Indicadores Financieros

Educación

¿Por qué estudiar en Alemania?. Si bien una de las metas de los programas del DAAD es promover el aprendizaje del idioma alemán, algunos de los programas que respalda se llevan a cabo en inglés.

Si bien una de las metas de los programas del DAAD es promover el aprendizaje del idioma alemán, algunos de los programas que respalda se llevan a cabo en inglés.

¿Por qué estudiar en Alemania?

Para el semestre de invierno de 2011 llegaron a Alemania alrededor de 6.600 estudiantes latinoamericanos, 3.375 de ellos lo hicieron gracias al apoyo del DAAD. Conozca las posibilidades que hay de ganar una beca.

El Servicio Alemán de Intercambio Académico, DAAD, es una entidad que agrupa universidades, centros superiores de educación y centros de investigación alemanes con el fin de promover la movilidad académica internacional y la internacionalización de las universidades alemanas.

Además, busca fortalecer el desarrollo académico en las regiones en las que trabaja, sin dejar de lado el entendimiento entre los países.

Deutsche Welle habló en la sede del DAAD en Bonn, Martina Schulze, jefe de división para África y América Latina y con Wolfgang Gairing, encargado de Argentina, Bolivia, Ecuador, Colombia y Perú acerca del papel del DAAD en la región y de las ventajas de estudiar en Alemania y obtener respaldo para adelantar proyectos de investigación.

¿Por qué estudiar en Alemania?

El nivel de su educación superior y la interacción existente entre el sector académico y los sectores productivos de la sociedad “resultan especialmente atractivos para algunas especialidades”, explica  Schulze.

En este sentido, añade: “Es el caso de los Jóvenes Ingenieros, programa a través del cual estudiantes y jóvenes graduados de las diversas ramas de la Ingeniería, vienen a Alemania y realizan un semestre de práctica”.

En esa área se especializa el 30% de los estudiantes que llegan al país gracias a una beca del servicio de intercambios alemán. Les siguen los estudiantes de Ciencias Naturales, matemáticos, físicos y químicos. Y también los estudiantes de lingüística y otras ciencias afines con el idioma alemán.

En cuanto a las ciencias humanas, el señor Gairing comenta: “Todos los años tenemos una lista de solicitudes sobresalientes del área de la filosofía, por ejemplo. Son científicos que aprendieron el idioma porque se encontraron con algún autor alemán y les surgió el interés por leerlo en su lengua materna”.

El alemán no es tan difícil como se cree

Si bien una de las metas de los programas del DAAD es promover el aprendizaje del idioma alemán, algunos de los programas que respalda se llevan a cabo en inglés. Para ello es necesario, no obstante, tener conocimientos básicos de alemán.

En este aspecto, el DAAD también apoya a sus becarios, con buen éxito hasta el momento, de acuerdo con Schulze: “Hemos tenido buenas experiencias en relación a los cursos de alemán que ofrecemos. Cuando se cuenta con un nivel bajo del idioma, se logra por lo general que, después de seis meses de curso, los estudiantes estén en capacidad de continuar su formación en una institución de educación superior alemana”.

Algunos de los programas del DAAD ofrecen la posibilidad de ir aprendiendo el idioma desde antes de llegar a Alemania. “Cuando alguien se quiere especializar en Ingeniería o Ciencias Naturales, diez semanas de curso intensivo, con 300 unidades de aprendizaje, son suficientes para estudiar aquí con éxito. El alemán no es tan difícil como siempre se cree”, asegura.

Estudiantes latinoamericanos en Alemania

Para el semestre de invierno de 2011 llegaron a Alemania alrededor de 6.600 estudiantes latinoamericanos, 3.375 de ellos gracias al apoyo del DAAD.

De ese número, 1.533 contaron con una ayuda financiera individual y 1.842 se beneficiaron de subsidios del DAAD para sus proyectos.

Conjuntamente con estudiantes de otros países de la región, llegaron 717 de Brasil, 597 de México, 314 de Chile y 509 de Colombia. Incluyendo los que ya se encontraban para la fecha en Alemania y los alemanes que estaban o viajaron a estudiar e investigar en América Latina con el patrocinio de la institución alemana, la inversión de ese año ascendió a los 41.094.191 euros.

Recomendaciones

Además de la información que puede encontrarse en su página oficial, el DAAD cuenta con un gran número de representantes en el extranjero, con centros de información y sedes regionales en Río de Janeiro y Ciudad de México. “En los centros de información”, dice Schulze, “puede obtenerse la información necesaria, de manera más individualizada, para los programas respectivos que ofrecemos en cada país”.

Gairing resalta a su vez la importancia de que los estudiantes traigan consigo una buena dosis de iniciativa propia para adaptarse a un círculo cultural desconocido.

En cuanto a la integración de los latinos en Alemania, concluye: “Muchos de los latinoamericanos que vienen a Alemania, tienen cierta tendencia a crear pequeños grupos. Ello es ciertamente necesario para adaptarse inicialmente a un país desconocido, pero deberían intentar después de cierto tiempo, salir un poco de su grupo y conocer a los demás estudiantes extranjeros y en especial a los alemanes. Ello es lo realmente enriquecedor de este tipo de experiencias.”