Indicadores Financieros

Trabajo

Los despidos laborales insólitos. Vea la lista de seis despidos laborales insólitos en Estados Unidos.

Vea la lista de seis despidos laborales insólitos en Estados Unidos.

Los despidos laborales insólitos

Un despido no es agradable para nadie, pero cuando una empresa decide cancelar el contrato de un trabajador cuando no hay razones lógicas para el común de la sociedad, el despido puede ser aún más traumático.

Salvar una vida, tener un busto grande o donar un riñón ¿serían razones suficientes para despedir un empleado?.

Para algunos jefes, estos aspectos fueron determinantes para cancelar el contrato laboral de su trabajador.

Vea la lista de seis despidos laborales insólitos en Estados Unidos publicada en Univisión.com:

1-Por prohibir el uso de celulares en clase de yoga en Facebook

En marzo de 2012, Alice Van Ness, profesora de yoga en el campus de Facebook, fue despedida de su puesto de trabajo tras prohibir el uso de celulares en su clase. De acuerdo al San Francisco Chronicle, Alice previamente había sido advertida de dejar hacer a los alumnos lo que ellos quisieran.

En una de sus clases, un alumno empezó a usar el celular, hecho que ocasionó sólo la mirada desaprobatoria de la maestra de 35 años de edad. Dicha desaprovación caló a los más altos directivos del campus, lo que motivó su despido inmediato.

2-Por salvar una vida en la playa

A Tomás López, salvar la vida a un hombre que se estaba ahogando le costó su puesto de trabajo. Pero lo paradójico de la situación es que su puesto justamente consistía en salvar vidas.

En julio del 2012, el joven de 21 años se encontraba vigilando su zona de la playa de Hallandale en el norte de Miami cuando le dijeron que un nadador tenía problemas en una zona vecina sin vigilancia, y sin pensarlo dos veces fue inmediatamente para socorrer al bañista. Pero sus jefes argumentaron que violó las normas de la compañía y puso a otros bañistas en riesgo.

3-Por organizar sesión de fotos de dos mujeres militares dando de lactar a sus hijos

En junio de 2012, Crystal Scott, residente del estado de Washington y vocera del grupo Mom2Monm, fue despedida de una unidad de rayos-x en donde se desempeñaba como técnica. Esto a causa de organizar una sesión de fotos.

En la foto aparecen Terran Echegoyen-McCabe y Christina Luna, dos soldados en servicio activo que decidieron posar ante las cámaras de Mom2Mom, un grupo de apoyo a la lactancia materna creado por Crystal Scott, con el fin de crear conciencia en torno al derecho de todas las mujeres a amamantar en público. Según el sitio Fox News, las madres en las fotografías han sido amonestadas por la milicia por violar una regla que indica que los uniformes militares no pueden ser utilizados para promover un producto o causa.

4-Por hurtar en tiendas durante su adolescencia

En mayo del 2012, Yolanda Quesada, de 58 años de edad, residente de Milwaukee, fue despedida del departamento de créditos hipotecarios de Wells Fargo, después de trabajar por más de cinco años en dicha institución financiera.

La decisión fue tomada tras verificar en sus antecedentes penales que había hurtado en una tienda en 1972. Según el sitio Fox News, en los antecedentes penales se encontró que Yolanda Quesada había sido arrestada dos veces en 1972 por hurtar en tiendas, la primera vez se le impuso una multa de $50 y la segunda vez se le impuso un año de libertad condicional.

5-Por tener senos grandes y vestimenta sexy

En mayo de 2012, Laura Odes, una ex empleada de la lencería Native Intimates en Nueva Jersey, fue despedida a los dos días de ser contratada por tener el pecho demasiado grande y por vestir de manera muy provocativa. Según Reuters, Laura Odes, aseguró que los encargados de la tienda le dijeron: 'Usted es demasiado sexy para seguir trabajando en esta tienda'.

6-Por donar riñón

En abril de 2012, The New York Post reportó que Debbie Stevens, una estadounidense de 47 años residente en Long Island, New York, fue despedida de su trabajo tras someterse a una operación para entregar el riñón que necesitaba su jefa, Jackie Brucka, de 61 años. A pesar que ellas no eran compatibles para un trasplante, esta donación mejoraría la lista de espera de trasplantes en la que se encontraba Brucka.

Stevens, aún convaleciente por la operación, fue presionada para que se reintegrara rápidamente al trabajo, y en represalia la trasladaron a otra sucursal a más de 50 millas de su hogar. Stevens consultó a sus abogados, que remitieron una carta a su compañía (Atlantic Automotive Group), después de la cual fue despedida.
                                                               

Publicidad
Finanzas en Facebook

Conéctese con FinanzasPersonales.com.co