Indicadores Financieros

Trabajo

Y usted, ¿Por qué no es un líder?. Si usted piensa que es un líder, pero no ha sido reconocido como tal, tiene un problema.

Si usted piensa que es un líder, pero no ha sido reconocido como tal, tiene un problema.

Y usted, ¿Por qué no es un líder?

Ser jefe o estar en una posición superior no lo hace un líder. Aunque muchos lo crean así, puede que las personas que estén a su alrededor no lo consideren de la misma manera. Evalúe si tiene las siguientes cualidades.

El liderazgo es un don que pocos tienen, pero muchos lo desean. ¿Cómo reconocer si usted cumple con las cualidades de un líder o por el contrario está lejos de serlo?

Aunque muchos crean que estar en un cargo superior lo convierte automáticamente en un líder, lo cierto es que lo uno no lleva necesariamente a lo otro.

Mike Myatt, señala en un artículo publicado en Forbes, que si usted piensa que es un líder, pero no ha sido reconocido como tal, tiene un problema. Su autoevaluación es incorrecta o los que están a su alrededor no reconocen su talento.

Sin embargo, si maneja correctamente la situación, puede llegar a resolverlo. “Tal vez uno de los problemas más significativo en el mundo de hoy es que muchos de los que desean salir adelante, no tienen deseo de ayudar a otros”, señaló Myatt.

De acuerdo con Myatt , usted no es líder si...

1. Usted no consigue resultados: Los verdaderos líderes cumplen lo que se proponen y superan las expectativas. Tenga en cuenta que no hay resultados sin liderazgo.

2. Se obtienen resultados de manera equivocada: Si la única manera de conseguir resultados es a través de artimañas no es un líder. El fin no justifica los medios. Si usted abusa de su influencia, no trata bien a las personas o confunde manipulación con liderazgo, puede que gane algunas batallas, pero perderá la guerra.

3. No me importa: La indiferencia es una característica no muy adecuada para el liderazgo. Usted no puede ser un líder si no se preocupa ser una guía.

4. Está persiguiendo una posición y no un propósito más elevado: Si usted valora el interés propio por encima del de los demás, simplemente no entiende el concepto de liderazgo. El líder cuida algo más que sólo su bienestar y trata de llevar a otros a un mejor lugar.

5. Se preocupa más por hacer promesas que por mantenerlas: El liderazgo no es acerca de su retórica, sino de sus acciones. Puede tener visión, pero es el cumplimiento de las metas lo que determinará su éxito.

6. Corta las alas de sus trabajadores: El verdadero liderazgo consiste en ayudar a las personas a alcanzar lugares o posiciones a los que no sabía que podía llegar.

7. No le gustan los cambios: Hay que entender cuando es necesario realizar un cambio.

8. El liderazgo real crea un imán de talento y no un repelente: Si no puede adquirir, desarrollar o retener el talento, no es un líder.

9. Asume todos los elogios: El verdadero líder no busca ser el centro de atención, sino que hace brillar a los demás. Los mejores líderes usan el "yo" al aceptar la responsabilidad por los fracasos y utilizan el "nosotros" cuando se refieren a los éxitos.