Cómo anunciar en redes sociales que lo despidieron (para que le ayuden  a encontrar otro trabajo)

por BBC Mundo

¿Lo dice o no lo dice? ¡Cómo lo dice? ¡Cómo transformar un episodio negativo que se ve como negativo en una oportunidad inmediata? Estas son las claves para ser un buen promotor de su propia carrera profesional.

123RF 123RF
;
BBC

¿Cuántas personas conoce que, al ser despedidos de sus trabajos, toman la decisión de escribir una publicación en Facebook para anunciarlo a todo el mundo? Le presentamos a Sree Sreennivasan, quien hasta este verano fue el jefe del departamento digital del Museo Metropolitano de Arte, en Nueva York.

Lo primero que hizo Sreennivasan luego de que lo despidieran fue publicar un detallado comentario en Facebook contando todo lo que había pasado. Explicó que su cargo en el museo desapareció debido a una reestructuración financiera, invitó a sus amigos a tomar café y a caminar por el parque (ahora tenía más tiempo libre), y pidió que llenaran un formulario en Google donde le propusieran ideas sobre cuál pudiera ser su siguiente paso.

Su apuesta pública dio resultados: más de 1.200 personas le dieron "Me gusta" a la publicación, 1.300 llenaron la planilla e incluso le hicieron ofertas de trabajo. Un par de meses después, le propusieron el cargo de jefe del departamento digital en la Alcaldía de Nueva York, pues habían leído en Facebook que Sreennivasan estaba disponible. Todo un giro inesperado, ¿verdad? Bienvenidos a 2016 y las nuevas formas de relacionarse para buscar trabajo.

FP recomienda: Consejos de LinkedIn para una exitosa búsqueda de empleo

¿Funciona para todos?

Cuando Sreennivasan aplicó su osada estrategia, tenía una red de más de 5.000 colegas y amigos, y ya era un gurú de las redes sociales. Entonces, ¿funcionaría igual el método para alguien con 500 amigos en Facebook? La respuesta de Sreenivasan es que sí. "No necesita hacer un post en Facebook. Puede escribir a 15 de sus amigos más cercanos y contarles lo que pasó. La idea no es llegarle a millones de personas, sino decirle a la gente que lo puede ayudar", dice Sreennivasan. Y no se limite a pedir ayuda, agrega.

"Sea muy específico sobre las cosas que puede hacer y qué tipo de proyectos está buscando, porque incluso sus mejores amigos puede que no tengan idea de lo que hace, cuáles son sus habilidades profesionales, o qué quiere hacer".

Lección aprendida

Uno de los principales consejos de Sreennivasan es que no espere hasta que necesite a las personas para relacionarte con ellas. "Busque a las personas cuando no las necesite. Construya su red profesional cuando no necesita a sus colegas. Contacte a la gente cuando no la necesite", aconseja Sreenivasan.

Es algo tan sencillo como enviarles un mensaje de texto o hacerles una breve llamada telefónica, o un comentario en su Facebook, para hacerles saber que está pensando en ellos. "De esta forma, cuando llegue el momento de necesidad un mes o un año después, todo será más fácil porque estuvo en contacto, y no apareció solo para pedir algo".

"Ese es el tipo de cosas que le permiten hacer las redes sociales", explica Sree. Según Claudia Jonczyk, profesora de la escuela de negocios ESCP Europe, esta estrategia también permite entrar en una red más amplia, donde puede encontrar oportunidades de negocios u ofertas de trabajo.

La gente a veces comente el error de asumir que las oportunidades de empleo o las recomendaciones solo vienen de las personas más cercanas en su red. "Pero esos individuos suelen tener el mismo tipo y nivel de información que usted tiene", apunta Jonczyk.

En vez de tocar esas conexiones, es más útil llegar a "esas fuentes distantes de información", aquellos que conocen a alguien que esté relacionado con alguien que pueda ayudarle en su búsqueda.

Quizas le interese: ¡Pilas! Su hoja de vida puede ser descartada en solo 8 segundos

Huella permanente

Si decide publicar algún mensaje en sus redes sociales, es importante "recordar que en nuestra era digital todo lo que comunica queda registrado como una huella permanente", dice Adam Lloyd, presidente de la firma de caza talentos Webber Kerr Associates. De modo que mantén un tono profesional. "Si su mensaje no es sostenible en el tiempo, no lo publique", dice.

Lloyd sugiere preguntarse a si mismo siempre antes de postear el mensaje: "¿Qué puedo ganar con esto? ¿Qué puedo perder?". Aunque escribir un texto vengativo contra la empresa donde trabajaba puede hacerle sentir bien en el momento, publicarlo es una mala decisión, incluso si lo hace con la intención de prevenir a otras personas sobre la cultura corporativa de esa empresa o sobre un jefe deshonesto.

Eso quizás le dé cierta atención en las redes, pero la actitud "pudiera ser vista por las empresas como una pésima decisión, que le muestre como una persona de alto riesgo, por lo que terminaría quemando puentes", comenta Lloyd.

Lloyd aconseja hacer pausa antes de darle clic para enviarlo. "Si decide hacerlo público, sugiero evitar reacciones emocionales inmediatas, nunca tomarlo en forma personal y no divulgar información confidencial de la empresa. Deje que los hechos hablen por usted y mantengase positivo".

Adicionalmente, evalúe la plataforma social que utilizará:"LinkedIn puede que no sea la red más apropiada para postear algo que inicialmente fue pensado para Facebook". Jonczyk agrega que también hay que tomar en cuenta dónde vive. "Ser despedido es un tema que se considera más tabú en Francia o Alemania, que en países con un mercado laboral más dinámico y con menos barreras para reingresar", explica. Por ello, su contexto es algo a evaluar a la hora de pensar en compartir este tipo de situaciones.

Otro elemento que influye en la decisión de publicarlo o no, es el tipo de trabajo que está buscando. Lisa Rangel, directora de la compañía ChameleonsResumes.com, señala que "si las redes sociales y comunicacionales digitales forma parte del tipo de trabajo que busca, es una decisión inteligente demostrar que sabes manejar esos medios".

"Si, en cambio, el tipo de empleo que quiere es más confidencial o delicado, exponer a todos lo que está buscando puede que no sea lo mejor. Es una decisión que depende de la situación de cada quien".

Auténtico y humilde

Por otra parte, sin importar qué tipo de búsqueda esté haciendo, evite decir cosas despectivas sobre su exjefe o la compañía donde trabajaba, sean en la red social o fuera de ella. "Nunca funciona bien. Asuma el despido como una experiencia de aprendizaje", dice Rangel. Por ello, quizás sea conveniente retomar el enfoque de Sreennivasan: "En una época donde se valora tanto la humildad y la autenticidad, él se hizo más humano y vulnerable", resalta Lloyd.

"No fue irresponsable, sino transparente y sincero. Más allá de exponer una situación desfavorable, mostró su vivencia como una oportunidad para aprender y para conectarse con sus amigos y colegas".

También puede leer : Así debería lucir el LinkedIn de un recién egresado

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.