Los beneficios de trabajar en una pequeña o mediana empresa

Cuando las personas salen al mercado laboral generalmente quieren desarrollarse profesionalmente en una empresa grande, pero existe la opción de las Pymes donde hay mayor espacio de aprender.

Las pequeñas y medianas empresas pueden llegar a ser un buen trampolín para realizarse profesionalmente. Las pequeñas y medianas empresas pueden llegar a ser un buen trampolín para realizarse profesionalmente.

Según Juan Pablo Swett, socio fundador de Trabajando.com, los elementos positivos están relacionados con una mayor proyección y mejor aprendizaje del proceso productivo.

Si bien en materia económica no representan un gran atractivo para los trabajadores, pues es posible que por un mismo trabajo puedan ganar hasta un 30% menos de lo que se ofrece en una gran empresa.

Se valoran más las buenas ideas

Según Swett, otra de las ventajas es tener la posibilidad de una comunicación directa con los dueños, directores o gerentes de la empresa, pues no es necesario pasar antes por tantos mandos medios.

“Por lo general, en este tipo de organizaciones, como existe una estructura más pequeña, las opiniones y propuestas son más escuchadas y si son buenas, existen muchas posibilidades de que se concreten”.

Esa relación más directa permite  mejores opciones de desarrollarse profesionalmente y de crecer junto a la organización.

Al mismo tiempo las personas tienen mayores opciones de involucrarse con el accionar de la compañía, a diferencia de las grandes entidades donde las responsabilidades de cada área o departamento están definidas.      

Más logros

Swett explica que la notoriedad de los logros conseguidos también es un elemento a considerar:  “Las metas alcanzadas son más visibles, y de ahí que el reconocimiento a una buena gestión sea pan de cada día, porque como son menos los integrantes, cada acción es un gran paso”.

Aclara que no todos los profesionales están hechos para trabajar en una pyme, pues  hay perfiles que se acomodan mejor a este tipo de emprendimientos, como aquellos que les gusta saber de todo o que operan sin grandes estructuras o procedimientos.

Añade que en estas compañías es fundamental ser capaz de autogestionarse y poseer una gran tolerancia a la frustración, ya que muchas veces las buenas ideas no  se pueden implementar por falta de recursos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.