Cinco consejos para superar un proceso de selección

Desde empleados a ejecutivos para tareas de nivel medio. Cada día más empresas recurren a firmas especializadas para adelantar procesos de selección de sus nuevos trabajadores. Conozca lo que debe y no debe hacer en este tipo de procesos.

Cinco consejos para superar un proceso de selección Cinco consejos para superar un proceso de selección

Mientras 2,8 millones de personas salen diariamente a buscar trabajo en Colombia, encuestas demuestran que el 46% de las empresas del país está dispuesta a contratar nuevos trabajadores en el 2012. ¿Cómo explicar que en el mercado laboral colombiano haya tantas personas sin trabajar a pesar de que las empresas necesitan contratar?

Razones como que las plazas disponibles requieren perfiles que no se tienen en Colombia o que los aspirantes no están capacitados en lo que se necesita siempre han estado entre las razones citadas por los expertos para explicar esa interconexión que hay entre la oferta y la demanda de puestos de trabajo en el país.

El auge que tienen los procesos de búsqueda y selección de candidatos a través de firmas especializadas está evidenciando una nueva situación con respecto al mercado laboral colombiano: hay candidatos que a pesar de su buena preparación o de tener las competencias para desempeñarse adecuadamente en un cargo, pierden en el proceso de selección (entrevistas, pruebas y demás) todo atractivo para una organización. “Exagerar las expectativas laborales, no definir claramente las motivaciones que se tienen frente a una posibilidad laboral y no ser concreto a la hora de contestar son los principales errores que un candidato colombiano comete en un proceso de selección”, afirma Beltrán Benjumea, director de Michael Page Colombia, empresa especializada en procesos de selección que opera en más de 34 países en los cinco continentes.

Estos son los cinco consejos que el experto en procesos de selección y consultor en recursos humanos da a los candidatos colombianos para que superen los procesos de selección y se acerquen de esta forma a esa oportunidad laboral deseada:

* Asegúrese de que su hoja de vida sea clara y concisa. Debe incluir la información que considere necesaria y que sea útil para que la empresa vea sus habilidades y competencias, pero asegúrese de que su presentación sea clara y concisa. No se extienda innecesariamente, revise la ortografía y puntuación, y elabore cortas secciones donde incluya y resalte los datos que quiera que se conozcan.    

* Vaya preparado e informado a la entrevista. Revise la página web de la empresa, vea su misión y su visión, consulte en Internet las noticias que los medios han publicado en el último tiempo de esa empresa y trate de conocer al máximo su cultura corporativa y el estilo de direccionamiento que allí se trabaja. Toda esa información reduce la posibilidad de que exprese algo inapropiado por lo que lo puedan descartar y, por el contrario, le ayudará a entender que es lo que la organización está buscando y en qué su experiencia y capacidad puede aportar valor.

* Muestre una motivación concreta por el proyecto que se le ofrece. Pregúntese internamente por qué quiere trabajar en esa empresa, estar en ese cargo o asumir el reto que tiene enfrente. Esas son preguntas clave que saldrán en todo proceso de selección y las respuestas no pueden ser improvisadas. Pensar en cómo quiere verse en unos años, partiendo de la base de que empiece a ocupar el cargo para el que lo están entrevistando, también le ayudará a descubrir esa motivación hacia el proyecto. Eso sí, asegúrese de explicar esa motivación de una manera concreta y clara.

* Muéstrese seguro de si mismo, pero no se sobrevenda. Mostrarse seguro le da bastantes puntos en entrevistas personales o grupales, pero sobrevenderse suele generar un efecto contrario o incluso generar falsas expectativas de lo que podría ser su desempeño, lo que le podría traer serios inconvenientes ya estando en el trabajo. Tenga claras cuáles son sus habilidades y cualidades,  destáquelas.

* Sea honesto y transparente en su discurso. No solamente se trata de mentir acerca de sus habilidades y competencias, decir que usted está alineado con una ideología, una política o una forma de pensar solo para complacer a los que lo entrevistan sin que usted lo piense así, va a ser un problema tarde o temprano. Tiene más posibilidades un candidato que no esté de acuerdo con algo y lo exprese abierta y honestamente a uno que aparente solo para complacer.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.