Tráfico de cigarrillos baja en países que le aplican más impuestos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó hoy que hay una "evidencia" consistente de que el contrabando de tabaco se reduce de manera importante a medida que los impuestos sobre el cigarrillo se incrementan, contrariamente a la opinión generalizada.

Tráfico de cigarrillos baja en países que le aplican más impuestos Tráfico de cigarrillos baja en países que le aplican más impuestos

Consultados por Efe sobre los resultados de un estudio de la auditora KPMG, que indican que el consumo de cigarrillos de origen ilícito o falsificados alcanzó máximos históricos en 2011 en la Unión Europea, expertos de la OMS señalaron que los cambios en los patrones de demanda "no sólo se pueden asociar con el precio" del cigarrillo.

"Es equivocado asociar el comercio ilegal directamente con el precio, ignorando otros factores, incluida la corrupción o un escaso compromiso de los gobiernos con mecanismos de control", sostuvo la especialista de la OMS en esta materia, Ayda Aysun Yurekli.

El tabaco procedente del tráfico ilegal o que son falsos entran en el mercado a precios más bajos y hacen perder a los países cantidades importantes de ingresos por concepto de impuestos.

Según la firma KPMG, el consumo de esos cigarrillos en la Unión Europea alcanzó los 65.300 millones (el 10,4 % del total) de unidades el año pasado.

Esa cifra representó el "nivel más alto jamás registrado y representa un aumento por quinto año consecutivo", con un mercado que equivale a los de Francia y Portugal juntos.

Entre 2010 y 2011, el número de cigarrillos ilegales que se fumaron en los países comunitarios aumentó en 1.100 millones.

El estudio, encargado a KPMG por la mayor compañía de tabaco del mundo, Phillip Morris, afirma también que las pérdidas por impuestos no recaudados en los 27 países de la Unión alcanza los 11.300 millones de euros anuales.

Según la OMS, que fue la gran impulsora del Convenio Marco para el Control del Tabaco, suscrito en 2005, incluso los cigarros legales son cada vez más asequibles a medida que los ingresos de la población aumentan, aunque no por ello es menos preocupante "la disponibilidad y acceso fácil al cigarrillo ilegal".

Asimismo, el organismo precisó que los países enfrentan distintos niveles de comercio ilícito de tabaco, independientemente de su nivel de desarrollo económico.

"Por ejemplo, algunos países de altos ingresos, que históricamente enfrentan un comercio ilícito elevado, lo han reducido y actualmente tienen un uno o un dos por ciento de mercado ilícito a pesar de los altos precios (del cigarrillo) por la continúa subida de impuestos", explicó la experta.

En muchos casos, los impuestos constituyen el 75 % del precio al detalle de este producto.

En esa línea, comentó los casos de Italia y España, donde los precios del cigarrillo han subido de manera significativa y al mismo tiempo se han reforzado las medidas para el control del comercio ilícito.

En los países de bajos ingresos la evolución de la demanda de tabaco es desigual, con casos como el de Bangladesh, que tendría un mercado ilícito de apenas el uno por ciento; frente a Pakistán, con un 17 %, a pesar de que ambos países tienen los precios de tabaco más bajos del mundo.

Sobre la aseveración del estudio de KPMG, respecto a que el consumo de cigarrillos ilegales se ha incrementado en los países del Mediterráneo, entre los que menciona a España, Italia, Grecia, Portugal, Chipre y Malta, la OMS sostuvo que se trata de una afirmación "sin fundamento".

"España e Italia son historias de éxito" en términos de lucha contra el tabaco, aseguró la organización.

En otros casos hay factores distintos al precio que influyen, como un control débil en las aduanas, situaciones de corrupción y turismo masivo.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.