Jefes psicópatas

Uno de cada 25 gerentes podría ser un psicópata. Dinero entrevistó al experto internacional en el tema, Paul Babiak.

Archivo Semana Archivo Semana

Acaba de salir en Estados Unidos un estudio que tiene con los pelos de punta a medio mundo. De acuerdo con sus resultados, 4% de los grandes CEOs o cacaos empresariales son psicópatas. El informe, titulado Corporate Psychopathy: Talking the Walk, se basa en estudios hechos a los 200 líderes empresariales más importantes de Norteamérica. Sus autores son los reconocidos doctores en psicología Paul Babiak y Robert Hare, dos expertos en el tema que hace unos años publicaron el famoso libro Snakes in Suits: When Psychopaths Go to Work.

En esta última investigación, encontraron que uno de cada 25 gerentes es psicópata. Eso no quiere decir que sean unos criminales, ni que vayan a salir a matar gente desde la terraza de un edificio. Ser psicópata significa tener ciertas características o conductas típicas de una personalidad de este tipo. Por ejemplo, son personas que no sienten remordimiento, no tienen empatía con el dolor de los demás y son expertos en manipulación. “Un psicópata puede leer de pies a cabeza a sus víctimas. Todos tenemos nuestros puntos débiles y una vez un psicópata aprende a manejarlos, no los suelta”, explicó a Dinero el autor de la investigación, Paul Babiak.

Lo preocupante del tema es qué está pasando en el mundo empresarial. Así como muchos psicópatas logran embaucar gente en la calle, también pasa en las compañías. De hecho, las grandes corporaciones son particularmente llamativas para los psicópatas por ser fuente de inmenso poder y dinero. “Muchas de las características típicas de un psicópata, como la egolatría y su disposición para conseguir resultados a toda costa, se confunden a veces con liderazgo”, advierte Babiak.

Es posible entonces que los psicópatas de los negocios utilicen los procesos de selección y las entrevistas para mostrar una cara totalmente distinta de la que en realidad son. De hecho, uno de los resultados más llamativos de la investigación es que los psicópatas sacan los mejores puntajes en las pruebas psicológicas y en las evaluaciones que les hacen empresas y superiores.

Para conocer quiénes son, cómo operan y cómo reconocerlos, Dinero habló con el autor del estudio, Paul Babiak.

— ¿Quién es un psicópata corporativo?

Para reconocer a un psicópata empresarial, medimos cuatro aspectos: el componente interpersonal (sentimientos de grandeza, facilidad para mentir), el estilo de vida (la irresponsabilidad, la falta de propósitos), el tema afectivo (el no tener remordimientos, ni apegos personales) y un componente antisocial (como la agresividad). Los psicópatas corporativos tienen los mismos rasgos de cualquier otro psicópata. Pero, a diferencia de los criminales, obtienen mejores resultados en los componentes afectivos. Es decir, a pesar de tener conductas psicópatas no exhiben comportamientos violentos ni antisociales. De alguna forma, logran camuflarse entre el resto de trabajadores y logran tener carreras exitosas.
— ¿Cómo logran llegar tan lejos en las empresas?

Existen varias razones. Una de las más poderosas es que tienen rasgos en su personalidad que son muy atractivos para una empresa: son personas encantadoras, tienen carisma, capacidad de persuasión y voz de mando. En muchos casos se confunden con rasgos de liderazgo.

— ¿Existen muchos jefes psicópatas?

En la mayoría de los casos simplemente hay malos jefes. Personas que no tienen la experiencia o las capacidades gerenciales y que se vuelven problemáticos para las empresas. Pero esto no quiere decir que sean psicópatas. Se necesita analizar la situación en detalle para tener una idea clara de cuándo es lo primero y cuándo lo segundo. Un jefe psicópata no necesariamente abusa de sus empleados, mientras que muchos malos jefes sí lo hacen.
— ¿Cómo prevenir a las compañías de los psicópatas corporativos?

El principal consejo es no contratar a nadie con características psicópatas. Esta selección la deben llevar a cabo personas entrenadas que tengan conocimiento de lo que significa esta condición. Lamentablemente, hay una gran desinformación sobre el tema. El segundo consejo es aumentar la rigurosidad en los procesos de selección. Nunca tomar una decisión por “la cara” de las personas. Hay que ser rigurosos corroborando los datos en las hojas de vida. Hemos visto que los psicópatas son expertos en falsificación y en trampas.
Banderas rojas

Aunque solo personas entrenadas pueden detectar comportamientos psicópatas, e incluso Paul Babiak aconseja no calificar a nadie de psicópata (esto solo empeora las cosas), los siguientes son algunos signos delatores que las empresas pueden tener en cuenta:

* Son superficialmente encantadores

* Se creen los mejores

* No tienen metas específicas

* Mienten fácilmente

* No sienten remordimiento

* Sus afectos no son profundos

* Son fríos, desconsiderados y despectivos

* Solo ayudan cuando les conviene

* Son irritables, impacientes e impulsivos 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.