¿Cómo elegir un posgrado?

La edad, la experiencia, las expectativas de vida y el nivel académico de las instituciones son claves a la hora de tomar una decisión de formación académica.



Foto: Archivo Semana. Las maestrías se recomiendan para una mayor profundización conceptual, mientras que los doctorados son para ejecutivos de alto nivel o docentes.
Foto: Archivo Semana. Las maestrías se recomiendan para una mayor profundización conceptual, mientras que los doctorados son para ejecutivos de alto nivel o docentes.

El entorno laboral y profesional hoy en día exige un alto nivel de competencias para desempeñarse con éxito al interior de las empresas, o para sacar adelante la compañía propia. Por esas razones, hay que tener en cuenta aspectos claves a la hora de definir el tipo de posgrado que se va a realizar, porque, según la experiencia, la edad y las aspiraciones, un profesional debe definir si es más conveniente realizar una especialización, una maestría o un doctorado.

Octavio Ibarra, decano de la escuela de negocios de la Universidad del Norte dice que un ejecutivo debe tener definidas sus aspiraciones y buscar que el programa elegido desarrolle temas de organización, estrategia e internacionalización. "Son herramientas que permiten responder con rigor, oportunidad y pertinencia a la solución de problemas empresariales", apunta. Sin embargo, Ciro Gómez, director del MBA del Inalde, agrega que hay que escoger una escuela con buena reputación, con un excelente programa, con años de experiencia, reconocidos egresados y que tenga convenios con pares en otros países. "Hay que preguntarse: cómo concibo a mi empresa o en la que trabajo y qué pienso de su estrategia de dirección. Hay que saber qué metodología quiere uno asumir: pasiva o activa", explica.

Para Daniel Velásquez, gerente del Incae, hay que cuestionarse sobre las expectativas a 5 y 10 años y entender qué herramientas sirven para elegir esos objetivos. "Luego se procede a escoger la escuela de negocios que se ajusta al perfil, teniendo en cuenta acreditaciones y reconocimiento internacional".

Otro punto definitivo es el nivel de experiencia que se tiene. Por ejemplo, para un recién graduado, una especialización es ideal pues le permite reforzar y alinearse en un área específica del conocimiento, como mercadeo, finanzas o logística, entre otras. En cambio, las maestrías se recomiendan para una mayor profundización conceptual, mientras que los doctorados son para ejecutivos de alto nivel o docentes, pues contribuyen a la generación de nuevos conocimientos multidisciplinarios.

Aunque la oferta de estos cursos avanzados es numerosa, y hay opciones para ingenieros, arquitectos, abogados, médicos o economistas, Ibarra, decano de la escuela de negocios de la Universidad del Norte, señala que escoger uno con énfasis en administración es una opción ideal pues "es una ciencia multidisciplinaria que se alimenta de otras y por eso quien lo hace adquiere una visión completa de la situación de cualquier negocio o entorno en el que se encuentre laborando". Una vez definidos estos aspectos, no hay que pensarlo tanto: aliste los recursos o la financiación y capacítese, pues es la mejor manera de mejorar su nivel de vida y laboral, haciendo contactos de alto nivel que le dan la opción de abrirse puertas, no solo en el país sino a nivel internacional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.