Pese a la degradación de S&P, Moody's avala la deuda francesa

Moody's anunció que mantiene la valoración máxima a la calidad crediticia de Francia, de AAA, y mantuvo además el panorama de Francia como estable. La semana pasada, S&P lo consideró negativo.

Pese a la degradación de S&P, Moody's avala la deuda francesa Pese a la degradación de S&P, Moody's avala la deuda francesa

Paris - El gobierno del presidente francés, Nicolas Sarkozy, recibió el lunes una pequeña muestra de apoyo de parte de Moody's, después que otra agencia de calificación de riesgos, la rival Standard & Poor's, reprobara la semana pasada la manera en que el país ha manejado su economía y, de forma más amplia, la crisis de la deuda europea.

Moody's mencionó la fortaleza general de la economía gala al justificar su decisión pero advirtió que las perspectivas de crecimiento presentan "riesgos para los planes de consolidación fiscal del gobierno francés".

En una nota difundida el lunes, Moody's insistió que "actualizará la información a disposición del mercado en el primer trimestre de 2012 dentro de una iniciativa para examinar nuevamente la arquitectura completa de nuestras calificaciones soberanas en la Unión Europea".

El lunes, los mercados parecieron desestimar la decisión de S&P' de reducir la calidad crediticia de nueve países de la eurozona, entre ellos Francia.

La atención económica seguramente quedará centrada en Grecia, que intenta recibir nuevos fondos de ayuda con los inversionistas privados para evitar la bancarrota.

Sarkozy viajó el lunes a España, cuya calidad crediticia fue rebajada dos peldaños el viernes por S&P.
En una audiencia con el rey Juan Carlos I de España, antes de reunirse con el presidente del gobierno Mariano Rajoy, Sarkozy no mencionó la declaración de la calidad crediticia pero dijo que "España y Francia tienen mucho que hacer para que Europa pueda salir de la repetida crisis en la que ha permanecido en los últimos tres años".

El rey dijo confiar que Francia y España ayudarán a Europa a encontrar la forma de superar la crisis, ya que ambas naciones "luchan juntas por el avance de una Europa unida y próspera".

En París, el ministro de Hacienda de Sarkozy, Francois Baroin, defendió la actuación de su país.

"Las inversiones raramente no conllevan riesgos", dijo el lunes en la capital francesa. "Pero si hay una inversión sin riesgo alguno, es la inversión en la deuda soberana de nuestro país, cuyos bonos figuran entre los más seguros del mundo".

AP





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.