Asegure sus finanzas para épocas de desempleo

Por más estable que parezca, siempre existirá la posibilidad de perder su empleo. Además de ser frustrante, se puede entrar en pánico y perder el control de las finanzas. Para que esto no le pase, FinanzasPersonales.com.co le aconseja qué hacer para estar preparado.

Imagen: Archivo Semana Imagen: Archivo Semana

Las personas que se encuentran empleadas pueden planear sus finanzas mientras lo tienen, para soportar períodos de desempleo. FinanzasPersonales.com.co le trae las siguientes recomendaciones:


1. No gaste las cesantías: Si no piensa adquirir vivienda o financiar educación, no retire este ahorro obligatorio a menos que pierda su trabajo.


Además, escoja cuál portafolio le conviene más de acuerdo a su edad. Los fondos de cesantías le dan la posibilidad de escoger entre una cuenta de largo y una de corto plazo. Las cuentas de largo plazo muestran rentabilidades mucho más altas y son adecuadas para los jóvenes que tienen un perfil de riesgo más alto.

 

Si usted es de los que no ahorra, y tiene un ingreso de $2’500.000 millones y gastos mensuales de $1’800.000, trate de acumular en el fondo de cesantías una cifra cercana a $10’800.000.


2. Ahorre: Trate de tener ahorrado un monto mínimo que cubra sus gastos durante seis meses. Este ahorro debe ser preferiblemente en el sistema financiero, por seguridad y rentabilidad.  Las cuentas de ahorro programado, las carteras colectivas, los fondos de empleados, son los vehículos perfectos para este tipo de ahorro, porque lo obligarán a realizar los aportes mensuales, sobre todo si no tiene la disciplina para reservar parte del dinero que recibe mensualmente.


Si recibe cualquier tipo de ingreso, guarde parte de él. No piense en guardar lo que le sobra, haga parte de su plan financiero este rubro, para que no cuente con él para sus gastos. Siempre tenga en mente los 10 mandamientos del ahorro.


3. Asegure el pago de los créditos: procure no endeudarse más de lo que tiene presupuestado. Si gasta más de lo que gana gracias las tarjetas de crédito y a los créditos de libre inversión, está un riesgo de vivir una verdadera crisis al perder su empleo. 


Para sus créditos, procure siempre asegurar el pago de sus cuotas aunque no tenga trabajo, para evitar ser reportado en las centrales de riesgo y no le permita obtener créditos importantes en el futuro.


La mayoría de los bancos ofrecen a sus clientes, cuando adquieren un crédito, un seguro del pago de sus cuotas en caso de desempleo. Esta póliza se hace efectiva si la pérdida del empleo fue involuntaria y no sobrepasa seis cuotas. La cobertura suele ser para créditos de libre inversión y tarjetas de crédito, en ningún caso para crédito hipotecario. El pago de la póliza se incluye en las cuotas del crédito y cuesta en promedio un 0,2% del valor total del crédito.


4. Seguros de desempleo: Si ha estado afiliado por más de doce meses, durante los últimos tres años, a una caja de compensación, podrá solicitar un salario y medio mínimo legal mensual vigente ($803.400), cuyo pago será dividido en seis meses, según la ley 789 de 2002. 


Tenga en cuenta que la aprobación puede tardar varios meses, que sólo cubre a cabezas de hogar, y que deberá tener un ahorro adicional, porque el monto sólo le servirá para cubrir educación y alimentación, y en el caso de que sus gastos no sobrepasen el salario mínimo.


5. Compre un seguro de desempleo: Si no puede ahorrar para cubrir los gastos de seis meses, puede comprar una póliza de seguros, que le garantizará un ingreso fijo en períodos de desempleo. 


Por ejemplo, Mapfre ofrece una póliza cuyas primas van desde $250.000 hasta $1.000.000. Para que el pago se haga efectivo se requiere que lleve tres meses cesante. La indemnización total no superará el valor de seis cuotas. Al igual que los seguros de desempleo en los créditos, la cobertura es para despidos sin causa justa.


Es importante que los empleados tengan en cuenta al menos dos de estas recomendaciones, dada la volatilidad del mercado laboral, y como recurso ante un posible deterioro de la actividad económica. 


Tenga en cuenta que si trabaja en sectores como comercio y manufactura, tiene menor probabilidad de encontrar trabajo rápido, porque son los que más población cesante ofrecen a la economía, el 26% y el 25% respectivamente.  Si es su caso, trate de ahorrar o asegurar ingresos para períodos de desempleo, que cubran más de seis meses. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.