Jefe GM renuncia tras ganancias que alientan OPI

por (c) Copyright Thomson Reuters 2010. Check for restrictions at: http://about.reuters.com/fulllegal.asp

Jefe GM renuncia tras ganancias que alientan OPI Jefe GM renuncia tras ganancias que alientan OPI

Por David Bailey y Kevin Krolicki

DETROIT (Reuters) - GM reportó el jueves su mayor ganancia trimestral en seis años, aunque el gran impacto lo produjo la renuncia de su jefe cuando la firma está a punto de registrar un oferta pública inicial de acciones que debería permitir al Gobierno deshacerse de su parte en la automotriz.

Ed Whitacre, quien se desempeñó durante ocho meses como presidente ejecutivo de la mayor automotriz de Estados Unidos, dijo que se retirará el 1 de septiembre y que será reemplazado por Dan Akerson, un director de GM y además director gerente de la firma de capital privado The Carlyle Group.

Akerson es un veterano en el negocios de fusiones y adquisiciones y fue director gerente de The Carlyle Group durante los últimos siete años.

La renuncia de Whitacre era esperada, pero el momento del anuncio fue una sorpresa al ocurrir antes de la OPI, que se espera sea registrada este viernes.

Una fuente cercana a la situación dijo que el registro de la oferta podría sufrir una demora hasta la próxima semana por la renuncia.

"Era obvio que no iba a estar en GM para un largo recorrido", dijo Whitacre en un anuncio sorpresivo al final de una conferencia telefónica para discutir los resultados del segundo trimestre de la compañía.

"Hemos colocado unos cimientos fuertes, así que estoy muy cómodo con el momento", añadió.

Akerson se convertirá en el cuarto presidente ejecutivo de GM en un año y medio, lo que evidencia los desafíos para el fabricante de automóviles, que según analistas aún está en las fases tempranas de una recuperación.

CONDUCIENDO EL CAMBIO

GM reportó el jueves ganancias netas para el segundo trimestre de 1.300 millones de dólares, frente a los 865 millones de dólares del primer trimestre.

La ganancia del segundo trimestre fue la mayor desde el 2004, cuando el mercado de automóviles de Estados Unidos aún estaba en auge y se vendían al año 17 millones de vehículos, y uno de cada cuatro era de una marca de GM.

Los resultados reflejaron un alza de un 47 por ciento de la producción global, desde los muy bajos niveles de hace un año, cuando GM comenzó a funcionar bajo la protección de bancarrota en una reestructuración que incluyó 50.000 millones de dólares de financiamiento del Gobierno de Estados Unidos.

GM fue también ayudada por un recorte de costos durante la bancarrota y un crecimiento de las ventas en el extranjero, lideradas a una asociación estratégica en China.

Los ingresos aumentaron a 33.200 millones de dólares desde los 31.500 millones de dólares del primer trimestre, impulsados por el aumento de las ventas de modelos más rentables como el Chevrolet Equinox.

Los analistas esperan que la compañía se apoye en los resultados para promover la oferta de acciones, que se espera permita al gobierno de Estados Unidos reducir su participación del 61 por ciento.

Una exitosa oferta pública inicial (IPO, por sus siglas en ingles) de GM ofrecería evidencia de que la intervención del Gobierno de Obama, impopular y sin precedentes, en la industria automotriz de Estados Unidos ha sido un éxito financiero.

Los analistas dijeron que los resultados de GM muestran que puede ser rentable en una economía aún débil, donde las ventas están justo por encima de los 11 millones de vehículos.

Europa, donde GM está luchando por reestructurar su unidad Opel, continuó siendo un punto débil del fabricante de automóviles con una pérdida operativa de 160 millones de dólares.

Norteamérica tuvo una ganancia operativa de 1.600 millones de dólares. Las operaciones internacionales, incluyendo a la asociación estratégica china con SAIC y Wuling, tuvieron una ganancia operativa de 672 millones de dólares.

"Están en el camino correcto," dijo la analista de IHS Automotive, Rebecca Lindland . "Es sorprendente ver cuan eficientemente pueden ir ahora que han pasado por una quiebra", añadió.

GM perdió alrededor de 88.000 millones de dólares entre el 2005 y 2009 cuando fue llevada a la bancarrota por el desplome de las ventas y las restricciones al crédito.

La última vez que el fabricante de automóviles tuvo trimestres consecutivos de ganancias fue el 2004, cuando tenía una participación del 26 por ciento en el mercado automotor de Estados Unidos.

(Reporte adicional de Bernie Woodall. Editado en español por Javier López de Lérida)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.