Vivir de los congestionamientos viales

Un nuevo estudio revela que Ciudad de México tiene uno de los peores tráficos vehiculares del mundo. Pero esta situación es aprovechada -con ingenio- por muchos mexicanos para ganarse la vida.

Manuel ha sobrevivido gracias a los congestionamientos vehiculares Manuel ha sobrevivido gracias a los congestionamientos vehiculares

Es una escena común en Ciudad de México: decenas de personas caminan ofreciendo sus productos, algunos con carteles con el precio. Nada tendría de raro si no fuera porque estos mercados están dentro de las vías rápidas de la capital mexicana.

La crisis económica y la falta de empleo provocaron que miles de mexicanos vivan, literalmente, de los congestionamientos vehiculares.

En las calles atestadas de automóviles ofrecen de todo: café, jugo y fruta por la mañana, agua, sombrillas, cigarrillos, libros, sándwiches, discos, periódicos, matamoscas, aparatos de masaje, esculturas, dibujos artísticos, pieles de animales y hasta alfombras.

En Ciudad de México circulan unos cuatro millones de automóviles al día, potenciales clientes cautivos para los comerciantes ambulantes quienes incluso se adaptan a las condiciones del mercado, como le dice a BBC Mundo Manuel, un vendedor callejero.

"Vendo según la temporada, por ejemplo ahorita con las lluvias tengo paraguas (sombrillas), en Día de Muertos vendo máscaras y en septiembre trompetas", explica.

De acuerdo con el oficial Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi), más de 800.000 personas se dedican al comercio informal en Ciudad de México.

No se sabe cuántas lo hacen en las calzadas y avenidas, pero la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope), estima que son decenas de miles.

¿Vías rápidas?

La razón por la que se instalan los mercados dentro de vías rápidas, es porque estas calles no lo son en realidad: la mayor parte del día están saturadas de automóviles.

Recientemente un estudio patrocinado por IBM estableció que la capital mexicana tiene el peor tráfico vehicular entre 20 ciudades del mundo.

El diagnóstico surgió tras una encuesta aplicada a 8.000 personas, a quienes se preguntó su nivel de sufrimiento de conductor y sus consecuencias en estrés, pérdida de tiempo y de salud.

La Ciudad de México resultó la peor evaluada y con razón, afirman especialistas: en las horas pico el promedio de velocidad es menor a 10 kilómetros por hora.

Miles de automovilistas destinan hasta cinco horas al día en sus traslados, y con frecuencia las principales avenidas, con 10 carriles, sin semáforos ni cruces con otras calles, permanecen totalmente paralizadas.

Pero no hay mal que por bien no venga, pues esos sitios albergan a cientos de miles de potenciales consumidores, que a personas como Manuel les han ayudado a sobrevivir durante décadas.

"Llevo bastante tiempo, casi toda mi vida he sido vendedor ambulante", confiesa.

Delincuencia

Sin embargo, la vida entre autos, motocicletas y autobuses no le sonríe a todos, como sucede a Miguel Ángel Sánchez, vendedor de periódicos.

"Realmente no ayuda a mi economía", dice en conversación con BBC Mundo. "Hay más tráfico pero no se venden más periódicos, eso no beneficia".

Tiene razón: las ganancias de Miguel Ángel son, en promedio, de US$2 al día. Es su único ingreso.

Más allá de las ganancias, para algunos el comercio en las vías rápidas de la capital mexicana causa otros problemas.

El diputado local Raúl Nava Vega le dice a BBC Mundo que, además del riesgo de accidentes, las autoridades han detectado a delincuentes mezclados entre los vendedores.

"Pasan a ofrecerte la mercancía pero también se fijan si traes bolsa o la marca de tu reloj. Luego avisan a los ladrones que camino adelante sacan la pistola y te asaltan", afirma.

¿Cómo se puede resolver este problema?

El legislador dice que el gobierno local debe impedir el comercio en las avenidas centrales, aunque ciertamente no existen leyes que explícitamente lo prohíban.

Pero la única solución es educar a los automovilistas, reconoce Nava Vega. "Están allí porque la gente les compra, si no tuvieran ganancias no se meterían a esas calles", dice.

Las mejores y las peores ciudades para conducir

Las cinco ciudades con el peor caos vehicular:

    * Ciudad de México (México)
    * Shenzhen (China)
    * Pekín (China)
    * Nairobi (Kenia)
    * Johanesburgo (Sudáfrica)

Las cinco ciudades más amigables con los conductores:

    * Montreal (Canadá)
    * Londres (Reino Unido)
    * Chicago (Estados Unidos)
    * Estocolmo (Suecia)
    * Toronto (Canadá)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.