Cómo tener una entrevista de trabajo exitosa

Su desempeño en una entrevista laboral puede definir si consigue ese puesto que tanto desea. Finanzaspersonales.com.co le presenta las claves para tener éxito en este proceso.

En una entrevista tener buena presentación es positivo, pero estar bien preparado es lo que en realidad le permitirá conseguir el puesto. En una entrevista tener buena presentación es positivo, pero estar bien preparado es lo que en realidad le permitirá conseguir el puesto.

Sucede con más frecuencia de lo que se cree. Ante dos candidatos con capacidades aparentemente similares, las empresas se limitan exclusivamente a las entrevistas para hacer su selección. De hecho, las entrevistas son la última etapa en un proceso de enganche, y como tal, la más importante. Además, tienen un valor adicional. Por lo general, en este momento las empresas ya no están buscando aspectos para descartarlo sino razones por las cuales deberían contratarlo. Es la oportunidad para que marque la diferencia.

En una entrevista tener buena presentación es positivo, pero estar bien preparado es lo que en realidad le permitirá conseguir el puesto. Curiosamente, esta fase es la más importante en una entrevista: la investigación que realice antes de presentarse a la empresa. Esta investigación es vital por dos razones. Usted necesita saber si la empresa y el cargo a los que está aplicando son los adecuados para usted. Tarde o temprano fallará, si no hace una buena escogencia. Y también porque es la forma más efectiva para sorprender a quien lo entreviste. Piense en lo que diría una empresa de alguien que no se prepare para la entrevista en un cargo fundamental en su vida profesional. ¿Qué clase de trabajador será?

La preparación es fundamental. Usted puede empezar visitando la página web de la compañía, revisando sus folletos corporativos y reportes. La información de revistas y periódicos especializados también es valiosa. Procure visitar y hablar con gente antes de las entrevistas. Cuanto más investigue, mejor será su desempeño durante el encuentro con sus posibles nuevos jefes. Los otros pasos del proceso complementan esta fase de preparación 

 

Logre el cargo que desea. Cinco aspectos para presentar una entrevista exitosa

 

1. La primera impresión

- Llegue a tiempo.
- Sonría, mire a los ojos y salude con un firme apretón de manos.
- Comience la entrevista con un tema distinto al trabajo, mientras se rompe el hielo.
- Si el entrevistador no toma la iniciativa, no tenga miedo de empezar.
- Visite la compañía antes y observe cómo viste la gente. Lleve un vestuario acorde con su cultura.

2. Actué como un profesional

- Sea agradable y decente con todas las personas en la empresa. Una de ellas puede ser decisiva.
- Muéstrese siempre interesado y entusiasmado por la empresa.
- Sea honesto y sencillo, a nadie le gusta la gente petulante.
- No se angustie ante el silencio, si lo utiliza para pensar una pregunta.
- Utilice siempre un lenguaje positivo.
- Discuta temas de interés para la empresa y cómo podría contribuir usted.
- Nunca pierda la calma, aunque sienta que va por mal camino.
- No se limite a sus logros laborales, hable también de su vida, aspiraciones y gustos.
- Utilice argumentos y ejemplos de sus éxitos pasados. No los presente como una lista.

3. Conversación en doble vía

- Una entrevista es un proceso en que dos personas intercambian información. Esto incluye preguntas y respuestas en forma balanceada.
- Aprenda a escuchar. Cuando el entrevistador le esté dando información, no lo interrumpa.
- Realice preguntas interesantes que demuestren su conocimiento en la empresa.
- Prepare respuestas a preguntas típicas como ¿en qué se considera buen trabajador?, ¿qué piensa de este cargo?
- Concéntrese en sus fortalezas sin parecer pretencioso. Si le preguntan por debilidades, mencione una sola.
- Sea preciso al contestar lo que le preguntan.
- Preguntas que usted debería hacer, ¿cuáles son las competencias requeridas para el cargo?, ¿están definidas las metas con claridad?

4. Errores que no puede cometer

- Falta de confianza.
- Centrarse mucho en el tema del dinero.
- Exaltar demasiado sus logros.
- Dificultades para comunicar ideas.
- Carecer de ambición y motivación.

5. No olvide

- Agradecer la entrevista y el tiempo dedicado.
- Asegurarse de que al terminar la entrevista tiene el conocimiento necesario, por si es elegido.

Recuerde que su entrevistador se estará preguntando siempre ¿me gustaría trabajar con esta persona? Las empresas no buscan ejecutivos sobrenaturales, sino gente capaz de mostrar resultados y que mantenga buenas relaciones con los demás.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.