¿Alcanza el salario mínimo para cubrirse de los impuestos que trae la reforma tributaria?

por Francisco Gómez Villamizar

Aunque el principal aumento es el IVA del 19% que empieza a aplicarse el 1 de febrero de 2017, los analistas dudan que el alza del mínimo sea suficiente para que el bolsillo de los colombianos no se vea tan afectado por los nuevos tributos nacionales.

123RF 123RF

El incremento del 7% en el salario mínimo y el auxilio de transporte, los cuales quedaron en $737.717 y $83.140, respectivamente, indignó a una buena parte de la población colombiana económicamente activa. Esto, porque con $820.857 que podría recibir un hogar conformado por papá, mamá y dos hijos, apenas alcanza para sus necesidades más apremiantes como vivienda, alimentación, salud y transporte.

Eso sin contar con el efecto que tendrá el incremento del mínimo sobre los impuestos que empezaron a regir con la reforma tributaria que fue aprobada en el Congreso, cuyo principal alza, el del IVA al 19% será aplicada desde el próximo 1 de febrero. Muchos colombianos están con libreta, lapicero y calculadora en mano, haciendo sus cuentas para ver cómo se las arreglarán para vivir con el mínimo y los impuestos que trae la nueva ley en este año, incluso hasta el 2020.

Entre los expertos es claro que por esta época del año hay una discusión en torno a la pregunta de ¿para qué alcanza el mínimo? “Tradicionalmente la discusión de para qué alcanza el aumento del salario mínimo llega a la misma respuesta: “No alcanza para mucho” y menos después de un año tan complejo como el 2016 especialmente en materia de inflación”, señala Wilson Tovar, jefe de investigaciones económicas de la comisionista de bolsa Acciones y Valores.

FP recomienda: En 7% quedó el aumento del salario mínimo para 2017

En su opinión algunos impuestos de la reforma ya estaban vigentes y por lo tanto, el problema no será de gastos, sino que los colombianos tendrán que buscar nuevas formas de ingresos “y hay que ser creativos para migrar a conceptos de pagos por tareas para permitir no depender de un trabajo sino quizás de dos o de tres”, indica. “Como dijo el alcalde Mockus es imposible vivir de un salario mínimo y en ese contexto no se puede vivir en una familia con un solo ingreso así que todos ponen porque todos tienen que trabajar. También veremos una economía que converge a la formalidad más lentamente porque indiscutiblemente los colombianos buscarán la forma de “hacerle la trampa al peso” en mercados informales donde no se paga el IVA. No me imagino la gente haciendo mercado en el supermercado teniendo la posibilidad de ir a la plaza donde la facturación es menos formal”, explica el experto.

De otro lado, el problema en el país viene siendo la inequidad, es decir, la mala distribución del ingreso, porque en épocas de bonanzas como la que ocurrió recientemente con el petróleo, los beneficios fueron para unos pocos. Pero cuando llegan las vacas flacas, todos los colombianos deben pagar las consecuencias y poner. Así lo sostiene el profesor Édgar Jiménez, docente asociado de posgrados en ciencias administrativas de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

“Hoy es claro que estos aumentos tienen un menor aporte al bolsillo de los colombianos es menor.  Si a esto se le suma la reciente reforma tributaria, cuya fuente relevante de ingresos es el ajuste al IVA del 16% al 19% que afecta a todos por igual, es claro que para equilibrar la balanza se haría necesario un mayor incremento de los salarios.  Con seguridad el aumento en el salario mínimo del año 2017 apenas cubrirá parte de de los cambios significativos que se dan el los niveles de precios y gastos de los colombianos como: alimentos, matrículas, transporte, entre otros”, dice Jiménez.

Siga leyendo: ¿Para qué alcanza el aumento del salario mínimo?

Para el analista, otro elemento clave de esta ecuación (salario mínimo y reforma tributaria), es la productividad del país. El desarrollo de sectores como el agrícola o industrial que convierten a Colombia en una despensa regional es una de las alternativas que permitan mejorar el nivel de ingreso, obviamente anclado a una justa distribución del mismo.  Esto requiere fuertes inversiones y políticas públicas de Estado que garanticen una visión de largo plazo de este estilo. “En Colombia el problema en principio no es un bajo nivel de ingreso nacional, porque se han vivido épocas de bonanzas, sino la injusta distribución del mismo y los malos manejos de los administradores de recursos públicos que generan significativas desigualdades”, agrega.

A su turno, Omar Alonso Patiño Castro, profesor titular de la facultad de Administración, Finanzas y Ciencias Económicas de la Universidad EAN, explica que el impacto del mínimo en los hábitos de consumo de los colombianos será marginal. “Si existe un adecuado control de precios por parte del gobierno y se evitan las aberraciones que podrían darse en el mercado toda vez que se pueden justificar aumentos generalizados en los precios de los productos así no exista ninguna relación con el impuesto. Lo importante de esta decisión es que recupere y mantenga el poder adquisitivo del salario mínimo toda vez que en los dos últimos años el salario mínimo ha perdido valor frente al aumento de los precios”, afirma.

Añadió que el aumento del IVA en 3 puntos porcentuales no impactará a los productos de la canasta familiar. Acorde con ello, a pesar de que impacta las finanzas de todos los ciudadanos, quienes devengan un salario cercano al mínimo, lo sentirán pero no de manera directa ya que gran parte de su gasto continuará exento del pago de este tributo.

Tabla de incremento en el salario mínimo desde los 80

También le puede interesar: ¿Cómo ha perdido valor su dinero en 2016?

Editor FinanzasPersonales.com.co

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.