El Internet libre: especie en peligro de extinción

Todo el conocimiento del mundo a unos clicks de ratón: esa era la visión de un Internet libre, abierto y global. Desde entonces, esta imagen se ha desvanecido en muchos países y en otros cada vez está más borrosa.

El Internet libre: especie en peligro de extinción El Internet libre: especie en peligro de extinción
;
DW

Internet está en peligro. En palabras del mismo Vinton G. Cerf, uno de los padres de la red, “el Internet libre está hoy más amenazado que nunca. Se está gestando una batalla internacional, en la que se decidirá el futuro de Internet.”

Elementos como la censura y la supervisión amenazan la existencia de la red libre, y los medios para ello son múltiples: se pueden bloquear desde algunos contenidos hasta sitios enteros, se pueden cortar las conexiones para ralentizar o evitar la construcción de webs, se obliga a los usuarios a registrar sus direcciones IP con datos personales, o los mismos gobiernos pueden crear redes paralelas con sus propias ofertas idiomáticas para que los usuarios no accedan a sitios web occidentales.

“El gran riesgo de todo esto está en retroceder del Internet sin fronteras a los límites que conocemos del siglo pasado”, afirma Wolfgang Kleinwächter, profesor de política y regulación de Internet en la Universidad de Aarhus. Pasar de Internet a una Intranet nacional. China, con su “Gran Firewall”, e Irán, con su “Red Halal”, llevan la delantera en este tema.

Un panorama que retrocede

En 2002, solo cuatro regímenes censuraban Internet. Hoy, son más de 40 Estados, según activistas de la red. Además, según la organización “Reporteros sin fronteras”, 29 activistas de Internet y periodistas en todo el mundo han sido asesinados este año. 127 están en la cárcel. Se trata de una violación de la Directiva del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que decidió la pasada primavera que los derechos humanos deben aplicarse tanto en la calle como en Internet. Un instrumento importante, según Kleinwächter, contra países que argumentan que ‘todo es posible en Internet y por ello debemos establecer restricciones por motivos de seguridad nacional'.

Se trata de una crítica frecuente de los países occidentales contra la censura en China o Irán. Pero lo cierto es que también en Occidente existe la censura. “A nivel mundial, solo hay un par de proveedores de Internet o Estados que no censuran”, dice Jermyn Brooks, portavoz independiente de la Iniciativa de Red Global (GNI). “Cuando lo hacen Estados democráticos, se dan profundos debates sobre en qué campos se deberían censurar contenidos potencialmente dañinos”, señala.

Un buen ejemplo de esto es la discusión actual en torno al video de Mahoma, que actualmente circula por Internet y que ha provocado protestas y ataques con muertos y heridos en todo el mundo. ¿Se debe permitir la difusión de una película así?

Suecia, uno de los países más avanzados en este campo, cuenta con un 90% de hogares conectados a Internet. Pero eso no quita que Suecia censure ciertas páginas web: por ejemplo, aquellas que contienen pornografía infantil.

Software para todo

Visto así, eliminar la censura en un medio como Internet podría tener consecuencias devastadoras. Por no hablar de las grandes cantidades de dinero que mueve la exportación de software de vigilancia en los países occidentales.
 
Pero también otro tipo de software tiene ganancias gracias a la censura: el software para burlarla. En China, por ejemplo, diez por ciento de los usuarios acceden a la libre información a través de servidores Proxy o redes cifradas, como la red TOR, que permite a sus usuarios pasar inadvertidos en Internet.

Jermyn Brooks opina, no obstante, que esto no traerá cambios rápidos, pero que “si se muestran leyes modelo a estos países, y se les explica cómo podrían afectar positivamente a sus economías, esto podría ayudar a desarrollar la red en la dirección correcta.” Libre, abierta y accesible a nivel global: así como Internet se concibió en un principio.

                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.