Las cuatro mentiras más recurrentes en las hojas de vida

Mencionar empresas en las que no ha trabajado, mentir en el dominio de otro idioma, inventar estudios y exagerar funciones del trabajo anterior son las más usuales.

Las estadísticas no indican cuántos mienten, pero la práctica dice que "muchos". Las estadísticas no indican cuántos mienten, pero la práctica dice que "muchos".

¡Cuidado! Hace pocos días el CEO o presidente general de Yahoo perdió el puesto por haber dicho que ostentaba un título en ciencias en la computación, cuando la compañía lo descubrió de una vez le pidió dimitir.

1. Estudios no realizados: Es una de las mentiras más fáciles de detectar, porque lo normal es que se soliciten los diplomas y certificados que correspondan a la formación académica declarada.

Una de las más mentiras más frecuentes en los aspirantes, es asegurar ser un experto en un determinado programa informático sin serlo. Se trata de un grave error ya que se quedará en evidencia al comenzar a trabajar y tener que manejar dicho programa.

2. Dominio de idiomas: Es habitual indicar que se tienen conocimientos de idiomas que en realidad se desconocen. O bien poseer un nivel más elevado del que se tiene.

En este caso, es inútil indicar tener más nivel del real, pues lo habitual es que, para chequearlo, el entrevistador se dirija al candidato hablando en el idioma que dice conocer y justo en ese momento quedará sin opción aunque no necesariamente se requiera que domine dicho idioma.  

3. Exagerar funciones: Muchos aspirantes añaden en la hoja de vida más responsabilidades de las que ha asumido en sus anteriores empleos.

Por ejemplo alguien que ha trabajado como vendedor, pero que asegura haber sido responsable de equipo o director comercial de un grupo de la empresa. Estas mentiras se descubren cuando se piden referencias de la persona entrevistada.

4. Nombrar empresas en las que nunca ha trabajado. Se han presentado casos de candidatos que han mentido diciendo haber trabajado en una determinada empresa sin saber que quien le entrevistaba laboró en la misma.

También, con el fin de engordar la hoja de vida hay quienes declaran haber trabajado en empresas que no existen y las ubican en otras ciudades lo que dificulta en el corto plazo confirmar la información pero que en el mediano y largo plazo se puede certificar.

Sin embargo, en este punto hay otra opción de mentira y es nombrar compañías que han desaparecido, por lo que son más difíciles de detectar las falsedades.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.