Cinco errores que lo pueden dejar sin trabajo

Pedir con frecuencia permisos para ir al médico, no atreverse a plantear propuestas, llegar tarde, tener actitudes arrogantes y la ineficiencia, pueden hacerle perder el empleo.

Procure evitar cometer errores para ser despedidos por sus propios motivos. Procure evitar cometer errores para ser despedidos por sus propios motivos.

Ser despedido del trabajo no es agradable para ninguno, incluso para aquellos que están aburridos y quieren cambiar de empresa u oficio resulta una experiencia dura.

Al médico sí, pero no tanto  

Es necesario ir al médico o solicitar días de incapacidad cuando la salud lo demanda y no hay otra salida. Pero si se insiste ir al especialista por cualquier tipo de dolencia terminará por levantar sospechas que serán asociadas con eficiencia laboral.

También ocurre que  hay trabajadores que siempre tienen una razón para no llegar al trabajo justo cuando hay situaciones críticas en la oficina, como entrega de reportes, horas extras de trabajo o realización de una actividad especial.

No le tema a proponer

Las personas que evitan hablar con sus compañeros y evitan la comunicación con sus jefes, difícilmente se le considera para un ascenso o puesto estratégico porque son señaladas de falta de ideas.

Inmediatamente esos comportamientos indicarán que usted es invisible para el grupo de trabajo y quizás estar en la primera línea cuando se presente un recorte de personal.

Llegar tarde

Si se convierte en rutina llegar cinco minutos tarde a la oficina, luego se pueden convertir en diez minutos y porque no, en 20 o más. Si su superior suma esos tiempos el balance será tan negativo que terminará debiéndole a la empresa.

Si la excusa es reiterativa y siempre gira en torno al tráfico de la ciudad o la salud de un familiar, puede estar en problemas porque esas excusas son tan viejas que ya nadie las cree.

Humildad ante todo

Nunca crea que usted es el único que tiene ideas atractivas en la empresa  porque estará dando la impresión de ser irremplazable y todos saben que “ A rey muerto, rey puesto”.

Hay quienes desafían a los compañeros e incluso a los jefes no prestándoles atención a las indicaciones que les hacen sobre algunos temas por considerar que no necesitan tales recomendaciones.

Ineficiencia

A ninguna empresa le satisface que un empleado se comprometa en un contrato a cumplir las labores y en la práctica haga todo lo contrario. Es vital y necesario que anteponga siempre el trabajo a situaciones personales porque aunque sea muy buen trabajador los indicadores demostrarán lo contrario.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.