Los altos costos de ser multitasking

La exigencia es hacer miles de cosas en un día. ¿Cómo lograrlo, si no es realizando varias cosas al tiempo? Sin embargo, esta capacidad, trae más costos que rentabilidad.

Los altos costos de ser multitasking Los altos costos de ser multitasking

En las empresas es una ventaja que la persona cumpla diferentes tareas porque implica ahorros, ya que se trabaja bajo la teoría de que, en lugar de contratar a varias personas, rentabilizan con un sólo colaborador que ejecuta todos los pendientes.

Eso, lejos de garantizar eficiencia o ayudar a economizar, a largo plazo genera enfado y errores por parte del empleado.

"Algunas personas se llenan de orgullo para decir que pueden hacer varias cosas a la vez, como ver su página en Facebook, hablar por celular, hacer cuentas, escribir y escuchar a los compañeros. A ellos hay que decirles: ‘prepárate para cometer un error en cualquier momento'", menciona Teresa Aubele, psicóloga de la Universidad de Florida y autora del libro Train your brain to get happy (Entrena tu cerebro para conseguir felicidad).

A continuación una ilustración de los datos económicos y laborales que produce ser multitasking: