Casi la tercera parte de los jugadores de clubes de fútbol brasileños son extranjeros

El 31% de los refuerzos para este año son extranjeros. De acuerdo con el informe de los 22 principales clubes de Brasil, tan solo siete carecen de jugadores extranjeros en tanto que siete contrataron el límite de los que pueden alinear, tres o más.

Casi la tercera parte de los jugadores de clubes de fútbol brasileños son extranjeros  Casi la tercera parte de los jugadores de clubes de fútbol brasileños son extranjeros

Río de Janeiro - El número de jugadores extranjeros contratados por los 22 principales clubes brasileños aumentó en un 31 por ciento en la actual temporada, al pasar de 29 en diciembre pasado a 38 este mes, según un estudio divulgado hoy por la consultora Pluri.

"Los extranjeros se convirtieron en una clara opción de mercado para los clubes brasileños y pasaron a ser importados en cantidades cada vez mayores por un número creciente de equipos", según la consultora brasileña que cuenta con un departamento especializado en negocios deportivos.


Los clubes brasileños con más jugadores extranjeros en sus plantillas son Atlético Paranaense (4), Figueirense (4) e Internacional (4).

Enseguida se ubican Cruzeiro, Flamengo, Palmeiras y Vasco da Gama, con 3 extranjeros cada uno.

Por procedencia, casi la totalidad son de países latinoamericanos vecinos.

Los más numerosos entre los extranjeros que tienen contrato con los 22 clubes más importantes de Brasil son los argentinos, que saltaron de 15 el año pasado a 17 en la actual temporada, seguidos por uruguayos (5), paraguayos (4), colombianos (4) y chilenos (3).

En seguida se ubican Perú, Ecuador, Bolivia, China y Angola, cada una con un jugador.

La consultora atribuye el aumento de las contrataciones al fortalecimiento de la economía brasileña y de su moneda, el real.

"Brasil es económicamente más fuerte que sus vecinos y tiene una moneda más apreciada que la de sus vecino, lo que abarata la contratación de extranjeros", asegura el estudio.

El informe agrega que el aumento de los ingresos de los clubes brasileños les permite ofrecer mejores salarios que los que los extranjeros reciben en sus países e incluso sueldos menores que los que exigen los propios jugadores locales.

"La crisis económica redujo la demanda europea por jugadores latinoamericanos en general, lo que abrió espacio para que Brasil pase a ser visto como una alternativa de mercado más interesante para los jugadores de los países vecinos", según la consultora.


Otras ventajas es que los campeonatos brasileños, por ser más competitivos, sirven de vitrina para los jugadores que quieren transferirse a Europa y que, jugando en Brasil, los extranjeros de países vecinos están más cerca de sus familias.

"Este movimiento es irreversible y positivo para los clubes nacionales porque permite contratar jugadores de buen nivel pagando menos que los costosos jugadores brasileños. A los extranjeros les abre un nuevo mercado, con excelentes perspectivas profesionales para destacarse", según Pluri.

Fue precisamente la fortaleza económica la que le permitió a los clubes brasileños, generalmente diezmados a cada mercado invernal europeo de fichajes, sufrir pocas bajas el mes pasado, cuando se cerró la ventaja de transferencias.

La mayoría de los clubes brasileños mantuvo este año a sus principales jugadores pese a ofertas hechas por algunos equipos europeos por futbolistas como Neymar, Paulo Henrique Ganso, Lucas y Leandro Damiao.

El Flamengo repatrió por un elevado precio al delantero Vágner Love, que estaba en el CSKA de Moscú.

El Internacional contrató al centrocampista argentino Jesús Dátolo (Espanyol) y el Gremio garantizó el regreso a Brasil del boliviano Marcelo Martins Moreno (Shakhtar Donetsk ucraniano).

El Palmeiras se reforzó con el zaguero paraguayo Adalberto Román (River Plate argentino) y con el delantero argentino Hernán Barcos (LDU ecuatoriano), y el Vasco da Gama con el delantero ecuatoriano Carlos Tenorio (LDU).

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.