El Mark Zuckerberg colombiano

Cuando Andrés Barreto tenía 18 años fundó con dos amigos la plataforma de música Grooveshark.com, actualmente cuenta con más 35 millones de usuarios. Hoy con 24 años ya ha creado cinco compañías. Descubra esta fascinante historia de innovación.

Archivo Particular - Andrés Barreto, fundador de Grooveshark.com Archivo Particular - Andrés Barreto, fundador de Grooveshark.com

"Lo interesante de Grooveshark es que iniciamos en un pueblito que se llama Gainesville, en la mitad de la nada, rodeado de 200 kilómetros de pantanos y con apenas 100.000 habitantes ¡Imagínese lo que es posible hacer en América Latina!”, describe Andrés Barreto para referirse a las oportunidades en la región.

Para los que no conocen Grooveshark.com es una aplicación web en donde es posible crear listas de reproducción para prácticamente poder escuchar cualquier canción del mundo en cualquier lugar. Actualmente Grooveshark tiene más de 35 millones de usuarios, 110 millones de canciones en la nube, 100 empleados y sus principales mercados son Estados Unidos, Alemania, Canadá, Brasil y España.

Sin embargo, Grooveshark es apenas una de las historias de emprendimiento que Andrés tiene por contar. ¿Cómo un joven que a los 12 años se va de Colombia termina convirtiéndose en un ejemplo tan destacado de emprendimiento?

En efecto, cuando apenas tenía 12 años Andrés Barreto viajó con sus padres a Estados Unidos. Su padre ingeniero eléctrico y su madre odontóloga, dejaron atrás una familia con más de 40 integrantes.

Desde muy temprano Andrés tenía la ilusión de crear grandes proyectos. Pero en su opinión esto era algo que no le iban a enseñar en la universidad. Entonces prefirió estudiar algo que realmente lo apasionara. En 2005 Andrés Barreto se matriculó para estudiar ciencias políticas en la Universidad de la Florida. “Todo lo que necesitaba para emprender lo aprendí de Wikipedia y blogs”, asegura este joven emprendedor.

Y con todo el sentido porque desde el primer semestre en la universidad montó su primer compañía a la que llamó Socialatom. Inicialmente con el auge de las comunidades sociales a Andrés Barreto se le ocurrió ofrecer el servicio de redes sociales a la medida, pero con el tiempo el modelo de negocios fue evolucionando. Actualmente Socialatom Group se encarga de apoyar startups, en aspectos como relaciones públicas y tecnología, para compañías de América Latina que quieran ingresar a Estados Unidos y viceversa.

Tan solo un año más tarde sus ambiciones llegaron aun más lejos. Andrés Barreto y un compañero suyo, Josh Greenberg, habían ganado prestigio por desarrollar aplicaciones web. Allí fue cuando el músico Sam Tarantino se acercó para crear juntos Grooveshark, literalmente, en la mitad de la nada.

Sin embargo, estudiar ciencia política realmente impactó el carácter de Andrés. Desde allá comprendió que, si América Latina quería realmente progresar, no podía seguir dependiendo de materias primas y commodities. Entonces tomó una decisión de vida. En 2008 Andrés agarró una mochila y viajó por dos años por toda América Latina para identificar emprendedores innovadores y dar charlas sobre el tema.

En este viaje llegaba a hostales y hoteles de paso. El primer destino fue Chile (país que asegura actualmente es el más avanzado en la promoción del emprendimiento innovador gracias a proyectos como Start-Up Chile) y luego vinieron Argentina, México, Colombia y países de Centro América.

La conclusión de este viaje fue contundente: existe un potencial inmenso para los emprendimientos en tecnología en la región. Es por esto Andrés Barreto fundó PulsoSocial un portal en internet para promover emprendimientos en tecnología en toda la región.

“Existía el mito de que en la región no existen los tres ingredientes para crear un ecosistema fuerte de emprendimiento: cultura, talento y capital”, explica Andrés. Actualmente PulsoSocial tiene su propio concurso de emprendimiento PS10, y mantiene un newsletter (latamdigest.com) para mantener al tanto a inversionistas internacionales sobre nuevos emprendedores latinoamericanos. Poco a poco con su trabajo ha venido desechando estos tres mitos.

Pero tal vez el proyecto con mayor potencial al que se dedica actualmente Andrés Barreto es la compañía Onswipe fundada en 2010. Este es un proyecto de gran potencial para lograr monetizar mejor la publicidad de contenidos en dispositivos touch y tabletas. Desde Nueva York con un equipo de 18 personas, e ingenieros en México y Hong Kong, ya lograron conseguir financiación por US$6 millones para sacar adelante el proyecto.

Para este artículo le preguntamos a Andrés Barreto ¿cuál es su principal recomendación para el emprendimiento? Y sin duda para él lo más importante es simplificar las cosas. No tener miedo de arrancar y muy rápidamente pasar a un prototipo de lo que se desea. A esto la literatura lo llama crear un producto mínimo viable. Lo cual significa no ahogarse en la planeación y responder a una necesidad concreta de la gente. “La primer versión del Grooveshark era un Frankenstein… pero siempre va a ser mejor tener que reconquistar a un público más tarde, que quedarse años pensando en un concepto perfecto que tal nunca va a estar listo”, concluye Barreto.


Por: Carlos Andrés Vanegas
Twitter:@carlosavanegast 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.