El cuerpo del delito

El ex agente especial del FBI, Joe Navarro, es la autoridad mundial en descifrar el lenguaje corporal. En entrevista exclusiva con Dinero revela algunos de sus secretos.

Archivo Semana Archivo Semana

Joe Navarro fue durante 25 años agente especial del FBI. Un día, mientras interrogaba a un sospechoso de asesinato, que ni siquiera era considerado el principal del caso, Navarro inició una serie de preguntas: ¿el arma que se utilizó fue una pistola? ¿Un cuchillo? ¿Un martillo? ¿Un picador de hielo? Cuando el agente Navarro mencionó este último artefacto el sospechoso miró al piso. Solo el asesino sabía la respuesta correcta. En ese momento se convirtió en el principal sospechoso y luego confesaría su culpa.

Anécdotas como esta se repitieron múltiples veces en la carrera del agente Joe Navarro. Al punto que, un día, decidió publicar el famoso libro What Every BODY is Saying: An Ex-FBI Agent’s Guide to Speed-Reading People. El mensaje principal del agente Navarro es simple: el cuerpo siempre va a ser más honesto que las palabras. Algunas investigaciones sugieren que las personas que saben comprender el lenguaje corporal son más exitosas que las demás. En ocasiones, incluso la seguridad puede estar en juego. En entrevista con Dinero, el agente Navarro reveló algunos de sus secretos.

— ¿En qué momento de su vida descubrió la importancia del lenguaje corporal?

En 1962, luego de la invasión a Bahía de Cochinos, soldados cubanos llegaron a nuestra casa en Cienfuegos pidiéndonos que nos marcháramos. En muy corto tiempo nos abrimos camino de la Habana a Miami. Tenía apenas 8 años y como no sabía hablar inglés descubrí que el lenguaje del cuerpo (el lenguaje corporal) era la única forma de comunicarme.

Como cualquier otro inmigrante, mi objetivo era simplemente encajar. Entonces empecé a valerme de la comunicación no verbal para determinar si caía bien o no. Estas lecciones me han acompañado toda la vida. Aprendí que para ser exitosos necesitamos comprender las señales no verbales. Ser capaces de leer el lenguaje no verbal en los demás, sus pensamientos, sentimientos, deseos e intenciones, es crucial tanto para la vida personal como en los negocios.

— ¿Cuál fue la principal enseñanza como agente especial del FBI?

Inmediatamente lo primero que se aprende como un agente especial del FBI es que los trabajos de contrainteligencia, que eran mi especialidad, en realidad tienen que ver con saber leer a la gente. Ningún criminal va a expresar sus intensiones, pero usualmente el lenguaje de su cuerpo nos indica lo que piensa hacer. O lo que ya hizo. Una cosa es lo que dicen sus palabras, y otra muy distinta los gestos de su cuerpo. En una ocasión estaba interrogando al sospechoso de un crimen. En un punto crucial, mientras relataba la historia con sus palabras, dijo que tomó a la derecha pero sus manos giraron a la izquierda. Allí supe que debía investigar más a fondo.
— ¿Qué es la comunicación no verbal?

Los humanos evolucionamos para comunicarnos principalmente a través del cuerpo. Todas las emociones, los temores, los pensamientos, e incluso los deseos y las intenciones, los comunicamos de esta forma. Solo en los últimos 80.000 años desarrollamos la capacidad de hablar. Pero esto no implica que hayamos dejado el lenguaje corporal. Se calcula, por ejemplo, que entre 80% y 90% de la comunicación en una pareja enamorada es no verbal. Las miradas, el toque de las palmas y las piernas, incluso las feromonas también se comunican. En los negocios esta comunicación no verbal puede representar entre 60% y 75%. Todo depende de la situación y de las circunstancias.

— ¿Existen conductas que sean similares en todas las personas?

En el libro explico que cada persona tiene comportamientos que se definen en inglés como “tells”. Estas son actitudes similares en cada ser humano que literalmente nos “cuentan” lo que alguien realmente está sintiendo. Por ejemplo, cuando dos personas están hablando y en algún momento una gira un pie hacia la salida es un mensaje concreto que ya se tiene que marchar. Incluso sin decirlo está expresando que se quiere ir. Esto es un “tell”.

— ¿Estudiar el cerebro nos ayuda a entender el lenguaje no verbal?

Es más fácil comprender el comportamiento humano si se tiene en cuenta que el cerebro opera en tres grandes divisiones. Existe una parte muy primitiva (el cerebro reptil) que es responsable por el funcionamiento de los órganos como el corazón o los pulmones. Esto explica por qué algunas personas pueden seguir viviendo aun con un daño cerebral. Pero también existe lo que llamamos el sistema límbico (el cerebro mamífero). De alguna forma, este es el componente más animal en el cerebro humano. El sistema límbico responde al entorno y a los sentidos para mantenernos seguros. En nuestros orígenes, frente a un ataque el cuerpo humano estaba preparado ya sea para paralizarse, correr o pelear. Por esto, el sistema límbico no miente frente a los cambios en el entorno. El tercer componente es la neocorteza, que se encarga de los pensamientos abstractos como las matemáticas, escribir o hablar. Es aquí donde el ser humano tiene la capacidad de elaborar mentiras.
— ¿Cuál es la parte más honesta del cuerpo humano?

Ustedes se sorprenderían con la respuesta. La gente tiende a pensar que la parte más honesta del cuerpo es la cara, principalmente los ojos. Por esto intentan descifrar el lenguaje corporal arrancando del rostro hacia abajo. Yo hago exactamente lo contrario. Aunque parezca sorprendente, la parte más honesta del cuerpo humano son los pies. Y tiene sentido. Frente a un ataque, la primera reacción del sistema límbico era prepararse para reaccionar. Precisamente las personas han aprendido a tratar de engañar con los gestos de la cara. Pero las reacciones en los pies son completamente naturales.

5 señales corporales

1|El torso: dado que en el torso el cuerpo humano contiene importantes órganos, es una conducta natural tratar de protegerlo. Por esto alejamos el torso de quien no nos gusta. Pero también tendemos a dirigir el torso a quienes más nos agradan.

2|El cuello: en su libro, el agente Navarro explica que en situaciones de estrés las personas tienen conductas para aliviar el cuerpo. En las mujeres es tradicional frotar un collar o el cuello cuando están nerviosas.

3|Los hombros: en la literatura del lenguaje corporal, una posición muy conocida se conoce como “el efecto tortuga”. Cuando alguien se siente humillado, una reacción natural es tratar de esconder la cabeza elevando los hombros.

4|Los pies: en una ocasión, en un restaurante le pidieron al agente Navarro descifrar si una pareja estaba encajando. El afirmó que sí, tan solo con ver el movimiento de los pies. Además de que estaban muy cerca, la mujer los movía constantemente.

5|Las manos: al parecer, las personas de éxito no solo muestran más sus manos, sino que suelen dirigir los pulgares hacia arriba. Joe Navarro explica que esconder los pulgares en el bolsillo es una tremenda señal de inseguridad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.