Indicadores Financieros

Empleo

Los seis factores que matan la creatividad laboral.

Los seis factores que matan la creatividad laboral

Algunos trabajadores se quejan porque las compañías no las motivan lo suficiente para desarrollar al máximo su potencial creativo.

La psicóloga y bloguera Jennifer Delgado, quien además es experta en el área de aprovechamiento de personal, escogió las seis maneras más usuales en las que algunas compañías suelen truncar el desarrollo pleno de la creatividad en los empleados.

Para ello se basó en Teresa Amabile, la directora de la Escuela de Negocios de Harvard, quien desarrolló una investigación en la que abarcó varias empresas y en la que pudo identificar los factores que matan completamente la creatividad de las personas.

1. Rol inadecuado:
una de las formas más rápidas de matar la creatividad es darle un trabajo inadecuado a la persona errónea. En el trabajo es necesario que se sienta que las competencias están estrechamente vinculadas con los roles que se asignan, en caso contrario, la desmotivación no tarda en aparecer. La tendencia a brindar los trabajos más urgentes a aquellas personas que nos resultan más “elegibles” es fatal a largo plazo si deseamos resultados creativos.

2. Restricción de la libertad: las personas necesitan objetivos específicos, pero también cierta libertad para cumplirlos. Poner restricciones a diestra y siniestra no ayuda a potenciar la creatividad.

3.Reducción de los recursos: La creatividad también demanda de un mínimo de recursos, expresados usualmente en tiempo y dinero. Si se restringen se estará solicitando algo prácticamente imposible. La creatividad no es como cumplir un trabajo mecánico, tiene su propio ritmo y esto a veces indica que es necesario invertir tiempo y dinero.

4. Reducir la diversidad en el grupo: Cuando las personas comparten los mismos valores y formación, será difícil que las sesiones de grupo sean realmente creativas porque todos tienen el mismo “molde” de pensamiento. Por ende, para asegurar la creatividad es necesario contratar a un grupo heterogéneo.

5. Falta de aliento: Es más fácil ser crítico que reconocer algo bien hecho. Sin embargo, el principal enemigo de la creatividad es la crítica malintencionada y restrictiva. Por ende, un directivo debe asegurarse de motivar suficientemente la creatividad a través de palabras de aliento y reconocimiento a las ideas más audaces.

6. Falta de apoyo: Entendido como las luchas internas, la politiquería y los chismes. La creatividad necesita un ambiente relajante para crecer. Se ha comprobado que cuando el medio resulta amenazador no se logra ser creativos.