Indicadores Financieros

Ascenso

Ocho recomendaciones para jefes primerizos . Una de las recomendaciones más útiles para los nuevos jefes es la de no buscar ni señalar culpables en los primeros tropiezos.

Una de las recomendaciones más útiles para los nuevos jefes es la de no buscar ni señalar culpables en los primeros tropiezos.

Ocho recomendaciones para jefes primerizos

Enfrentarse a ser novato y convertirse intempestivamente en el líder de un grupo requiere de unas acciones a mediano y largo plazo para no fracasar.

“La primera vez es dura”, suelen decir con bastante frecuencia las personas cuando se enfrentan a una nueva experiencia de cualquier tipo, pues lo mismo sucede con quienes se estrenan en el rótulo de jefes primíparos. 

Mónica Reyes, psicóloga y profesora de la Universidad del Rosario, hizo una serie de recomendaciones para aquellos que se enfrentan a ese nuevo reto.

La experta en gerencia organizacional utilizó como base las recomendaciones de la exitosa publicación “Inteligencia Emocional en el trabajo” de Daniel Goleman y Carry Cherniss.
 
1. Auto-observe sus reacciones y las emociones que le despierta su ambiente de trabajo. Identifique cómo es el clima laboral y preste atención a lo que siente. Puede sentir miedo y preocupación por el nivel de exigencia que se aproxima.

2. Escuche y preste atención. No solo oiga, sino que trate de enfocar su mente en lo que los demás le están comunicando. Elabore un mapa de lo que le digan. Si sus futuros colaboradores le dicen “espero que las cosas con usted sean mucho mejores”, intente descifrarlo. Es cansancio?, es desesperanza? Es miedo? Escuchar las emociones le puede informar rápidamente del clima laboral.

3. Vigile su lenguaje no verbal. Más del 80% de la comunicación está en lo que no se dice con palabras. Cuide su postura corporal, su tono de voz, lo que dicen sus manos y su cuerpo en general.

En el primer momento que esté a cargo de una reunión o conozca a sus futuros colaboradores, no hable por el celular al mismo tiempo o escriba notas. Mire a la persona a los ojos, mantenga una postura que le permita tener apertura a lo que la otra persona le relata.

4. Conozca a su equipo de trabajo y aproveche la diversidad de talentos. Una excelente manera de posicionarse como líder del equipo es conocer la hoja de vida y la carrera de su equipo de trabajo. Conocer de cerca el tiempo que llevan laborando en la empresa, su opinión sobre el trabajo, el tipo de funciones que desempeña, sus motivaciones e intereses, le permitirá saber aprovechar los diferentes perfiles y también poder delegar funciones y tareas de forma diferenciada.

5. Si alguien comete un error, aproveche esto como una oportunidad de mejora y no lo descalifique delante de sus compañeros.

El respeto por el otro, por el esfuerzo que realiza y la consideración de los errores como experiencias de aprendizaje, lo ayudará a ver como un líder participativo, respetuoso y que incentiva el crecimiento personal. Cuando un alguien a su cargo se equivoque, convóquelo para que aprendan juntos como resolver la situación en vez de llamarle la atención sobre su error sin aprender nada sobre ello.

6. Aprenda a delegar tareas. Un jefe, no puede hacerse cargo de todo, en algún momento tiene que asignar tareas a su equipo de trabajo.

Para poder hacer una delegación adecuada, debe informar sobre el objetivo de la tarea, sobre las metas, la forma en que se espera que sea el trabajo, colocar ejemplos concretos sobre la forma en que la tarea se considera bien hecha, y cuando se esté desarrollando la tarea hacer una retroalimentación y seguimiento para garantizar el éxito de la gestión y la ganancia de confianza de los empleados.

7. Reconozca los éxitos y cuando un colaborador de su equipo realice bien su trabajo, hágale saber lo bien que lo hizo, de tal forma que sienta que su trabajo es importante.

Si va a hacer un reconocimiento asegúrese que sus palabras describan bien, porque considera que está bien esta tarea, remítase a hechos concretos que le ayuden a su colaborador a tener claro el criterio de desempeño solicitado. Por ejemplo: “excelente informe, muy organizado, los datos están muy completos”.

8. Preste atención a la comunicación. Reúnase periódicamente con sus colaboradores y aclare las tareas, escuche sus dificultades en el proceso, consulte otros niveles de la organización si es necesario, para conocer la mejor forma de llevar a cabo el trabajo, con esto sus colaboradores sentirán apoyo real a sus iniciativas y también orientación para la toma de decisiones.