GlaxoSmithKline pagará multa récord por fraude histórico en EE.UU.

El gigante farmacéutico británico GlaxoSmithKline (GSK) pagará una multa récord de 3.000 millones de dólares para poner fin a querellas de autoridades estadounidenses que lo acusan de promoción ilegal de medicamentos y declaraciones de precios engañosas.

GlaxoSmithKline pagará multa récord por fraude histórico en EE.UU. GlaxoSmithKline pagará multa récord por fraude histórico en EE.UU.

GlaxoSmithKline fue acusado de "promoción ilegal de ciertos medicamentos, de no revelar información relacionada con la seguridad (de los fármacos) y de hacer declaraciones falsas sobre los precios", dijo el lunes el Departamento de Justicia de Estados Unidos en una conferencia de prensa.

"Este es el mayor acuerdo amistoso de una compañía de salud en la historia de Estados Unidos y la mayor cantidad pagada por una compañía farmacéutica", declaró James Cole, subsecretario de Justicia. "El acuerdo de varios millones de dólares no tiene precedentes, tanto en tamaño como en alcance", dijo.

"Este acuerdo histórico es un paso importante en nuestros esfuerzos para erradicar los fraudes en la salud", dijo Bill Corr, subsecretario de Salud.

"Históricamente, nuestro sistema de salud ha sido objetivo de estafadores que pensaban lograr una ganancia fácil a costa de la seguridad pública", agregó.

GSK se declaró culpable de hacer promoción ilegal de ciertos fármacos, de emitir declaraciones engañosas sobre el precio y la eficacia de los medicamentos y de no tener en cuenta estudios que demuestran la ineficacia de los fármacos.

El fraude concierne en especial a tres medicamentos. Uno de ellos es el Paxil, el cual GSK "comercializó" falsamente como un antidepresivo para niños, cuando nunca había sido aprobado como tal por las autoridades sanitarias.

Otro es el Avandia, un antidiabético vendido por GSK sin alertar sobre el riesgo de ciertos efectos secundarios.


Y el tercero es el Wellbutrin, un fármaco para tratar la depresión severa que GSK publicitó como un medicamento para "estar más delgado o tener más relaciones sexuales", dijo Carmen Ortiz, fiscal de Massachusetts (noreste).

Vacaciones en Hawai o conciertos

Con este acuerdo, el gigante farmacéutico también reconoció haber financiado operaciones de promoción de sus productos en las que instaba a los médicos a prescribir los fármacos a cambio de "vacaciones en Hawai, cacerías de faisanes en Europa o conciertos", agregó.

"Este acuerdo es el resultado de negociaciones que llevaron a un acuerdo tentativo en noviembre de 2011. GSK hará pagos por un total de 3.000 millones, que serán cubiertos por las reservas existentes y financiados con las reservas de efectivo existentes", señaló el gigante farmacéutico en un comunicado.

El acuerdo no sólo fue celebrado con el gobierno federal, sino con varios estados de Estados Unidos y el Distrito de Columbia.

"Pone fin a todas las sanciones penales y civiles relacionadas con una investigación iniciada por el fiscal del estado de Colorado (oeste) en 2004 y retomada más tarde por el fiscal de Massachusetts (noreste) sobre las prácticas comerciales del grupo con respecto a nueve productos", detalló GSK.

El acuerdo también incluye una investigación del Departamento de Justicia sobre declaraciones fraudulentas de precios relacionadas con el programa federal de seguro médico para personas mayores o de bajos ingresos (Medicaid), así como sobre marketing y declaraciones reglamentarias vinculadas al Avandia, añadió GSK.

Desde la creación de un equipo de lucha contra el fraude a la salud en mayo de 2009, "este combate ha sido una prioridad del gobierno", dijo Cole, precisando que el gobierno de Barack Obama recaudó un total de 10.200 millones de dólares en multas y otros acuerdos amistosos e inculpó a más de 800 personas por estafas vinculadas con la salud.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.