones de voto, pero en los últimos sondeos, a menos de dos semanas de las elecciones, lidera con cerca del 50 por ciento.

Franco Amastha cuenta que llegó a Brasil hace 29 años como gerente de una empresa argentina de cursos de inglés y atraído por lo que llama "sueño tropical" que representaba para él Río de Janeiro, tan calurosa como su natal Barranquilla.

Sin embargo, la compañía decidió abrir su sede en la fría Curitiba, capital del estado de Paraná (sur), donde se instaló y conoció a Glo, una brasileña con la que se casó y tiene tres hijos.

En los años ochenta, cuando llegó a Curitiba, la ciudad comenzaba a destacarse como modelo de planificación urbana y de políticas públicas en materia de transporte colectivo, reciclaje de basuras y preservación del medio ambiente, lo que le inspiró para aprender sobre gestión municipal.

"Curitiba cambió mi concepción de ciudadanía porque en esa época era la gran fábrica de proyectos de urbanismo de América Latina. Fue una lección de vida", agrega el favorito a la alcaldía de Palmas con el acento típico de los barranquilleros, a pesar de que ya tiene casi 30 años en Brasil.

En el 86, Franco Amastha decidió crear su propia empresa de cursos de inglés y en 1999 fue invitado por un amigo a elaborar un proyecto educativo para el estado de Tocantins, y fue así como creó un programa de formación "telepresencial" que le llevó a esa región brasileña.

El programa fue implantado con éxito no sólo en Tocantins sino en once países de América latina, entre ellos Colombia por medio de la empresa Edupol, a cuya red se han asociado las universidades Tecnológica de Bolívar, Autónoma de Manizales, Autónoma de Bucaramanga y Corporación Universitaria Iberoamericana.

Sus programas de educación "telepresencial", que son a distancia mediante un canal televisivo, llegan ya a 180 municipios colombianos, explicó el candidato en la entrevista a Efe.

El empresario tiene inversiones también en centros comerciales en las ciudades de Maringá (Paraná), Florianópolis (Santa Catarina) y Palmas.

Su entrada en la política se dio este mismo año ya que, por sus actividades empresariales, suele participar en reuniones con autoridades y fue por sus ideas progresistas que le propusieron ser candidato a la alcaldía.

El aspirante, que además es cónsul honorario de Colombia en los estados de Paraná, Santa Catarina, Mato Grosso y Tocantins, reconoce que, en caso de ser elegido alcalde, tendrá que renunciar a la función consular que abarca un territorio más grande que su país de origen.

EFE
                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.