Indicadores Financieros

Gestión

“Gerentes y emprendedores son los arquitectos del futuro”. En octubre de 2011 Santiago Iñiguez publicó The Learning Curve: How Business Schools Are Re-inventing Education, una mirada fresca al presente y el futuro de la educación gerencial.

En octubre de 2011 Santiago Iñiguez publicó The Learning Curve: How Business Schools Are Re-inventing Education, una mirada fresca al presente y el futuro de la educación gerencial.

“Gerentes y emprendedores son los arquitectos del futuro”

Entrevista exclusiva con Santiago Iñiguez de Onzoño, decano del IE Business School, una de las escuelas de negocios más prestigiosas del mundo.

No hay duda que la escuela de negocios española IE Business School mantiene férreos vínculos con Colombia. En esta prestigiosa institución se han formado más de 890 ejecutivos colombianos. Entre ellos, personajes tan destacados como Mauricio Campillo Presidente del Grupo Solla, Carlos Andrés de Hart Pinto Viceministro de Desarrollo Empresarial, y Jon Ruiz Gerente General de la Casa Editorial El Tiempo.

Pero además, iniciativas recientes en el país como el IE Venture Lab para promover emprendimientos dinámicos e innovadores, la puesta en marcha de un novedoso programa en Dirección de Responsabilidad Social Corporativa, y el reconocido Premio de Periodismo Económico Iberoamericano, han ampliado esta visión de colaboración a sectores de impacto nacional.

El hombre detrás de esta importante institución es un amable y carismático líder.

Santiago Iñiguez de Onzoño no solo ostenta el título de decano en la escuela de negocios, sino también es el rector de toda la universidad. En octubre de 2011 Santiago Iñiguez publicó el libro The Learning Curve: How Business Schools Are Re-inventing Education, una mirada fresca al presente y el futuro de la educación gerencial.

Dicho libro ha consolidado a Santiago Iñiguez como uno de los pensadores modernos más influyentes en el campo de la formación empresarial. Entrevista exclusiva con el autor.

¿Cuál es el gran desafío de las escuelas de negocios modernas?

Las escuelas de negocios deben tener una orientación clínica. Es decir, deben poder responder a las necesidades concretas del mundo real. En la antigua Grecia la Academia (el lugar para pensar y enseñar), estaba íntimamente ligada al Ágora (el lugar para hacer negocios). Pero lamentablemente, en las últimas décadas, algunas escuelas de negocios han olvidado la relevancia práctica de sus investigaciones. Es tiempo de volver a unir estos dos mundos nuevamente.

El gran desafío de las escuelas de negocios es recuperar la relevancia práctica sin perder rigurosidad. De alguna forma, la actual crisis ha dejado valiosas lecciones. Existen muchos problemas que se hubieran podido evitar con mejor gestión. Esta es una oportunidad sin precedentes para repensar nuestra misión básica de formar los gerentes y los emprendedores del futuro. Ellos van a ser los arquitectos del progreso del mañana.

¿Cómo pueden lograr este objetivo?

Sugiero enfocar esfuerzos en tres áreas. En primer lugar hay que trabajar en la formación de los futuros profesores. Avanzar más allá de las competencias en investigación. Los profesores de negocios necesitan las herramientas para poder ejecutar proyectos en la realidad. Un profesor de negocios que no realice trabajo aplicado, es como un científico que estudia elefantes sin ir a África.

Por otra parte, las escuelas de negocios deben establecer proyectos en alianza con las empresas. La clave aquí es pensar en el largo plazo. Estos proyectos deben tener carácter duradero, y que en el camino se generen las competencias para replicarlos en el futuro.

Además hay que replantear los procesos de promoción del profesorado. Estos no se pueden limitar a valorar la investigación académica. También hay que tener en cuenta la actividad docente, y las iniciativas de carácter empresarial. Esta es una recomendación valiosa para cualquier tipo de universidad.

¿Y ustedes cómo enfrentan estos desafíos?

El éxito de una escuela de negocios son los profesores y los alumnos. Un buen equipo profesoral debe cumplir tres facetas: investigación, docencia e interlocución con el mundo profesional. Sin embargo, no es fácil encontrar candidatos con habilidades innatas en varias facetas. A veces un profesor es un gurú en producir conocimiento, pero se le dificulta la consultoría empresarial. Lo interesante es que estas capacidades se pueden adquirir. Nuestra prioridad es invertir en el cuerpo profesoral.

Desde muy temprano acompañamos a los profesores con asesoramiento personalizado. Es un proceso de coaching con tutores y supervisores. También tenemos capacitaciones en temas específicos como educación online, el método de caso, blogs y tecnologías sociales. Sabemos que hoy en día los estudiantes tienen un perfil distinto. Antes el objetivo era llevar la mejor información a clase. Pero ellos viven rodeados de información. El rol de los profesores ahora es ser catalizadores de ese conocimiento.

¿Qué rol juega la tecnología en IE Business School?

El IE lleva invirtiendo en tecnología aplicada a la enseñanza hace más de 12 años. Tuvimos suerte de entender que esto era importante desde 1999. Pero desde el comienzo sabíamos que el objetivo no era crear una escuela de negocios distinta. Lo que buscábamos era integrar lo mejor de dos mundos: la formación online y la formación presencial.

Hemos visto que es la mejor forma de replicar el esquema de operación actual de muchas transnacionales. Así nació el formato Blended que hoy tiene reconocimiento global. Este es un programa acreditado por el Gobierno Español y las agencias de acreditación internacional. Se utilizan los mismos criterios de selección y participa el mismo cuerpo profesoral. Este mes la firma QS Distance Online MBA eligió al IE como el mejor máster a distancia a nivel mundial.

¿Cómo ve las escuelas de negocios en América Latina?

Actualmente existe un florecimiento en la región. Algunas de las escuelas de negocios en América Latina han logrado desarrollar una trayectoria más global. Tienen programas de internacionalización, convenios de doble titulación con escuelas globales, y logran atraer estudiantes internacionales. Sin embargo, hay algunas otras que se han quedado rezagadas. Es una lastima porque, sobre todo en los países de crecimientos rápidos, el apoyo de las escuelas de negocios es fundamental.

Siempre va a ser falta cada vez más management. Cuando un país crece aumentan sus requerimientos de los mejores empresarios y emprendedores. No solo en el ámbito de la empresa privada, sino también en los aspectos sociales y políticos.

Usted se caracteriza por una visión optimista de le educación gerencial ¿De dónde surge este optimismo?

Las escuelas de negocios van a seguir siendo quienes rompen el hielo en muchas universidades. En cierto sentido son emprendedoras en la vida académica. A pesar de su juventud, las escuelas de negocios siempre han logrado innovar y proponer metodologías distintas. No se trata de ser arrogantes y pensar que no tenemos errores. Pero yo creo que el conocimiento genera progreso. Y creo particularmente en el potencial del conocimiento en gerencia.

Si logramos reinvertir estas ganancias en formar los ejecutivos del mañana sin duda estaremos mucho mejor. Las empresas están llamadas a desempeñar un rol fundamental en los temas sociales, políticos y económicos del futuro. Con responsabilidad y honestidad la gerencia pude ser una de las profesiones más nobles posibles.

Autor: Carlos Andrés Vanegas
Twitter: @carlosavanegast
                                                               

Publicidad
Finanzas en Facebook

Conéctese con FinanzasPersonales.com.co