¿Busca trabajo? Aprenda a impresionar a los robots

Cada vez más, algunas empresas usan programas digitales y redes sociales para elegir a sus futuros empleados. Las entrevistas cara a cara serán sólo para las etapas finales del proceso de contratación, dicen analistas.

¿Pasarán las entrevistas a ser algo del pasado? ¿Pasarán las entrevistas a ser algo del pasado?
;
BBC

Es un día de sol, un hombre descansa sentado en el banco de un parque. Mira a un ave pasar mientras las hojas se desprenden de los árboles.

Pronto tendrá que entrar en acción: un amigo le ofrecerá un empleo en un café, otro le propondrá un paquete para irse de vacaciones, todo al mismo tiempo que una serie de personas le piden ayuda con insistencia a través del teléfono móvil.

Cómo responde a estos escenarios será lo que determinará si lo seleccionan para una entrevista de trabajo, o si se quedará toda la tarde sentado en su banco mirando las horas pasar.

Pero aunque las hojas estén cayendo, él no siente el frío de la tarde otoñal, porque él (o ella, para el caso) es un avatar, un personaje creado para seleccionar a los futuros empleados de una fuerza de trabajo.

El Chemistry Group, que se describe como una "consultora de talentos", diseñó este juego digital para ayudar a la firma de telecomunicaciones O2 a analizar el perfil de sus candidatos.

Éste es uno de muchos de una nueva categoría de programas que refleja el impacto de la era digital en el sector de contratación.

Otro, creado por la firma SHL, incluye simulaciones en 3D en la que los aspirantes se encuentran frente a frente con un jefe que les exige hallar soluciones a una serie de problemas.

También hay un producto que consiste en una entrevista de tres preguntas a través de la computadora, para que los empleadores puedan tomar una decisión rápida sobre a quién quieren entrevistar en profundidad.

El contacto humano, parece, es una de las primeras víctimas de los nuevos sistemas.

"Como son costosas y llevan mucho tiempo, las entrevistas cara a cara se reservan cada vez más
para las etapas finales de un proceso de contratación", explica Gordon Whyte, consultor del Grupo BIE.

Sin embargo, Whyte no cree que el encuentro entre el empleador y el posible empleado desparezca por completo del proceso.

Redes sociales

Todo apunta a que en el futuro, las redes sociales jueguen también un rol preponderante en el proceso de contratación, gracias a lo que se conoce como una "comunidad digital de talentos".

Mark Lee, director de la firma de contratación Futurestep, dice que este concepto va más allá de una lista de candidatos provista por una agencia de empleo.

"Es una comunidad de personas que elige una relación con una empresa con la que puede compartir contenido específico, recursos e intercambios entre talentos", dice.

Este puede crear una relación sin forzar el tema del empleo en el futuro, agrega Lee.

Las empresas dedicadas a buscar empleados, están mejorando en cuanto a la búsqueda que hacen en las redes sociales.

"La contratación mediante Linkedin, Facebook, Twitter y otras redes les permite a las empresas mejorar exponencialmente su comunidad de candidatos, alentando a los empleadores a compartir oportunidades de trabajo con los contactos relevantes", señala Dan Finningan, de la firma de contrataciones Jobvite.

"Este proceso es más rápido, más barato y por lo general resulta en la contratación de gente más adecuada".

Pero Finningan añade que es un desafío mantener la consistencia de la imagen y la voz de una empresa, debido a la variedad de redes y plataformas sociales.

Por otra parte, las compañías necesitan implementar un sistema para lidiar con esta mayor cantidad de candidatos que surgen gracias a las redes sociales.

Los límites de la tecnología

Las redes sociales son una forma de acceder a la comunidad de talento global.

Un cálculo sencillo muestra que su potencial es inmenso.

Si una compañía x tiene 100 empleados -y la persona promedio tiene cerca de 150 contactos en las redes sociales-, eso quiere decir que hay una comunidad potencial de 15.000 personas.

Si cada una de esas personas tiene a su vez 150 contactos, ya estamos hablando de una comunidad de 2,25 millones.

En caso de que los empleadores elijan este camino, las redes sociales podrían cambiar radicalmente en el futuro.

Los solicitantes, por ejemplo, tendrán que cambiar su perfil para proyectar la imagen que quieren que vean los posibles empleadores.

Las empresas de contratación se preguntarán qué rol les toca jugar en esta nueva realidad de juegos de simulación y redes sociales.

Pero Gordon Whyte cree que estos cambios no se producirán de la noche a la mañana.

"Cuando un trabajo requiere ciertas características personales del empleado difíciles de evaluar, la tecnología sólo puede cumplir un rol muy limitado".

"Por eso, no esperen que los consultores como nosotros, desaparezcan en un futuro cercano".
                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.