Las bodegas de EE.UU. descorchan innovaciones en internet

Desde tener tabletas iPads en los viñedos a catas virtuales en Twitter, la tradicional industria del vino en Estados Unidos busca a través de internet y de la tecnología innovaciones para mejorar las cosechas y las ganancias.

Las bodegas de EE.UU. descorchan innovaciones en internet Las bodegas de EE.UU. descorchan innovaciones en internet

Un simposio de la Industria Tecnológica del Vino que tuvo lugar la semana pasada en el prestigioso Valle Napa de California (oeste de EEUU) mantuvo sesiones sobre cómo utilizar la redes sociales como Square para incrementar las ventas y Groupon para realizar sesiones de catas.

La idea es llevar al vino a la era digital, y lograr que conocedores y expertos de los caldos hablen a través de chat y compartan fotos y videos de viñedos y bodegas, a pesar de que la vieja industria se haya mostrado hasta ahora lenta para el cambio.

"Hay más potencial en las redes sociales con la industria del vino simplemente porque el vino es social", dijo a AFP Andrew Healy, director de medios sociales de 3 Rock Marketing en Napa.

"La industria del vino debería estar a la vanguardia de las redes sociales. Por desgracia no lo estamos", afirmó. "Estamos anclados en la tradición y el cambio es muy lento".

VinTank fue establecido como un "comité asesor estratégico digital para la industria del vino" y facilita la forma en que las bodegas puedan seguir lo que se dice de ellas en internet.

"Al mirar a la industria del vino, vemos un producto anclado en leyes anticuadas, complejos paradigmas de distribución, una calificación única de productos e innumerables complejidades", afirma VinTank en su página 'web'.

"A través del uso de la tecnología y las estrategias innovadoras, nos dedicamos a encontrar la solución", agrega.

Los fabricantes de vinos en Estados Unidos se enfrentan a un revoltijo de leyes estatales y federales en lo que se refiere al envío del alcohol directamente a los compradores.

Las bodegas buscan utilizar internet para trabajar con ventas 'directas al consumidor' y obtener beneficios mayores que a través de distribuidores, que todavía dominan el mercado.

La búsqueda por la tecnología en Napa podría beneficiarse de la próximidad de Silicon Valley, el polo tecnológico que proporciona acceso no sólo a nuevas ideas sino a la gente que se encuentra tras ellas, afirma Healey.

"Recibimos cada día a gente de Google, Facebook y otras compañías tecnológicas que gastan tiempo y dinero en el valle de Napa, así que somos afortunados", afirmó.

Las redes sociales constituyeron un tema candente en el simposio, puesto que los ponenten animaban a las bodegas a construir comunidades y perfiles en redes como Facebook, Twitter, Pinterest o Google+.

"Las marcas que participan más activamente se están quedando con el mercado hoy", afirmó Sean Moffitt, coautor de 'Wikibrands', un libro sobre cómo transformar una compañía utilizando los comentarios y valoraciones de los clientes.

La conferencia también se centró en la manera en que las tabletas como el iPad están cambiando la industria, puesto que los vinicultores utilizan estos dispositivos para cuestiones que van desde cómo examinar el estado de las uvas hasta enviar ofertas a compradores de vino a gran escala.

"La era de pagar por una lista de vino impresa está realmente llegando a su fin", afirmó Josh Hermsmeyer, jefe ejecutivo de Alpha Lab, que participó en un panel dedicado a la creciente popularidad del iPad en el negocio del vino.

"Ha sido un gran éxito", afirma.

Unos 50 iPads se usan en la compañía Hahn Family Wines de California, según el jefe de marketing Joshua Cairns.

"Nuestro jefe de embotellamiento ni siquiera tiene una oficina. Simplemente se pasea con su iPad", explica.

Sin embargo este cambio implica un viraje que no siempre resulta fácil hacia una nueva mentalidad.

"Las bodegas están acostumbradas a planear hoy lo que van a cultivar en una década, y estamos hablando de cómo responder a un tweet en 15 segundos", afirma el organizador del simposio, J. Smoke Wallin.

"Imagina la desconexión entre este tipo de pensamiento a largo plazo en agricultura y la rapidísima respuesta que se ha creado en el mundo de la tecnología".

Pero la recompensa para la industria del vino vale el esfuerzo, dado el gran potencial para las relaciones con los clientes, sus comentarios sobre las cosechas o la recepción de datos sobre cómo se están vendiendo los vinos, afirmó Wallin.                                                                

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.