Maltrato laboral, otra forma de violencia

El acoso laboral tiene el objetivo de generar malestar, insatisfacción o daño al empleado y casi siempre tiene el propósito de hacer que la víctima por iniciativa abandone el puesto de trabajo.

El acoso laboral generalmente no es demandado ante las autoridades por las víctimas. El acoso laboral generalmente no es demandado ante las autoridades por las víctimas.

Una investigación adelantada en la Universidad Nacional de Colombia en Manizales sobre los derechos humanos en las empresas evidencia, entre sus resultados parciales, que hay condiciones de autoridad que provocan situaciones de violencia.

El trabajo desarrollado por el grupo en Filosofía y Teoría de la Administración, que tuvo lugar en las ciudades de Manizales y Armenia, indagó sobre la percepción que tienen los empleados acerca de situaciones de vulneración de los derechos en sus organizaciones, así como sobre la apreciación de los jefes de la ocurrencia de estos mismos eventos en Manizales.

Para la muestra, que consistió en 772 personas de los estratos dos, tres y cuatro, se abordó un conjunto de derechos, entre ellos la integridad, la igualdad, la salud, la familia, entre otros.

“Dentro del derecho a la integridad y el trato humano hicimos énfasis, no solo en lo que constituye su vulneración, sino también en situaciones conflictivas que viven los empleados y que pueden considerarse como causas de lo que se conoce como acoso psicológico en el trabajo (o mobbing)”, expresa José Gabriel Carvajal, docente de la sede.

En el estudio se encontró que las condiciones de trabajo en ambas ciudades resultan bastante conflictivas cuando se examinan desde la perspectiva de los derechos humanos. No solo en la relación entre jefes y subordinados, sino también entre personas de igual jerarquía.

¿Pequeños ejemplos, grandes realidades?

Aunque la investigación se ha concentrado en Armenia y Manizales, se analiza una hipótesis general que indica que la forma como se está dirigiendo el trabajo en las organizaciones puede ser una de las causas de la violencia que vive la sociedad.

“El planteamiento es que una persona maltratada en su organización durante toda una semana podría tener problemas en sus relaciones con otros, incluso con sus vecinos, pues la gente que es maltratada es más propensa a responder violentamente”, explica el investigador de la Universidad Nacional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.