¿Cómo llevar a cabo una idea de negocio?

Crear una empresa y hacerla sostenible es el sueño de todo emprendedor. Sin embargo, lograr este propósito no es tarea fácil, ya que se necesita de astucia y planeación para cumplir los objetivos.

Determinación, trabajo y capacitación, son tareas que no se deben dejar al asar en una empresa. Determinación, trabajo y capacitación, son tareas que no se deben dejar al asar en una empresa.

Ante situaciones como el desempleo y la falta de oportunidades laborales, el inicio de un nuevo año parece la oportunidad perfecta para iniciar una nueva etapa de la vida como emprendedor. Si usted es de los que ha soñado tener su propio negocio, entonces este artículo es para usted.

Aunque no es un proceso fácil de empezar, hoy en día existen más instituciones tanto públicas como privadas que apoyan a los emprendedores, ya sea a través de recursos financieros u otros medios con el propósito de apoyar sus ideas de negocio.

Sin embargo, aún persisten obstáculos como: carga tributaria, competencia global, restricciones para acceder al financiamiento, informalidad empresarial, competencia desleal, falta de recursos y ausencia de capital semilla.

¿Cómo no fracasar?

Si está decidido a montar su propio negocio, tenga en cuenta:

1. En qué va a invertir. Analice las razones por las cuales usted presentaría su idea a un inversionista. Estudie cuidadosamente los pro y los contra, siempre pensando en los campos de acción donde generaría mayor ganancia.

2. Investigue. Conozca el comportamiento que puede tener el futuro consumidor o usuario de su compañía, respondiendo interrogantes como: ¿quiénes son?, ¿qué hacen?, ¿cuál es el nivel de conocimiento que se tiene de la competencia?, ¿quiénes podrían ser sus comercializadores?...

3. 100% competitivo. Piense en ofrecer productos de alta calidad con miras a mejorar la perspectiva del mismo en el mercado. Sea innovador y ofrezca productos atractivos para el mercado laboral.

4. Planee cada detalle. Parta desde el montaje que necesitaría la empresa y el número de empleados que requeriría para funcionar.

Paso seguido, plantee una estrategia para maximizar la certeza del proceso a iniciar.

5. Evalúe los riesgos. Así como obtendrá ganancias, siempre estará expuesto a posibles pérdidas. Haga un presupuesto teniendo claro el monto a invertir y cuánto es el tiempo estipulado en el que pretende recuperar lo gastado, con proyecciones estimadas de egreso e ingreso.

6. Trace objetivos. Plantéese objetivos a corto y largo plazo, esto le permitirá que su empresa siempre este en constante crecimiento corporativo y empresarial, sin que se quede tal cual como empezó.

7. Tenga un plan publicitario y promocional a la mano. Empiece por darle a su empresa un nombre atractivo, de manera que éste genere recordación en sus posibles clientes; defina la ubicación de la misma; y precise cual es el portafolio de servicios y productos a ofrecer.

8. La esencia de una empresa es su equipo de trabajo. Los empleados son el motor de su nuevo proyecto, por esta razón, exija que éstos siempre estén atentos a la diferenciación y a la innovación.

9. Apersónese de su administración. La organización y planeación son la clave para el éxito de una empresa, a esto se suma una buena actitud, compromiso, estructuración y esfuerzo.

10. Entre al mundo formal. Una empresa formalizada podrá obtener más fácil un crédito ante una entidad financiera. Por lo tanto, empiece por registrar su empresa ante entes como la Cámara de Comercio, entre otras.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×