Lo bueno y lo malo de  pertenecer a un sindicato

por Katherinn Cuervo

¿Está interesado en hacer parte del sindicato de su empresa, pero no sabe qué tan conveniente le pueda resultar? Con esta información podrá tomar una buena decisión.

123RF 123RF

Que los sindicatos acaban las empresas, que no pelean por los empleados sino por sus beneficios individuales, que finalmente se “venden” a la compañía para ganar más dinero, que son oportunistas o todo lo contrario que son de gran ayuda para mejorar la calidad de vida de los funcionarios en una entidad. ¿Tienen validez alguno de estos imaginarios? En este artículo queremos comprobar la veracidad o no esas afirmaciones.

Lo cierto es que los convenios 87 y 98 de la OIT, Organización Internacional del Trabajo, el Código de trabajo, la jurisprudencia, algunos decretos y la constitución en el artículo 39, resguardan el derecho a constituir un sindicato. Es decir, que cualquier trabajador tiene la libertad de afiliarse, crear u organizar un sindicato sin injerencias del Estado o del empleador.

Básicamente, el sindicato es una asociación integrada por trabajadores, ya sea de empresas públicas o privadas. Tiene como objetivo defender y promover los intereses sociales, económicos y profesionales que se relacionan con la actividad laboral, la tarea entonces es negociar sobre las inconsistencias o problemáticas que existan en la empresa para ofrecer un bienestar a los empleados.

FP recomienda: ¿Puede un contrato a término fijo convertirse en uno indefinido?

María del Carmen Vivas, presidenta de la junta directiva de Ansemitra, el sindicato de trabajadores públicos del Ministerio de Transporte, dice que lo más importante de una asociación como estas, es la relación laboral entre empleador y empleado, porque las dos partes tienen la posibilidad de sentarse y trabajar conjuntamente por la calidad de vida de la organización.

“La unión hace la fuerza, el trabajo en equipo es lo mejor”, comenta Vivas. Señala como un logro el cambio de sede del Ministerio, cuyo deterioro fue ignorado por varias administraciones en los últimos años. “El edificio se estaba cayendo y entre todos luchamos para conseguir esta nueva sede”, dijo.  

Lo que debe tener en cuenta

Las personas que se afilien a un sindicato deben tener capacidad de negociación, porque finalmente se trata de mantener un diálogo entre ambas partes para llegar a un consenso. Un sindicato de trabajadores no debe tener un número inferior a 25 personas afiliadas y un sindicato patronal, deber ser de al menos cinco patronos como independientes.

Además, existen cuatro tipos de sindicato, entre los que se encuentran: los de empresa, los de industria, los gremiales y los de oficios varios. Por otro lado, la junta directiva es la encargada principal de la vocería del sindicato, ellos son los líderes, quienes representan a todos los funcionarios y están pendientes de las necesidades de los mismos.

También puede leer: ¿Cómo obtener los mismos beneficios que un contrato laboral, si está por prestación de servicios?

Lo bueno

  • Vivas lleva 21 años en Ansemitra y considera que lo mejor de pertenecer a un sindicato es la satisfacción personal que se tiene por lograr hacer algo bueno por los demás, estar al servicio y ver que hay gente que con una acción proactiva y que beneficia al conjunto, es feliz. Recalca también que estar vinculado en estas asociaciones permite conocer más de cerca los problemas para trabajar en ellos y encontrar una solución.
  • De acuerdo con Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, un beneficio más es hacer parte de lo que es un mecanismo democrático de representación de los trabajadores y el derecho a huelga para poder presionar por las  vías legales los acuerdos de mejora laboral.
  • Otra ventaja es la protección por entidades como la Procuraduría, la Fiscalía, como también por parte de la gente. Además de que tienen un fuero sindical, es decir, que usted cuenta con una protección especial que evita que su empleador lo pueda despedir sin autorización. Para que eso ocurra, debe tener el consentimiento del Ministerio de Trabajo.
  • De acuerdo con Adriana Montoya fundadora de la firma Am Grupo Jurídico S.A.S, existe el fuero sindical, que es para las personas que hacen parte de la asociación como directivos o personas nombradas en comisiones  y el fuero circunstancial, que cobija a las personas que estén vinculadas en el momento de la negociación de un pliego de peticiones. El primero, tiene una protección durante dos años, que es lo que usualmente dura la junta directiva más seis meses, y el segundo según el tiempo que dure la discusión del pliego de peticiones más seis meses.
  • Los permisos: de acuerdo con los artículos 57 y 59 del Código Sustantivo de Trabajo, la empresa está en la obligación de dar los permisos necesarios para que el afiliado del sindicato pueda cumplir con las actividades o funciones que tengan.

Lo malo

  • Es un doble trabajo, porque usted debe cumplir con sus actividades como funcionario de la empresa y con los compromisos que haya asumido con la asociación. Vivas por ejemplo, además de ser presidente de Ansemitra, es abogada de la oficina jurídica.
  • No hay bonificaciones, ni dinero extra. Los miembros del sindicato no cuentan con algún beneficio económico.
  • Como miembro es posible que le hagan algún tipo de descuento sobre el salario que recibe mensualmente. Por ejemplo, en Ansemitra, se le descuenta el 1% a los trabajadores que pertenecen a este. María del Carmen opina que  debería ser obligatorio el aporte por parte de todos los trabajadores así no estén asociados, “finalmente es un beneficio para todos”.
  • Tiene que enfrentarse a temas polémicos como las nóminas paralelas, que tienen que ver con la congelación de la vinculación directa con el Estado, mientras aumentan los contratos de prestación de servicios de trabajadores independientes, por lo que es menor el número de personas que podrían pertenecer al sindicato y aportar a él.

Jaramillo explica que la importancia de que una empresa tenga un sindicato, es la posibilidad de dialogar o negociar en colectivo por lo que no hay necesidad de sentarse con cada trabajador, además tiene la posibilidad de “tener un conducto de información directa en la cuestión de capital trabajo para  la producción”, que tiene que ver con la comodidad de los empleados a la hora de realizar sus actividades laborales para tener un mejor resultado en la producción.

Quizás le interese: El exámen que la empresa le debe hacer cuando termine su contrato

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.