Diez Cosas que reemplazan el PowerPoint

La mayoría de ejecutivos, empleados y estudiantes utiliza en exceso el PowerPoint para realizar presentaciones. Qué otras herramientas puede utilizar para no abusar de este.

FinanzasPersonales.com.co FinanzasPersonales.com.co

A diario en su trabajo, colegio o universidad, puede ver hasta tres presentaciones en PowerPoint. La mayoría tienen letras o números que nadie puede leer y que no logran captar su atención. Al final de la presentación, es muy probable que gran parte del mensaje que el orador quiso que el auditorio captara, simplemente se pierda.

El entrenador y especialista en oratoria y comunicaciones y bloguero de Forbes, Nick Morgan, expuso diez cosas que pueden reemplazar efectivamente esta herramienta:

1. Utilice accesorios. Para la mayoría de los trabajadores, que tienen su mundo laboral en un cubículo están privados de lo sensorial y limitados al sonido del computador y de sus colegas cuando hablan y a la luz fluorescente. En este entorno, en lugar de describir la situación o producto en una diapositiva, resulta muy exitoso ofrecer al público algo físico. "Muestre un prototipo, pasee por la sala y tenga contacto con los asistentes. Lo físico estará presente", dice.

2. Utilice música. La respuesta emocional a la música es mucho mayor que a la que pueden producir las palabras. Especialmente palabras como "resultados del tercer trimestre" y "optimización del producto". "Añada una banda sonora a la presentación, es ponerle vida".

3. El uso de vídeo. Un buen video a buen ritmo puede encantar y mover las emociones del público en 60 segundos. Puede crear la atmósfera adecuada para empezar o terminar un discurso - o para recobrar la atención en la mitad de la reunión.

4. Utilice un tablero. Cree las ayudas visuales que necesite justo delante de la audiencia. No hay necesidad de tecnología. Sólo un marcador captará la atención sin necesidad de una diapositiva.

5. Pregúntele a la audiencia. Según Morgan la mejor manera de atraer a la audiencia es llamarla y pedirles que cuenten sus historias en relación con el tema en cuestión.

6. Más interacción entre los participantes. Divida la audiencia en grupos pequeños y llévelos alguna pregunta o un problema que usted plantea. Luego pídales que comenten a todo el grupo las conclusiones.

7. Juegue con el público. Cree un juego y el premio o premios respectivos. A todas las personas les encanta competir. Tenga cuidado en no hacer preguntas muy difíciles y dar premios demasiado caros o baratos.

8. Pídale a la audiencia que presente su idea. Accede a la audiencia para diseñar algo, un nuevo producto, plan o idea. Entrégueles papel y lápiz, iPads, o lo que sea que tenga a mano para que puedan interactuar.

9. Grave un video con las respuestas de la audiencia. De los ejercicios que haga, trate de grabar un video con las conclusiones de cada uno de los grupos. Así en alguna reunión posterior podrá usar ese material.

10. Combine cualquiera de estos tres para atrapar toda la atención de su audiencia. Deje de pensar en una presentación como una actividad estática donde se muestran las diapositivas a un grupo. Usted activo, ellos pasivos. En cambio, ellos los tratarán como un inspirador de algo emocionante, educativo y divertido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.