Cuando el amor duele

Estudios comprueban que una pena de amor lastima como cualquier dolor físico. Conozca las consecuencias y cómo superar un fracaso sentimental.

Estudios comprueban que una pena de amor lastima como cualquier dolor físico Estudios comprueban que una pena de amor lastima como cualquier dolor físico

El sufrimiento que produce un rechazo sentimental, la terminación de una relación de pareja o la pérdida de un ser querido pueden manifestarse corporalmente. 

Un estudio realizado en la Universidad de Michigan reveló que el cerebro humano no diferencia entre el dolor físico y el dolor emocional.

Esta investigación publicada en el Journal of the National Academy of Sciences mostró que la parte del cerebro que se activa cuando se sufre un trauma físico también lo hace cuando se sufre emocionalmente. 

A la misma conclusión llegó la Universidad de California en Los Ángeles. Los investigadores afirman que el dolor le advierte al organismo sobre un estímulo que puede hacerle daño al cuerpo. Así mismo, el sufrimiento emocional puede ser un aviso del daño que puede propiciar determinada persona.

Cuando las emociones afectan la salud 

El sistema nervioso central y el sistema inmunológico del cuerpo están íntimamente interrelacionados. Es así como una pérdida afectiva puede somatizarse y derivar en enfermedades serias.

Una investigación del Instituto de Salud Mental de GGZ de los Países Bajos, publicada en Archives of Internal Medicine, estableció que la buena salud se sustenta en el adecuado equilibrio entre factores sociales, psicológicos y biológicos. 

Los investigadores encontraron que las emociones negativas por una pérdida sentimental hacen que los individuos sean más vulnerables a enfermedades.

El 10% de las personas que sufren la pérdida de un ser querido experimenta cardiopatías asegura la investigadora y cardióloga, Martin Cowie del Hospital Brompton, en Londres. En efecto, la probabilidad de sufrir un infarto o una embolia aumenta cuando se está sometido a dolores intensos.

También se pueden experimentar dolores musculares de cuello, hombros, espalda, caderas, brazos y piernas de manera permanente cuando se está sometido a un estado de estrés y tristeza.

El problema y parte de la solución

Numerosos estudios han demostrado que el enamoramiento crea reacciones químicas que mejoran la calidad de vida y previenen enfermedades.

Una investigación realizada por State University de Nueva York y publicada en Journal of Neurophysiology, indicó que el cerebro de una persona enamorada percibe sensaciones similares a las que se pueden sentir bajo el efecto de narcóticos.

La universidad de California en Los Ángeles (UCLA) reveló que “el recuerdo de la pareja a través de una simple foto es capaz de reducir el dolor”. 

Esta investigación se llevó a cabo en 25 mujeres que mantenían una relación sentimental estable a quienes se les mostraron fotos de sus parejas en una pantalla mientras recibían estímulos de calor dolorosos. Los investigadores anotaron que al ver a la persona que amaban el dolor fue mucho menor que cuando veían otras imágenes.

¿Cómo superar una pena de amor?

Para superar un dolor sentimental, Ángela Mendivelso, master en Neuropsicología de University College London, aconseja:

-Sea consciente de la realidad. Nunca se engañe con falsas expectativas y esperanzas. No se niegue a aceptar el momento. Asumir la realidad es parte del proceso. 

-Viva el duelo. No reprima sus sentimientos. Demuestre y viva lo que siente. Superar el dolor implica enfrentarse a él.

-Continúe su vida con normalidad. No suspenda ninguna de sus actividades diarias. Por el contrario, incursione en proyectos nuevos y mantenga su mente ocupada.

-Fortalezca su autoestima. Cambie de rutina, salga de viaje, practique algún deporte o cambie de look. Realice algo que lo hago sentir diferente y conforme con usted mismo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.