Indicadores Financieros

Educación

Universitarios, dispuestos a estudiar virtualmente .

Universitarios, dispuestos a estudiar virtualmente

La flexibilidad horaria y menores costos son dos razones poderosas para realizar los estudios de manera virtual.

Trabajando.com y Universia realizaron su primera encuesta de empleo del 2013 con el objetivo de indagar sobre los estudios de manera virtual.

En el estudio participaron cerca de 13.000 estudiantes universitarios de nueve países de Iberoamérica: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España, México, Perú, Portugal y Puerto Rico.

La posibilidad de estudiar de manera virtual está cada vez más presente entre la oferta de estudios de las universidades del mundo. No obstante, la credibilidad sobre el aporte profesional y laboral que brinda este estilo de estudio sigue dividida entre quienes lo apoyan y los que no lo hacen.

El 59% del total de encuestados afirmó estar interesado en realizar un estudio de manera virtual, frente a un 41% que respondió negativamente.

Del 41% de los encuestados que respondieron no interesarse en estudiar una carrera a virtual, el 38% respondió que no lo haría porque en el mercado existe una mala percepción de esta modalidad. De los restantes, se argumentó en iguales proporciones (29%) que no lo hacen porque no existe un contacto personal con el docente, y porque les faltan recursos económicos. Sólo el 4% lo vinculó a las limitaciones tecnológicas.

Sobre el nivel formativo, el 54% de los encuestados respondió que el estudio virtual no es igual al presencial, mientras que el 46% considera que sí.

Una Opción

Para Ruth Polchlopek, gerente general de Universia Colombia, el estudio virtual se ha convertido en la mejor alternativa de quienes no pueden asistir presencialmente a una clase, pero también, es el mejor espacio para aprender realmente lo que se quiere, incluso con una modalidad de autoaprendizaje.

“La educación virtual favorece el desarrollo de competencias en el uso de tecnología, aprendizaje autónomo, trabajo en equipo y la posibilidad de conocer experiencias e intercambiar con compañeros de diferentes regiones, generando algunas competencias adicionales que son de gran ayuda al momento de ingresar al mercado laboral”, indica.

A quienes no realizarían este tipo de estudio les preguntamos sobre los aspectos que tienen en cuenta para no estudiar un programa virtual. Un 37% respondió que el vínculo personal alumno-profesor es vital, por su parte el 27% cree que se da por una supuesta mala calidad académica, el 25% opinó que por prejuicios, en tanto que un 11% considera que el panorama es adverso simplemente por temor a lo desconocido.

Ricardo Garcés, country manager de Trabajando.com Colombia, realizó algunas recomendaciones sobre el tema: “Muchas de las empresas que se encuentran en nuestra comunidad laboral, evalúan minuciosamente en sus procesos de selección, la titulación virtual del candidato que se postula.

En algunos casos, la falta de certificación de estos estudios o de las instituciones que los imparten, sumado a la poca calidad de los mismos, puede ser un factor determinante en la elección del candidato. Es importante que las personas corroboren ante el Ministerio de Educación Nacional, la legitimidad de la institución que ofrece el programa académico y la calidad del mismo, para garantizar que la titulación tenga un buen nivel en el mercado”.

Las razones

Dentro del 59% de personas que estudiarían una carrera virtual, se indagó sobre el tipo de titulación que les gustaría obtener: La mayoría (64%) buscarían una doble titulación, mientras que el 28% un título en el ámbito nacional, y el 8% restante le interesaría la titulación de una universidad extranjera.

La decisión de elegir una carrera a distancia puede darse por diferentes motivos. De los que realizarían esta clase de estudio representado por el 59% del total de encuestados, un 23% resalta la flexibilidad horaria que garantiza esta dinámica educativa.

Por su parte, el 14% considera importante la disminución de costos que representa para el estudiante, y el 13% valora el poder acceder a universidades de prestigio. No tener que asistir a clases (7%) y la dinámica de la metodología (10%) fueron otros de los que los encuestados marcaron como relevantes.