Cómo aprender idiomas sin gastar un peso

Por lo general, las opciones para aprender un idioma demandan tiempo y dinero, dos recursos normalmente escasos. Pero en realidad las claves y las herramientas para aprenderlo son más fáciles de lo que parecen, y lo mejor, no cuestan un centavo.

Obtenido de: http://estudios-cursos.com/wp-content/uploads/2010/07/aprender-idiomas.jpg Obtenido de: http://estudios-cursos.com/wp-content/uploads/2010/07/aprender-idiomas.jpg

Para muchas personas, comunicarse en otro idioma de manera fluida parece un sueño imposible. Seguramente las excusas como “yo no tengo genes de los idiomas, no tengo tiempo para estudiar porque trabajo todo el día, tengo una memoria malísima, soy demasiado viejo”, son muy familiares para usted.

Con seguridad de un día para otro lograr ser políglota no es posible. Sin embargo, para tranquilidad suya, hay muchas maneras de conseguir hablar un idioma extranjero en un tiempo relativamente corto.

No todas las personas que lo han logrado han tenido de sobre tiempo, talento y sobre todo dinero, que es lo que muchas veces no está al alcance de todos y no cabe en el presupuesto.

Pues la buena noticia es que el dinero no tiene nada que ver con el aprendizaje de un idioma. Según el políglota y bloguero irlandés Benny Lewis, al seguir los siguientes pasos podrá llegar a un buen nivel e incluso a la fluidez del idioma que quiera, y lo mejor, sin gastar un centavo.

• Irse a otro país no es garantía de aprendizaje. No es extraño que algunas personas decidan irse del país seis meses a estudiar otro idioma y vuelven sin aprender a hablarlo. Esto no es garantía si no sigue los siguientes consejos.

• El miedo le impide hablar otro idioma. La devoción por las excusas, el miedo a hablar, al ridículo, a los nativos molestos y el miedo a cometer errores es el principal retardante del aprendizaje. Las excusas solo justifican su temor infundado y se convierten en una barrera psicológica, no en un problema monetario. Cuando usted habla cada vez que puede, el miedo empieza a desvanecerse hasta que desaparece.

• Aprenda las bases. Muchas personas tienen a ser perfeccionistas y sienten que necesitan saber toda la gramática y el vocabulario antes de lanzarse al agua y hablar. Para poder comunicarse todo lo que necesita para empezar es una vaga idea de cómo funciona el lenguaje, algunas frases y el vocabulario esencial.

Hay muchos recursos totalmente gratis para conseguir estas bases como los libros de bibliotecas públicas o de su colegio o universidad, aplicaciones para su computador como Anki, para su Android como Ankidroid, para iPhone como jailbreak. Si tiene dificultades para memorizar palabras, puede utilizar la asociación de imagen y sonido para aprender. Se necesita algún tiempo para acostumbrarse, pero después de algunos intentos se convierte en la manera natural para aprender vocabulario más rápido.

• Utilice cursos gratis en línea. El Sena tiene el programa “inglés para todos los colombianos”, un curso que consta de nueve niveles y que dura en total 540 horas. Lo único que debe tener es internet y un correo electrónico en donde interactuará con su tutor. A nivel internacional, Omniglot, la BBC y about.com lo pueden ayudar en su tarea.

Guarde los diccionarios. Cuando no esté seguro de alguna palabra, sin necesidad de diccionario la herramienta de traducción de Google le puede ayudar. Wordreference.com y otros sitios web tienen extensos diccionarios gratuitos con las explicaciones en el contexto adecuado.

Aprenda frases. Esto puede sonar raro, pero en realidad el camino más corto para arrancar es dar una visión general de la lengua y no adentrarse en un viaje profundo averiguando todo acerca de ella. Así que después de leer y realizar las primeras horas de sus cursos en línea, y haya aprendido el vocabulario básico, dedíquese a aprender frases esenciales. Aprender conectores de conversación puede ayudarlo a desenvolverse mejor en la vida real.

• Busque gente que hable el otro idioma y hable de inmediato. Hay cientos de maneras de aprender un idioma, pero si su objetivo es hablar, si no dice nada su proceso puede tomar mucho tiempo.

• Estudiar de forma indefinida es una pérdida de tiempo. El propósito del estudio debe ser mejorar lo que ya aprendió, no prepararse para hablar algún día. El aprendizaje de la lengua implica que el uso natural es hablarlo inmediatamente. Estudiar es una pequeña parte de lo que realmente debería estar haciendo, sin necesidad de volar hacia otro país para hacerlo.

• Busque un grupo para practicar el idioma. En internet hay algunas herramientas como meetup.com. Estas herramientas resultan muy útiles y divertidas para aprender.

• Use Couchsurfing. Este sitio es famoso para los viajeros que cuentan con un presupuesto bajo y deciden dormir en los sofás de personas que le brindan hospedaje en otros países del mundo.

Vivir con nativos en el extranjero es una gran manera de aprender un idioma. Entre al sitio, registre su perfil y asista a las reuniones que organizan, es posible que un nativo quiera hospedarse en su casa o tal vez encuentre personas que viven en su país y que hablan con fluidez el idioma que quiere aprender y que solo con invitarlos a tomar un café pueda practicarlo.

• Trate de reunirse con personas que hablan el idioma que usted quiere aprender. Sin duda estarán dispuestos a ayudarle a practicar. Si no encuentra, asegúrese siempre de preguntar en su barrio, club, colegio, universidad o trabajo si hay personas que hablan y quieren ayudarlo. Usted puede estar sorprendido de ver que hay alguien que le ayude en su proceso.

• Otros sitios que pueden ayudar a encontrar hablantes nativos son muy buenos y gratis Livemocha y Busuu.

La enseñanza al final es que en lugar de buscar ser un genio y de realizar cálculos gramaticales avanzados, para hablar un lenguaje en realidad tiene que aprender a dejar de pensar tanto, aprender lo suficiente como para decir algo, dejar de lado su ego, cometer algunos errores y dejar que las conversaciones fluyan.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.