Diez técnicas para combatir a los ladrones del tiempo

Hacer descansos para fumar, realizar llamadas personales, tomar café constantemente o sostener charlas insustanciales en la oficina puede hacerle bajar el rendimiento y dejarlo sin empleo.

SXC: Tener conversaciones personales excesivas en el celular, es uno de los comportamientos que más le quita tiempo al trabajo. SXC: Tener conversaciones personales excesivas en el celular, es uno de los comportamientos que más le quita tiempo al trabajo.

El dicho propular reza: "El tiempo que se pierde, lo lloran los santos". Y es que el tiempo desperdiciado puede terminar afectando la vida laboral y de paso, sus finanzas.


Alberto Pena, experto en productividad, gestión personal y empresarial, ha realizado una lista de acciones para evitar que los ladrones del tiempo le hagan perder el puesto.

¡A combatirlos!

Antes de empezar la lucha contra los enemigos, hay que identificarlos.

Los ladrones del tiempo más frecuentes en las oficinas son: hacer visitas dentro de la misma empresa, no planificar el día, leer en la web excesiva información no relacionada con el trabajo, gastar mucho tiempo almorzando, hacer largas pausas para tomar café, ser desorganizado, entrar a las redes sociales, asistir a reuniones improductivas, ver televisión y realizar llamadas personales.

Conozca diez técnicas que le ayudarán a optimizar su tiempo:

1. Use auriculares. Si trabaja con más personas utilícelos aún cuando no esté escuchando música o radio porque actúan como un arma disuasoria ante interrupciones.

2. Comunique sus rutinas. Es muy importante que las personas con las que trabaja  conozcan lo que usted hace para que eviten interrumpirlo en las labores.

3. Frene al pesado. No tenga piedad ninguna con el compañero que le gusta charlar y no trabajar. Para él o ella la interrupción es algo inofensivo, pero para usted es destructivo.  

4. Ojo con el celular. No atienda llamadas de personas con las que hay que hablar de asuntos que pueden esperar, si es algo urgente el que llama le dejará un mensaje en el buzón de voz.

5. ¡No interrumpa usted!. Cuidar su propia productividad es cuidar la de los otros. No se convierta en una constante interrupción para las personas con las que trabaja o se relaciona. Un comentario, un chiste, una llamada de móvil o un SMS son inofensivos en apariencia, pero dañan el rendimiento de quienes le rodean.

6. Planifique el día: Antes de salir del trabajo  “haga la fotografía” con las tareas del día siguiente. Revise la lista de tareas pendientes y decida cuáles tiene que hacer al día siguiente. De ese modo, estará componiendo el mapa del camino que va a recorrer mañana.   

7. En reuniones indague con anticipación de qué se va a tratar. No permanezca inmóvil y tenga iniciativa, actúe con proactividad: pregunte, indague y muévase. Trate siempre de no entrar a ciegas a una reunión. Si es importante tome nota de los aspectos más importantes, pero cerciorándose de evitar distracciones en aparatos móviles.

8. La tecnología e Internet están para facilitar las cosas para ayudarle a hacer las tareas, simplificar las obligaciones y aligerar su vida. Son herramientas que siempre deben estar al servicio, pero no hay que abusar de ellas por simple pasatiempo.

9. A la hora de escribir un mensaje tiene que ser breve, directo y preciso. Vaya al grano y se demorará menos con cada e-mail, lo que también contribuirá a la productividad de la otra persona.

10. En la medida que lo necesite, utilice las respuestas prediseñadas que son textos que una y otra vez se escriben en cada e-mail para evitar perder tiempo y energía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.