Totto ganó el premio Emprendedor del Año 2011 en Colombia

Ernst & Young y la revista Dinero premiaron a Yonatan Bursztyn de la compañía Totto como el mejor emprendedor del país en la categoría Master. Arturo Calle, Grupo Nutresa, Alquería y Manitoba, también obtuvieron galardones en otras importantes categorías.

Totto ganó el premio Emprendedor del Año 2011 en Colombia Totto ganó el premio Emprendedor del Año 2011 en Colombia

El fundador y presidente de la firma colombiana Nalsani -fabricante de la marca Totto-, Yonatan Bursztyn, fue el ganador del Emprendedor del Año en la Categoría Master, y representará el próximo año a Colombia en el World Entrepreneur of the Year, que premia al emprendedor más importante del mundo y que este año tendrá como sede la ciudad de Montecarlo, Mónaco.

A sus 28 años, Bursztyn refundó una alicaída firma de manufactura de cueros y desarrolló una marca de maletines que se expandió luego por el mundo entero. Hoy Totto está presente en 22 países, factura anualmente 150 millones de dólares y emplea a unas 2.500 personas en Latinoamérica. También ofrece ropa deportiva, accesorios al aire libre, maletas y hasta perfumes.

El Emprendedor del Año Máster fue escogido luego de una evaluación preliminar de resultados financieros, historias de vida y un proceso de entrevistas. Tras realizar este reporte, un jurado conformado por Armando Vegalara (Socio Director - Betainvest S.A.), Roberto Steiner (Director – Fedesarrollo), Fabio Novoa (Director Nuevas Aventuras Empresariales – INALDE), Gaia de Dominicis (Directora - Endeavor Colombia), Gustavo Ardila Latiff (Vicepresidente de Relaciones con Clientes - Bladex - Banco Latinoamericano de Comercio Exterior S.A), José Alejandro Cortés (Fundador Grupo Bolivar), y Michael John Lyon de Rhodes (Presidente - Quala S.A.), vio en su historia de emprendimiento todo lo necesario para ser el elegido como ejemplo para aquellos que a partir de una idea o motivación se convierten en grandes empresarios y contribuyen al desarrollo de Colombia.

“En Ernst & Young estamos comprometidos con los emprendedores del mundo ya que son la más importante fuerza de crecimiento y cambio positivo a nivel económico y social en el país. Totto es la muestra de una historia exitosa de emprendimiento que logró consolidarse rápidamente. El Emprendedor del Año es un programa muy importante para nosotros pues estimula a los colombianos a seguir emprendiendo como motor de desarrollo económico”, afirma Luz María Jaramillo, Country Managing Partner de Ernst & Young Colombia.

Ernst & Young y la revista Dinero tienen un firme compromiso de promover el crecimiento de los emprendedores colombianos. Esto se hace no sólo generando iniciativas que les den herramientas para su desarrollo, sino también reconociendo y destacando ejemplos de vida, que puedan convertirse en modelo para los pequeños y medianos empresarios colombianos.

El talento del ganador

Para Yonatan Bursztyn -a quien sus conocidos llaman Natán-, la clave del éxito es conocer el negocio que se quiere abordar y tener muy claro el objetivo que se persigue. Este Ingeniero Industrial, hijo de padres europeos emigrantes de Guerra y el menor de cinco hermanos, creció en medio de una familia de emprendedores, donde siempre se hablaba de negocios.  Desde joven quiso tener su propia empresa, y fue así como asumió el riesgo de comprar una que se encontraba intervenida por los bancos, que en aquel entonces manufacturaba productos de cuero y contaba con apenas 40 empleados. Junto a dos de sus hermanos, creó una nueva empresa -Nalsani- que inició operaciones a fines de 1987, con Bursztyn como gerente general.

Desde sus inicios, Natán decidió recorrer el mundo para conocer materiales y proveedores que le permitieran innovar en el desarrollo de producto. En uno de sus viajes llegó a una feria en Italia, en donde encontró la oportunidad de vender bolsos y maletines en lona, menos costosos, con opciones de diseño más juveniles, y la posibilidad de tener un negocio mucho más masivo. Le pareció buena idea incursionar en el mercado colombiano como pionero en esta línea, consiguió catálogos en Italia para traerlos a su empresa y empezó a desarrollarlos.

Como algo muy especial siempre pensó en tener una marca de alcance global, por esto trabajó en crear una marca que sonara atractiva en cualquier idioma y que además fuera corta y sonora que pudiera recordarse con facilidad: Totto (nombre inspirado en el grupo musical norteamericano Toto, de los 80´s pero agregándole otra t). Nalsani pronto se transformó en una opción diferente, al incluir estampados y colores en su oferta. Cuando Bursztyn vio que el producto era bien recibido por los consumidores, decidió incursionar rápidamente en más mercados, enviando la colección a nueve países, entre ellos, EE. UU., Japón y Australia, donde tienen buenas ventas.

En 1989 Nalsani dio otro gran paso, dejó de ser sólo un fabricante y abrió el primer punto de venta. Las buenas decisiones siguieron. En 1990 lanzaron una línea de ropa deportiva e iniciaron una fuerte expansión, con miras a convertirse en una firma global. Hoy, a los 52 años de Bursztyn, la presencia de su firma se materializa en el mundo con dos marcas, Totto y Totto Tú, con más de 420 puntos de venta a nivel global. Cuenta con una organización que emplea más de 2.200 personas directamente y 4.500 a través de sus franquicias, distribuidores y demás canales.

Siendo líder en Colombia con más de 230 puntos de venta en 38 ciudades, 30 franquicias nacionales, 794 distribuidores, 277 cadenas, más de 500 clientes activos a través del canal negocios empresariales y 40.000 fidelizados por CRM. Así mismo, cuenta con 18 franquicias internacionales y presencia en 22 países (Aruba, Bahamas, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Curazao, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Portugal, Puerto Rico, República Dominicana, Saint Marteen, Trinidad y Tobago y Venezuela) con 1.637 distribuidores internacionales, presencia en 64 cadenas y 40 clientes activos en el canal de negocios empresariales.

La marca también se ha consolidado como líder en Venezuela, Ecuador, Guatemala, Nicaragua y Bolivia, luego de un trabajo juicioso en estos países, con lo que ha ganado un lugar importante en el mercado internacional, según los más recientes estudios de emprendimiento. De esta forma la comunidad Totto logra impactar directamente al rededor de 10.000 personas, todas con un gran desafío por delante: ¡SER LA MARCA GLOBAL DEL VIAJERO URBANO!

En vista de la proyección global de la marca, Nalsani ha venido desarrollando proveedores nacionales e internacionales. Desde 1992 inició producción en oriente y en 2006 decidió abrir oficina directa en Hong Kong, como lo hacen las grandes marcas del mundo, para poder atender la operación internacional. De esta forma busca materias primas y mano de obra barata, que le permitan competir con los precios de los textiles dadas las ventas que tiene en mercados bien competitivos.

En los últimos tres años se han dado logros muy importante y de alto impacto para la compañía:

-        Entendiendo las necesidades del mercado y gracias a la acogida de Totto en el segmento de pre-adolescentes, la compañía decidió desarrollar Totto Tú, una nueva marca pensada exclusivamente para niños de 8 a 12 años.

-        Entró también a competir en mercados de primer nivel, abriendo su operación en Europa con puntos de venta en España y distribución en Portugal,

-        Consolidó su operación en México en donde ya cuenta con ocho puntos de venta.

-        Abrió su tienda número 400 en Chile, en donde entro también a Falabella y a la cadena Paris.

-        En cuanto a la organización Implementó RETTO (Renovación Tecnológica Totto), a través de la cual cambio toda su plataforma tecnológica, como un proyecto de transformación organizacional que busca mejorar los procesos internos para estar a la altura de las grandes marcas.

-        Lanzó el programa INNOVATE que hoy lidera con mucho entusiasmo, promoviendo la innovación como parte de la cultura de la compañía en todos los niveles.

Consecuente con la actual era digital, Bursztyn busca permanentemente que su marca trascienda del punto de venta. Por eso considera que la clave está en ser muy activo hoy a través de los medios digitales a los cuales ha dado vital importancia.

Para Natan, “ser un emprendedor es una actitud de vida, es ser recursivo, con convicción y principios claros como la familia, la honestidad, la humildad. Es un proceso continuo de aprender de los errores, de las experiencias de otros; tener mente abierta a escuchar, no ser tan radical en la eliminación de posiciones o ideas, es ser líder natural, tener claridad en cada reto y  cada sueño”.

Otras categorías premiadas

Ejecutivo Emprendedor del Año: Carlos Enrique Piedrahita - Grupo Nutresa

Nació en 1954 y habla Inglés y Francés. Es economista, graduado de la Universidad de Keele en Inglaterra y con un máster en Finanzas de la London School of Economics; llegó al Banco Industrial Colombiano (BIC), pasó a Suramericana de Seguros y luego obtuvo la presidencia de Corfinsura. La compañía ha tenido desde entonces una expansión internacional muy importante. Dice que nunca lleva trabajo a la casa; pero a cambio tiene una jornada laboral de 11 horas.

Ha sido el Presidente de Compañía Nacional de Chocolates S.A. desde el año 2000 y Presidente de Grupo Nacional de Chocolates S.A. (antes Inversiones Nacional de Chocolates S.A.) desde el año 2003. Se ha desempeñado como Presidente de Banco Corfinsura Internacional Inc. (Puerto Rico), Presidente de Corfinsura (Corporación Financiera Nacional y Suramericana S.A.), Vicepresidente Financiero de Compañía Suramericana de Seguros S.A., Vicepresidente de Banca Personal y Gerente Nacional de Tarjetas de Crédito del Banco Industrial Colombiano, hoy Bancolombia S.A. y Gerente General de Suleasing S.A.

Actualmente, es miembro de las Juntas Directivas de Inversiones Argos S.A., Bancolombia S.A., Suramericana de Inversiones S.A., Fedesarrollo y Consejo Privado de Competitividad. Adicionalmente, participa en las Juntas Directivas de las siguientes asociaciones civiles: Proantioquia, Hospital San Vicente de Paúl, y Consejo Empresario de America Latina – CEAL, Comité de Educación Capítulo Antioquia Empresarios por la Educación.

Emprendedor del Año Emergente: Javier Ignacio y Gustavo Adolfo Llano Domínguez - Manitoba Ltda.

Manitoba Ltda. nació en 1985 a partir de la idea de los hermanos Javier Ignacio y Gustavo Adolfo Llano, que emprendieron una industria casera de maní confitado y poco a poco se fue transformando en una empresa importante en el mercado del maní a nivel nacional e internacional.

La compañía ha crecido exponencialmente en los últimos años, gracias a un espíritu de servicio que busca comprender y satisfacer las necesidades de los clientes. El resultado de este experimento empresarial no podía ser mejor; actualmente, Manitoba es una de las empresas de maní más importantes a escala nacional, con una producción de 160 mil toneladas mensuales, y que exporta el 30% de sus productos a Estados Unidos, Panamá, Costa Rica, Puerto Rico, Venezuela, Aruba, Ecuador, Perú y República Dominicana.

Con tecnología de punta, calidad y una política de crecimiento integral de todo el personal, esta empresa valluna ha incrementando sus ventas en un promedio de 30% en los últimos años y sus utilidades se han reinvertido para garantizar la evolución de Manitoba, su fortalecimiento en los mercados externos y enfrentar los retos de la globalización. Por estas consideraciones, Manitoba cuenta hoy en día con una certificación de calidad y el aval de BASC (Coalición Empresarial Anti-contrabando y Antiterrorismo).

Emprendedor del Año Sucesor: Carlos Cavelier - Productos Naturales de la Sabana S.A. – Alquería

La planta de pasteurización de Alquería fue fundada en 1959 por Jorge Cavelier y por su hijo Enrique Cavelier, quienes compraron una planta de pasteurización y homogenización de leche, instalada en una finca en Rionegro, Antioquia, llamada “El Antojo”. Esta fue la primera maquinaria que se instaló en los terrenos aledaños a la Hacienda Fagua en Cajicá y con la que La Alquería lanzó al mercado su primera producción.

A partir de 1985, los hijos de Enrique Cavelier Gaviria, Carlos Enrique y Juan Pablo Cavelier Lozano, han estado al frente de la compañía en diferentes momentos. Con este cambio generacional se inició el proceso de vincular profesionales para que lideraran las áreas de impacto y aseguraran el crecimiento sostenido de la empresa. En 1992, la empresa obtuvo un contrato de sublicencia con Marbo, dueña de la marca de jugos Tampico Citrus Punch en Estados Unidos, y con este subcontrato y el nuevo producto crecieron las ventas a través de la estrategia de producir y distribuir otras bebidas.

En 1995 se inició el proyecto larga vida que convirtió a La Alquería en la planta de ultra-pasteurización más moderna y con mayor capacidad del Pacto Andino. El resultado del proyecto larga vida ha sido un crecimiento considerable en términos de ventas, número de clientes, el liderazgo en una categoría nueva de mercado y mejores márgenes. Todo esto los hizo merecedores de la certificación de calidad QUALITY CHEKD, una de las más importantes que se otorgan a los procesadores de leche en el mundo, y del Premio al mejor rediseño de empaque en categoría de Leches IDFA, avalada por la FDA de los Estados Unidos.

Premio a toda una Vida de Emprendimiento:  Arturo Calle - Arturo Calle

Arturo Calle inició su negocio en el sector de San Victorino en Bogotá, en 1965. Como buen paisa, este empresario tiene una visión particular para hacer negocios: nunca acude a crédito y todos los almacenes son de su propiedad porque no le gusta pagar arriendo. Es un apasionado de la bicicleta y la natación.

Hoy, 46 años después de haber iniciado su negocio, con el apoyo de todos aquellos que trabajan con la compañía, Arturo Calle ha logrado crear un modelo de empresa única en el medio de la industria de la moda y en el ámbito empresarial del país. Comercializando al menor, prendas de vestir y accesorios para hombre a través de 60 puntos de venta en las ciudades de: Armenia, Barrancabermeja, Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Cali, Cartagena, Cúcuta, Ibagué, Manizales, Medellín, Neiva, Pasto, Pereira, Popayán, Santa Marta, Valledupar y Villavicencio.

Las actividades de diseño y comercialización se ejecutan directamente en la empresa; la actividad de confección de prendas de vestir se tiene subcontratada con dos plantas de producción de alta tecnología, una en la ciudad de Bogotá "Francisco Rocha" y otra en el municipio de Dosquebradas (Risaralda) "Austin Reed". Arturo Calle posee dos centros de distribución a nivel regional en la ciudad de Cali, Medellín y dos centros de distribución nacional en la ciudad de Bogotá y Dosquebradas; los cuales cuentan cada una con una flota de transporte propia, encargada de distribuir permanentemente el producto a los diferentes puntos de venta del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.