Científicos franceses estudian la resistencia femenina en un maratón extremo

Un grupo de investigadores franceses estudiarán las reacciones y la resistencia de los participantes del Ultra-Trail del Mont Blanc (UTMB), un maratón extremo que se celebra este fin de semana, centrándose en particular en la capacidad de resistencia de las mujeres.

Científicos franceses estudian la resistencia femenina en un maratón extremo Científicos franceses estudian la resistencia femenina en un maratón extremo

La resistencia es determinante en esta prueba de alta montaña, con un recorrido de 168 km y un desnivel de 9.600 m, en la que participan 2.300 concursantes seleccionados por sorteo. Los mejores terminan esta prueba en menos de 24 horas y los últimos necesitan el doble de tiempo.

"Los trastornos agudos asociados a la práctica del ultramaratón se desconocen en el caso de las mujeres, que representan entre el 10 y el 15% de los participantes", explica a la AFP Guillaume Millet, investigador adscrito al Instituto Nacional de Salud y de Investigación Médica (INSERM) y experto en fisiología del deporte de la Universidad de Saint-Etienne.

"Hasta ahora habíamos estudiado las consecuencias biológicas y los mecanismos de fatiga neuromusculares sólo en los hombres", dijo.

Un primer estudio realizado en 2009 mostró que, tras esta prueba, el músculo no resultaba muy dañado, pero que el cansancio procedía del sistema nervioso central, explica el investigador, que practicó él mismo esta disciplina.

"El 98% de los sujetos recuperaban su capacidad muscular en menos de 15 días", apunta.

La segunda parte del estudio quiere explorar más a fondo este cansancio nervioso con la ayuda de una técnica innovadora, la "estimulación magnética transcraneal".

Se trata de aplicar campos magnéticos de un milisegundo con la ayuda de un gran imán colocado en la cabeza para estimular la corteza motora y grabar la respuesta de los músculos. También se comprueba el cansancio cognitivo (intelectual).

En total, 20 hombres y 15 mujeres se prestan a ello, antes y después de la sesión deportiva, precisó el doctor Laurent Gergelé, del hospital de St-Etienne.

Durante el ultramaratón, los participantes en el estudio estarán equipados con GPS y aparatos de medición de la frecuencia cardiaca.

"Hay algunos ejemplos de ultra resistencia en los que las mujeres ganaron a los hombres. Pero quizás la diferencia se reduce entre ambos sexos cuando la distancia aumenta", se pregunta Millet. El estudio permitirá ver si las mujeres, que tienen una capacidad respiratoria menor, resisten mejor o peor el cansancio inducido por un esfuerzo del tipo de un ultramaratón.

"En función del tamaño, el consumo de líquido es del orden de 600 ml por hora, es decir, al final de entre 15 y 18 litros en el caso de los mejores", explica.

De ahí los problemas gástricos, las náuseas y los problemas de tránsito (diarrea) que constituyen factores que limitan en este deporte, prosigue el investigador.

El estudio permitirá comparar las perturbaciones neuromusculares (de los músculos locomotores y respiratorios -diafragma-) y biológicas entre mujeres y hombres emparejados por edad y nivel de rendimiento.

Las repercusiones del maratón extremo en las funciones renales también se estudiarán. Ya se produjeron algunos casos de insuficiencia renal aguda con necesidad de diálisis tras un esfuerzo de este tipo, incluido en la prueba del Mont Blanc.

Pero se descubrió que era el resultado de "el uso de antiinflamatorios sin receta médica que no hay que tomar para este tipo de pruebas", asegura Gergelé.

Igual que en 2009, el estudio se realiza con la universidad y el hospital de Saint-Etienne en colaboración con la Escuela Nacional de Esquí y Alpinismo (ENSA) de Chamonix, el lugar donde se llevarán a cabo los exámenes y la salida de la carrera.      

AFP                                                         

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.