Cómo volverse millonario desde la cama

Cada vez son más populares los cursos que dan entrenamiento para atraer grandes cantidades de dinero. Pero a veces es más lo que se gastan en ellos que lo que se gana...

Se estima que para el año 2020 se produzcan al año 8’000.000 de automóviles híbridos y eléctricos y que cerca del 60% de estos carros utilicen baterías a base de litio. Se estima que para el año 2020 se produzcan al año 8’000.000 de automóviles híbridos y eléctricos y que cerca del 60% de estos carros utilicen baterías a base de litio.
;
BBC

En estos tiempos económicos difíciles, miles de personas están participando en seminarios de generación de riqueza y comprando los productos que allí se ofrecen con la esperanza de que abran la puerta a la riqueza y a la libertad financiera. Pero, ¿están pagando los participantes más por estos cursos que lo que verdaderamente valen?

"De acuerdo con el plan, seré un millonario en diez años. Debo unos US$6.000 dólares en mi tarjeta de crédito, pero seré libre financieramente. Eso va a pasar", dice Janice Geddes, una enfermera de guardería de 38 años de Ilford, en el Reino Unido.

Está plenamente convencida de que los cursos de creación de riqueza, por los que ha pagado miles de libras esterlinas, le darán las herramientas que necesita para volverse rica.

Cada día se levanta a las 05:45 y se dedica a completar una serie de ejercicios conocidos como "preparación para la riqueza", antes de salir para el trabajo a las 07:00.

Ella dice que aunque ama su trabajo quiere tener la posibilidad de no hacerlo.

"Hay algunos días cuando me siento hastiada y me levanto por la mañana y pienso que quiero quedarme en la cama, pero no soy lo suficientemente libre en términos financieros, así que tengo que salir de la cama", dice.

El mercado de creación de riqueza, que alguna vez fue únicamente el dominio de los estadounidenses, es ahora una industria inmensa en el Reino Unido, donde los participantes dejan su dinero a cambio de cursos de entrenamiento, libros, suscripciones a páginas de internet y otras tantas compras "obligatorias".

En uno de los planes, la libertad financiera es descrita como la "habilidad para vivir el estilo de vida que desea, sin tener que trabajar o depender de nadie para conseguir dinero" o, como lo describe otro, la meta de ganar suficiente "sueldo pasivo" (sueldo creado por activos) para financiar su estilo de vida".

Es este estilo de vida al que han llegado los fundadores de estos esquemas de creación de riqueza, y al que aspiran también sus seguidores.

"Al borde de la bancarrota"

Niki Duffy, de Kent, en el Reino Unido, empezó a buscar formas alternativas de pensar y de entender los libros de creación de riqueza cuando a su sobrino se le diagnosticó cáncer.

Ella estima que ha gastado casi US$80.000 atendiendo los cursos después de que se enamoró de la idea de tener "múltiples fuentes de ingreso".

Duffy agrega que a pesar de gastar su herencia en los planes, no podía parar y empezó a pagarlos con sus tarjetas de crédito.

"Estuvimos al borde de la bancarrota, casi perdimos nuestra casa, casi perdimos todo. Pero estamos recuperándonos de eso", dice.

Ella cree que ahora está mucho mejor pues tiene "el conocimiento y la estrategia" y está dispuesta a ganar unos US$10 millones entre los próximos cinco a diez años.

Pero ¿En qué consisten estos métodos que generan un interés casi de culto?
Padre rico, padre pobre

Una historia de éxito mundial es la teoría de Padre Rico, Padre Pobre, un libro escrito por Robert Kiyosaki en 1997. Es una parábola sobre dos llamados padres.

Un padre creía en la educación escolar y en conseguir un buen empleo y el otro, un amigo de la familia, se enfocó en ganar dinero.

Robert Kiyosaki dice: "Yo sí tuve dos padres, uno era socialista y el otro era capitalista. Yo decidí que quería ser capitalista. Los activos ponen dinero en su bolsillo, así trabaje o no, los pasivos le sacan el dinero del bolsillo".

"No estamos diciendo que se involucre en bienes raíces, petróleo u otra cosa. Se trata sólo de diferenciar un activo de un pasivo, así que si tengo un auto pero lo entrego en alquiler como un taxi, tengo un activo".

"Pero si conduzco mi auto es un pasivo. Así que tenemos una casa grande ahora, pero es un pasivo, no un activo".
Historias de éxito

Su esposa, Kim, dice que ellos tienen una regla: "Todo nuestro dinero sale de nuestros activos y cubre nuestros pasivos".

"Si quiero un juguete nuevo porque soy el rey de los juguetes (ayer me dio por encargar un nuevo Ferrari) entonces bien: ella sabe que tengo que crear un nuevo activo para pagar por ese pasivo", dice Robert.

"La idea de 'vaya a la escuela y consiga un trabajo' es probablemente la idea más destructiva en su mente hoy en día. Y esa es la clave del mensaje del Padre Rico", dice.

Una persona que consiguió este nivel de riqueza luego de leer Padre Rico, Padre Pobre fue Maria Davies, quien dejó la escuela a los 15.

Empezó a invertir en propiedades de alquiler y dejó su trabajo hace 11 años, a la edad de 39.

"Tengo propiedades que nunca he visto. Tengo propiedades alrededor del país y del mundo", dice.

Pero para ella, no se trata de ser la dueña de todo lo que acompaña a la riqueza.

"Hay una tendencia según la cual la gente piensa 'si tengo este u otro objeto llamativo, me hará feliz".

"Es fácil decir eso...pero eso no es tan importante como ser capaz de tener la libertad para comprarlos en primer lugar o la libertad para hacer cualquier otra cosa que uno quiera".

"Quiero pasar mi día haciendo lo que yo escojo y no lo que me veo obligada a hacer para conseguir el dinero. Si quiero pasar todo el día en la cama leyendo un libro, entonces lo puedo hacer".

David and Shirley Harwood, que tienen 29 propiedades avaluadas entre US$6.2 millones y US$7 millones, también hicieron su fortuna con el método Kiyosaki, y ahora lo enseñan. Sus ingresos "pasivos" oscilan entre US$56.400 y US$62.700 al año de sus alquileres y también reciben unos US$157.000 al año como consultores y profesores.

Ellos dijeron que entre los dos ganaban mucho enseñándoles a otros. David ganó unos US$94.000 y Shirley unos US$63.000.

"Eso es mucho más de lo que ganamos en nuestras vidas y trabajos comunes y corrientes", dice Shirley.

También tratan de estar al día con sus estudios de riqueza y Shirley dice que actualmente está leyendo una serie que se llama The Way Forward.

"Depende de usted lo que haga en su vida. Si usted es feliz con su vida y con el lugar en que se encuentra, no hay nada malo entonces", ella dice.
Escepticismo saludable

Mientras algunos programas ofrecen estrategias para crear activos, otros programas se enfocan en generar riqueza a través de una mentalidad correcta.

T Harv Eker es el autor de Secrets of the Millionaire Mind, y asegura que se le conoce como "una mezcla entre Donald Trump y Buda".

Los seguidores de su programa hacen ejercicios diarios para reforzar su "actitud nueva para hacer dinero" y no le importa si las personas no creen en su sistema.

Dice: "Me reciben con algo de escepticismo en todos lados, pero eso está bien, porque creo que es algo saludable. Una de las primeras cosas que les digo a las personas cuando subo a la tarima es 'no crean ni una palabra de lo que digo'".

"Ahora, ¿por qué habría de sugerir eso? ¿en qué experiencia me baso? Sólo la mía. Lo único que puedo decirles es que los principios que están aprendiendo transformaron totalmente mi vida y ahora transformaron también las vidas de cientos de miles de personas".

Como dice Kim Kiyosaki: "La gente dice: 'quiero ser rica'. La pregunta es: ¿está dispuesto a hacer lo que se necesita para lograrlo?"

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.