Importante descenso de la mortalidad infantil en el mundo desde 1990

Progresos importantes y rápidos se alcanzaron en todo el mundo desde 1990 para reducir la mortalidad infantil, según muestra un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), publicado este jueves.

Importante descenso de la mortalidad infantil en el mundo desde 1990 Importante descenso de la mortalidad infantil en el mundo desde 1990

Así pues, el número de muertes de niños de menos de cinco años descendió de los casi 12 millones de 1990 a los 6,9 millones de 2011, según las estimaciones de UNICEF, que indican reducciones mayores en todas las partes del planeta y en países de características diversas.

Los autores de este estudio subrayan que estos progresos fueron constatados en naciones de bajos, medios y altos ingresos, lo que significa que el nivel de desarrollo económico no es necesariamente un obstáculo para hacer retroceder la mortalidad infantil.

Entre los países más pobres que se citan están Bangladesh, Liberia y Ruanda, mientras que Brasil, Mongolia o Turquía figuran entre las naciones con ingresos intermedios y Omán y Portugal, entre los países con mayor renta.

Estas naciones han conseguido descender los índices de mortalidad en cinco años en dos tercios entre 1991 y 2011, subraya UNICEF.

Aunque felicitándose por estos progresos, el director general del organismo de la ONU, Anthony Lake, recordó que "millones de niños de poca edad continúan muriendo cada año por, en la mayoría de los casos, enfermedades evitables contra las que existen tratamientos eficaces o asequibles".

"Estas vidas podrían ser salvadas con vacunas, una alimentación adecuada, así como con cuidados médicos elementales para los niños y sus madres", insistió Anthony Lake.

La mortalidad en los niños menores de cinco años se concentra cada vez más en el África subsahariana y en el sur de Asia que, juntos, acumulan más del 80% de los fallecimientos en esta franja de edad en 2011.

De media, un niño de cada nueve en el África subsahariana muere antes de los cinco años.

Más de la mitad de los fallecimientos a consecuencia de la neumonía y de la diarrea, que representan conjuntamente casi del 30% de las muertes de los niños de menos de cinco años, se producen sólo en cuatro países: la República Democrática del Congo, India, Nigeria y Pakistán, informa el reporte.

De la misma manera, las enfermedades infecciosas atacan de manera desproporcionada a los pobres y a las poblaciones vulnerables que tienen poco acceso a los cuidados y a los tratamientos preventivos, señala igualmente UNICEF.

Desde junio, más de la mitad de los gobiernos del planeta renovaron su compromiso para combatir la mortalidad infantil, subraya el estudio.

La ONU demandó en junio de 2010 convertir en prioridad la mortalidad infantil y la salud maternal, temas desfavorecidos entre los Objetivos del Milenio sobre el Desarrollo (OMD), que deben cumplirse de aquí a 2015.

Adoptados en el año 2000, los ocho objetivos incluyen la reducción de la mitad de la pobreza con el horizonte de 2015, el retroceso de las grandes pandemias, el descenso de la mortalidad infantil y el analfabetismo, así como lograr la igualdad de sexos, la mejora de la salud materna y la protección del medio ambiente.

El octavo de ellos es la creación de una asociación mundial para el desarrollo.                        

AFP                                       

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.