The Economist no usará más estadísticas oficiales de Argentina

El diario acusa al gobierno de Cristina Fernández de "politizar" las estadísticas.

The Economist no usará más estadísticas oficiales de Argentina The Economist no usará más estadísticas oficiales de Argentina

"Hemos decidido, a partir de esta semana, dejar de usar del todo las cifras del INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de Argentina", anuncia la revista británica The Economist en su edición de esta semana, indicando que los números oficiales argentinos "casi nadie se los cree".

La publicación señala la supuesta politización del Indec, denunciada desde hace varios años por economistas y analistas argentinos, que llevaría a "maquillar" las estadísticas "en lo que parece haber empezado como el deseo de evitar malos titulares en un país con una historia de hiperinflación".

De acuerdo con The Economist los datos de inflación del 5 al 11% que presenta el Indec no se compadecen con los recabados por fuentes independientes y oficinas estadísticas provinciales argentinas, que colocan la cifra en al menos el doble de la oficial.

"Estamos cansados de ser parte de lo que parece ser un deliberado intento de engañar votantes y estafar inversionistas", explica la publicación, que es una de las más respetadas en el mundo de las finanzas y la política internacional.

Incluso señala las quejas del Fondo Monetario Internacional sobre la supuesta falta de cifras confiables de parte del gobierno argentino.

En sus ediciones semanales, la revista presenta cuadros con las estadísticas de casi todos los países del mundo reflejando desde los precio de las materias primas hasta índices de inflación y valores bursátiles.

The Economist aclara "que no podemos estar seguro que todas esas cifras sean creíbles" y expone sus dudas sobre las de China o las "desastrosas consecuencias" del subregistro del déficit de Grecia.

"Pero en general los estadísticos gubernamentales llegan a esos número en buena fé", con la excepción, según el semanario del Indec argentino "alguna vez una de las mejores oficinas estadísticas de América Latina".

A partir de ahora, The Economist usará los números de PriceStats, una empresa que recaba directamente información de precios al consumidor en varios países del mundo.

El gobierno argentino, que aún no se pronuncia sobre la decisión de The Economist, siempre ha defendido la credibilidad se sus cifras oficiales.

BBC

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.