Indicadores Financieros

Personal

Los seis “súper empleados” que su empresa necesita. SXC: Ser el empleado estrella de la compañía requiere de una serie de habilidades relacionadas con eficiencia y actitud.

SXC: Ser el empleado estrella de la compañía requiere de una serie de habilidades relacionadas con eficiencia y actitud.

Los seis “súper empleados” que su empresa necesita

“Nada increíble se logra solo”, dice la analista Jessica Hagy al hacer referencia a que las empresas necesitan personas que les ayuden a salir adelante. Según ella, lo más importante en una compañía es formar el equipo adecuado.

Para lograr el éxito en una empresa es necesario contar con trabajadores que tengan las siguientes características, de acuerdo con la colaboradora de la Revista Forbes, Jessica Hagy:

El instigador

Es aquel que empuja, que hace pensar. Motiva a levantarse e ir y tratar de que las cosas sucedan. Es la voz de la inspiración en la empresa. ¿Usted quiere mantener a esa persona llena de energía y entusiasmo?, seguramente la respuesta es sí!.

El animador

Esta persona es un gran fan, un firme partidario y un positivista rabioso para la empresa y los demás empleados. Es la voz de la motivación y siempre está dispuesto a hacer cualquier cosa para mantenerlos a todos ocupados.

El que duda

Este es el abogado del diablo, que hace las preguntas difíciles y ve los problemas antes de que surjan. Usted necesita perspectiva de esta persona. Ellos están mirando hacia fuera por el bien de usted, y quiere que sea lo más seguro, ya que tienen éxito. Es la voz de la razón.

El capataz

Esta es la voz fuerte y beligerante que exige que se hagan las cosas. Esta persona es el administrador del momento, por lo que seguro que los plazos se cumplen y los objetivos se alcanzan. También es la voz del progreso.

El conector

Esta persona puede ayudar a encontrar nuevas vías y nuevos aliados y es quien llega a las personas y lugares que no puede el jefe. Es la voz de la cooperación y la comunidad.

El ejemplo

Es alguien cuya presencia actúa como un recordatorio constante de que usted también puede hacer cosas asombrosas. Esta es la voz de la verdadera autoridad.