Cinco errores imperdonables en el trabajo

Equivocarse en el trabajo y los negocios es algo que le puede pasar a cualquiera. Sin embargo, hay algunos comportamientos que son inaceptables y condenados universalmente. Conozca cuáles son y qué hacer para no cometerlos.

Foto: Archivo Semana Foto: Archivo Semana

Es normal cometer errores en cualquier número de situaciones, pero cuando se trata de negocios, es mejor evitarlos a toda costa. Un error sustancial puede resultar en pérdida de tiempo, de dinero y, en el peor de los casos, en un fracaso profesional. Aquí una lista de esos errores que suelen ser inaceptables.

1.   Errores de comportamiento

El mal comportamiento es malo en cualquier lugar, pero es peor en el trabajo donde la gente es testigo sobre una base más objetiva. Decir mentiras, hablar mal de otros sin necesidad, utilizar el teléfono celular de manera prolongada y los malos hábitos alimenticios, hacen parte de la lista de errores de comportamiento imperdonables.

Por ejemplo, hablar mal de alguien puede afectarle su credibilidad y hacerlo parecer un tonto. Recuerde que tratar de intimar mucho con un compañero de trabajo, también puede ser imprudente pues muchos consideran que la oficina no es un lugar para acercamientos personales.

Aunque es entendible que intente resolver algunos asuntos personales desde la oficina, no debe abusar del uso de su teléfono celular. Mucho menos se le ocurra recibir mensajes o llamadas repentinas en medio de una reunión. No hay nada peor que el jefe se percate de que a usted no le interesa lo que él está hablando.

El volumen de la voz y la grosería también puede llegar a molestar a sus compañeros de trabajo. Todos los malos hábitos cuando habla son imperdonables en medio de una reunión o una conversación de negocios.

Consejos

Elija ser reconocido por sus esfuerzos y no por tratar de hacer ‘amigos’. En los momentos de interacción con sus compañeros y mucho más con sus jefes, trátelos con respeto, la sonrisa y la amabilidad no pelean con nadie. En cuando a las llamadas y el teléfono celular, trate de anticiparlas y realizarlas en los momentos de pausa activa, descansos y en su hora de almuerzo, nunca lo haga en medio de una reunión y evite que el teléfono sea visible en un escritorio o en la mesa de reuniones. Hable y coma con prudencia.
 
2.   Errores de conversaciones

La manera de comunicarse con las personas es la primera manera de ganar o perder su credibilidad en un instante. El peor de los errores que puede cometer en cuanto a conversaciones es tocar de primerazo los temas tabú, los chismes de oficina o interrumpir de manera abrupta las conversaciones de otros.

Recuerde que la mayoría de las veces, usted está en el trabajo, no con amigos, política, religión y sexo, pueden estar dentro de los temas que pueden estar fuera de los límites normales.

Los gritos y las interrupciones no son adecuados con los compañeros de trabajo, ni con el jefe y mucho menos con los clientes, al contrario, son una falta de respeto.
Consejos

No se salga de los límites en las conversaciones. Haga preguntas básicas y preste atención para ver en qué momento puede empezar a poner sobre la mesa temas más personales. Evite hablar mal de otras personas y muestre siempre el respeto que merecen. En vez de discutir y seguirle el juego a una persona que le está faltando al respeto, trate de ofrecer algunas soluciones e imagine siempre cómo le gustaría ser tratado. Las conversaciones positivas y constructivas ayudan a reducir la tensión en el ambiente de trabajo y hacen de este un mundo más agradable.

3.   Errores de imagen

Llegar tarde, no saber dar la mano y estar mal presentado, son errores mortales para la imagen de cualquier profesional.

No ser puntual hace perder tiempo a todos los que trabajan con usted, especialmente con el jefe y los clientes puede resultar muy dañino. Dar la mano de manera débil puede sugerir una personalidad tímida, lo que hará daño a su primera impresión.

‘La primera impresión es lo que vale’, reza el dicho, que resulta totalmente válido en los negocios y en la vida. Trate de no revelar de manera extravagante sus tatuajes o piercings. No use ropa reveladora e inapropiada para el ambiente en que se desenvuelve. Trate de llevar siempre tarjetas de presentación, lo harán ver más profesional y preparado para las reuniones.

Consejos

Una imagen profesional sólida mantendrá a sus jefes felices y sus clientes quedarán impresionados con una presentación impecable. Cuando se presente, además de hacer contacto visual, ofrezca un apretón de manos firme y diga su nombre completo. Siga las reglas de vestuario según el sector y ambiente profesional en el que se mueva, cubra cualquier cosa desagradable y elimine el exceso de accesorios. Lleve suficientes tarjetas de presentación y haga un esfuerzo de darla a todas las personas con las que ha conversado al final de la reunión. Si le dan una a usted, tome el tiempo para mirarla antes de guardarla.

4.   Errores de viajes

Un viaje de negocios es exactamente lo que suena, pero cuando se viaja a un nuevo país o ciudad puede aumentar la probabilidad de cometer errores. Malentendidos culturales, expectativas poco realistas y el consumo excesivo de alcohol con los clientes suelen ser los mayores culpables.

Un entorno extranjero puede traer muchos malentendidos culturales. Cada país tiene diferentes costumbres y expresiones, esto lo que hace es convertir actos simples, como hacer regalos o el contacto físico, en insultos no intencionales.

Es posible que viaje por negocios, pero a menudo se comparte tiempo social con los anfitriones, que nunca es igual una licencia para emborracharse delante de ellos. Además, la habitación del hotel no es un bar o una oficina. Dejarse llevar por la libertad y abusar del servicio a la habitación y atreverse a llevar invitados externos puede resultar muy caro para su imagen.

Consejos

Antes de viajar, aprenda sobre las costumbres tradicionales de su lugar de destino, así como las formas correctas de interactuar. Hable con claridad y amabilidad frente a las personas con títulos. También entienda y aprecie las diferencias de su entorno, en lugar de comparar con su país y otros lugares a los que ha viajado. Tenga claro que usted es un invitado y que todas las decisiones deben tomarse con el máximo respeto y la ingesta mínima de alcohol.

5.   Errores en eventos sociales

Los eventos de la compañía son inevitables, puesto asistir a ellos puede hacerlo parecer antipático y poco social, pues normalmente están hechos para celebrar momentos especiales para las compañías. Sin embargo, es recomendable no abusar de las bebidas, tener comportamientos extravagantes e inadecuados con sus compañeros de trabajo.

Quedarse en la fiesta de la oficina hasta que lo saquen y que su jefe lo tenga que llevar a la casa acaba totalmente con su imagen. Otro comportamiento inadecuado es convertir el evento de la oficina en un juego de citas, es decir, aprovechar el momento para entablar relaciones con su compañera de cubículo nunca es buena idea.

Consejos

Alterne agua y alcohol en la fiesta de la compañía, eso lo mantendrá en línea y será capaz de salir por sus propios medios. Si llegó al extremo de la embriaguez, ofrezca una disculpa sincera y trate a todo el mundo con el mismo respeto que lo hace en la oficina. Si usted respeta su entorno y disfruta sin excederse, disfrutará todos los eventos de su compañía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.