¿Cómo rechazar una entrevista de trabajo?

Lo recomendable es hacerlo de forma cortés, para así dejar abierta la posibilidad de pedir empleo en el futuro en dicha empresa.

Decir no, a largo plazo puede convertirse en un sí. Decir no, a largo plazo puede convertirse en un sí.

El rechazo puede darse por motivos de horario, porque la oferta salarial no cumple con las expectativas o porque surgió un nuevo puesto en otra compañía mientras se estaba buscando empleo.  

Un caso real

El 16 de enero de este año, Lorena Chaparro, recibió una llamada de una empresa de telecomunicaciones que la requería para trabajar en el call center de una entidad bancaria.

Ella rechazó el puesto porque su aspiración siempre fue el de empezar a desempeñarse como ingeniera de sistemas: “Estudié sistemas, aunque no tengo sino la experiencia laboral de las prácticas, quiero comenzar a trabajar en eso, si hay una vacante más adelante sería mejor para mí”, contestó cuando la llamaron para ofrecerle el cargo.

Con tan buena suerte que quien la llamó fue una de las sicólogas que selecciona el personal y quince días después se acordó de Lorena para decirle que existía la vacante en sistemas, se presentó y ese es su actual empleo.

Llame a tiempo

La respuesta telefónica suele ser el medio más usado por las empresas para concertar entrevistas de trabajo.

En la llamada fijan con el candidato la fecha y la hora para la entrevista. Si no nos interesa el puesto ofertado, es conveniente indicarlo, pues a veces la empresa dispone de otros puestos de trabajo que nos podrían interesar más en el momento actual o en un futuro.

Por ejemplo, si a un contador lo llaman para una entrevista de trabajo para el cargo de auxiliar de nómina, lo adecuado para rechazar una entrevista de trabajo es informar que no se está interesado en el puesto ofertado, pero que si se está disponible para un puesto en el oficio que domina, existe la posibilidad que algunos meses después la empresa requiera un contador y lo pongan en la lista de candidatos.

Es posible que gane más

La finalidad de explicar las causas de rechazar una entrevista de trabajo es doble. Por un lado existe alta probabilidad de conseguir que la candidatura de la persona resulte mejor para otro cargo con lo que tendrá la posibilidad de renegociar las condiciones del contrato, como horarios o sueldo.

En segundo lugar, se da a entender a la empresa que somos gente profesional y diligente con la que podrían estar interesados en trabajar en el futuro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.