Indicadores Financieros

Liderazgo

¿Cómo optimizar su cerebro en la vida laboral?. Un verdadero líder debe tener la habilidad de conocer y entender qué pasa en el cerebro propio. Foto. Corbis.

Un verdadero líder debe tener la habilidad de conocer y entender qué pasa en el cerebro propio. Foto. Corbis.

¿Cómo optimizar su cerebro en la vida laboral?

Se ha preguntado alguna vez ¿Por qué hay personas más creativas e ingeniosas que otras?, ¿Será que el estar en un alto cargo en una empresa sólo es cuestión de suerte o palanca? Al parecer las tecnologías mentales tienen estas respuestas.

Los sentidos y el cerebro son herramientas necesarias para alcanzar el éxito y cumplir objetivos.
 
Para tener el control de los mismas, existen las tecnologías mentales.

La importancia de estas tecnologías, que reúnen la Inteligencia Emocional, Emotional Freedom Technique y el Coaching, radica en que un verdadero líder tenga la habilidad de conocer y entender qué pasa en su cerebro y en el de las personas que hacen parte de su equipo.
 
De esta manera, podrá saber cuáles son las estrategias en las que debe enfocarse para la consecución de sus metas como parte de una organización o para otras áreas de la vida (personal, social, profesional, etc).

La experiencia ha mostrado, que entre los principales obstáculos para lograr el éxito a cualquier nivel, incluyendo el empresarial, se deben tener en cuenta dos puntos:

1. Que la persona no está alineada en los seis aspectos importantes: entorno, comportamientos, capacidades, creencias y valores, identidad y espiritual.

2. Que la persona no es congruente entre lo que piensa, dice y hace. Esto manda un mensaje interno que confunde a su cerebro y un mensaje externo que confunde a las personas con quienes interactúa.

Para resolver estos obstáculos, FinanzasPersonales.com.co consultó a Andrés Bravo, profesor del diplomado "Tecnologías Mentales para el Desarrollo Humano" de la Universidad del Rosario, quien explicó que la manera de usar estas tecnologías a favor de sí mismo es a través de un proceso estratégico que se compone de dos partes:

- La primera etapa se trabaja desde el ser, lo que permite conectarse con su yo interior, cambiar creencias limitantes, encontrar su verdadera misión, conocerse realmente, generar auto cuestionamiento y responsabilidad de la vida propia y sus resultados.

Así mismo, incrementar el nivel de Inteligencia Emocional, el cual actualmente es considerado por muchos expertos en liderazgo, gestión empresarial y multimillonarios como Robert Kiyosaki y Donald Trump, como incluso más importante que el tradicional coeficiente intelectual.

- Una vez haya congruencia del ser, en la segunda etapa se trabaja en la instalación de habilidades prácticas como: argumentación, neuroliderazgo, comunicación efectiva, persuasión e influencia, etc.

Una vez terminado el proceso, la persona tiene un cambio del chip mental y está alineada en los diferentes aspectos de su vida, factor indispensable para lograr el verdadero éxito.

¿Qué beneficios se tienen si se pasa por este proceso?

Existen múltiples beneficios, entre ellos:

- Un mejor enfoque en la gestión que realiza, lo que contribuye a disminuir los errores humanos y aumentar la productividad.

- Motivación a la hora de realizar sus funciones.

- Habilidad para reconocer los diferentes estilos de personalidades y estrategias mentales, lo que permite tener una comunicación mucho más eficiente. Igualmente, la capacidad de persuadir se incrementa.

- Mejores resultados en trabajo en equipo y metas comerciales.

- Mayor responsabilidad y resultados.

- Herramientas de liderazgo.

¿Por qué implementar las tecnologías mentales en el área laboral?

Para lograr las metas propuestas, aumentar la productividad y calidad del ambiente laboral.

¿Cómo lograr el éxito a través de ellas?

1. Siendo consciente que hay aspectos para mejorar. Muchas veces el ego no las deja ver.

2. Querer mejorarlos.

3. Actuar con base al aprendizaje de estas herramientas.

4. Poner en práctica lo aprendido hasta que se vuelvan procesos inconscientes.

5. Compartir el conocimiento.