Indicadores Financieros

Salario

Hombres vs mujeres ¿Quién gana más? . Las mujeres recién graduadas ganan en promedio 14,8% menos que los hombres en su misma condición.

Las mujeres recién graduadas ganan en promedio 14,8% menos que los hombres en su misma condición.

Hombres vs mujeres ¿Quién gana más?

La diferencia de salarios entre hombres y mujeres ha sido un tema tradicionalmente de controversia, pues las cifras indican que el sexo femenino tiende a perder frente al masculino. ¿Por qué sucede esto?.

La diferencia de salarios entre hombres y mujeres ha sido un tema recurrente en el ámbito laboral debido a que existe una percepción sobre que el sexo femenino está en desventaja frente al masculino.

Y es que esta situación no es exclusivamente de Colombia. Entidades como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización Internacional de Trabajo (OIT) han señalado que la misma desventaja se presenta en Latinoamérica y el mundo.

De hecho, las más recientes cifras del Observatorio Laboral para la Educación muestran que las mujeres recién graduadas ganan en promedio 14,8% menos que los hombres en su misma condición.

Sin embargo, la diferencia de salarios entre hombres y mujeres ha disminuido en el último año. Es así como la brecha salarial bajó 1,4% en 2011. De esta manera, mientras que un hombre con título de educación superior en promedio gana $1.974.493, el salario de una mujer es de $1.683.325, lo que representa una diferencia de $291.258.

Entre tanto, en 2010 la diferencia en el sueldo era de $329.448; en 2009 de $234.243 y en 2008 de $274.742.

¿Inequidad?

Recientemente, el director del Dane, Jorge Bustamante, señaló que “todavía se percibe inequidad salarial. Pese a que las mujeres adquieren mayor educación que los hombres, la brecha se mantiene a favor de estos para todos los niveles de educación”.

Lo anterior está relacionado con cifras dadas a conocer por la entidad, en las que se registra que las mujeres ganaban 20,2% menos que los hombres en el primer trimestre de 2012, cuando que en el mismo periodo del año pasado, la diferencia era de 18,1%. Entre tanto, el promedio de la distancia salarial entre hombres y mujeres entre el 2006 y el 2011 es de 17,7%.

Para el director del Observatorio del Mercado de Trabajo y la Seguridad Social de la Universidad Externado, Stefano Farné, el panorama sobre este tema no es tan claro.

Si bien es cierto que las cifras apuntan en su mayoría a que los hombres tienen un mejor salario que las mujeres, para el experto hay varios aspectos que se deben tener en cuenta antes de llegar a esa conclusión.

“En primer lugar las cifras del estudio del Observatorio Laboral para la Educación no tienen en cuenta la ocupación y las horas que se laboran, por lo que no sería un referente completamente fiable”, manifestó Farné.

En este sentido, señaló que muchas mujeres trabajan menos horas (medio tiempo) que los hombres, por lo que el salario no es el mismo. “Así mismo, hay ocupaciones en la que trabajan en su mayoría mujeres (por ejemplo empleadas de servicio) que tienen una remuneración menor frente a ocupaciones que desempeñan los hombres”, indicó el director del Observatorio del Mercado de Trabajo y la Seguridad Social de la Universidad Externado.

Lo que sí es claro para el experto es que actualmente no existe una discriminación laboral contra las mujeres. “En mi opinión, hoy los salarios de ambos sexos son muy similares. No creo que haya una diferencia muy significativa”, resaltó Farné.

¿Cómo influye el salario en la relación de pareja?

Cuando uno de los dos en la pareja tiene un mayor salario que el otro, se pueden generar sentimientos que afectan la armonía en la casa.

Aunque no es un hecho para generalizar, uno de los dos puede empezar a mostrar comportamientos como inseguridad, frustración y depresión debido a que un mayor salario puede ser interpretado como un mayor nivel de conocimiento.

Es así como el uno puede empezar a ver en el otro defectos que antes no percibía.

Recuerde que lo importante en una relación es el dialogo para llegar a un acuerdo de cómo se maneja el dinero al interior del hogar de forma que todos los miembros de la familia estén conformes.

De esta manera, el tema será tratado como uno más del día a día sin que afecte la estabilidad de su relación de pareja.