Elija bien su compañero de trabajos en la universidad

No contar con un buen equipo de trabajo en la universidad puede representarle a su bolsillo grandes problemas. Pagar habilitaciones, materias y créditos de más por perder una materia, pueden ser el resultado de no escoger bien desde el principio.

Algunos estudiantes piensan que con un buen grupo de trabajo académico se pueden lograr grandes ideas y negocios. Algunos estudiantes piensan que con un buen grupo de trabajo académico se pueden lograr grandes ideas y negocios.

Un sondeo realizado por FinanzasPersonales.com.co a estudiantes de la Universidad de La Salle, se revelaron algunos aspectos que a simple vista se evalúan muy poco cuando se trata de elegir con quien sentarse a estudiar.

A grandes rasgos, los estudiantes argumentan que un aspecto que debe pesar para que tomar la decisión de elegir un buen compañero de trabajo es lo costoso que puede salir no elegir bien. Y esto en realidad pasa, pues las calificaciones de los trabajos en grupo ocupan un alto porcentaje de las notas finales y presentarlos con buena calidad y en los tiempos establecidos, evitarán que pierda materias y se evite otros costos.

“Una materia puede valer fácilmente $500.000 ó  600.000, hasta más en otras universidades. Al hacer un buen trabajo con un buen compañero, obviamente está ganando usted y cuidando la plata que invirtió en el semestre”, asegura Sebastián Castro, estudiante de Administración de Empresas.

Una opinión similar tiene Daniel Contreras, otro estudiante, quien dice que perder una materia no es conveniente pues tiene un crédito lo que  a largo plazo le puede resultar muy costoso porque “recuperar una materia no es fácil”.
Ideas millonarias

El estudiante, Andrés Castro, cree que los trabajos en grupo pueden verse como una inversión en conocimiento. Además, que pueden surgir ideas de negocio nuevas o contactos para conseguir empleo en el futuro.

Augusto Casadiego, va un poco más allá al decir que: “también hay que trabajar con el compañero que más  plata tenga, para que ayude con los gastos del trabajo”.

No se equivoque

Es mejor elegir siempre a los compañeros que van seguido a clase, no a los que faltan con frecuencia, porque las ausencias son una de las causas para peder una materia.  Además, no sería justo que termine haciendo los trabajos solo.

También busque las habilidades que no tiene tan desarrolladas en sus compañeros. Por ejemplo, Ricardo Farfán cuenta que siempre lo escogen porque le va muy bien redactando textos y hablando en público.

La frase concreta que hace eco entre los estudiantes es: “que no sea vago, ese es el mínimo requerimiento”.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.