China supera a Japón como la segunda economía mundial: regulador

por (c) Copyright Thomson Reuters 2010. Check for restrictions at: http://about.reuters.com/fulllegal.asp

China supera a Japón como la segunda economía mundial: regulador China supera a Japón como la segunda economía mundial: regulador

Por Aileen Wang y Alan Wheatley

PEKIN (Reuters) - China superó a Japón y se convirtió en la segunda mayor economía del mundo, gracias a tres décadas de acelerado crecimiento que han sacado a millones de personas de la pobreza.

Dependiendo de cuán rápido suba su tipo de cambio, China está en camino de rebasar a Estados Unidos y convertirse en la economía número uno en torno al 2025, según las proyecciones del Banco Mundial, Goldman Sachs y otros expertos.

China estaba cerca de sobrepasar a Japón en el 2009 y el anuncio de un alto funcionario de que se había logrado no tomó a nadie por sorpresa. En efecto, Yi Gang, jefe de regulación cambiaria de China, mencionó el hito en comentarios publicados el viernes.

"China, de hecho, ya es hoy la segunda mayor economía del mundo", afirmó en una entrevista con la revista China Reform que fue publicada en el sitio de internet (www.safe.gov.cn) de su agencia, la Administración Estatal de Moneda Extranjera.

Superar a Japón podría darle a China la posibilidad de presumir, aunque su ingreso per cápita de unos 3.800 dólares al año es una fracción del japonés o del estadounidense.

"China es todavía un país en desarrollo y nosotros debemos ser suficientemente prudentes para reconocerlo", dijo Yi, al ser consultado si ya era tiempo de que el yuan se convirtiera en una moneda internacional.

La economía china se expandió un 11,1 por ciento interanual en el primer semestre del 2010 y probablemente termine con un crecimiento de más del 9 por ciento en todo el año, según Yi.

Pero China aún tiene una vergüenza: ansioso por protegerse de la volatilidad de los mercados globales, no permite que su moneda se intercambie libremente excepto para propósitos comerciales e inversión extranjera directa. Y Yi dijo que Pekín no tiene un calendario para hacer al yuan completamente convertible.

"China es muy grande y su desarrollo es desequilibrado, lo que hace que este problema sea mucho más complicado. Es difícil alcanzar un consenso sobre eso", acotó.

Del mismo modo, China no está apurada en convertir al yuan en una divisa global.

"Debemos ser modestos y todavía debemos tener un bajo perfil. Si otras personas escogen el yuan como moneda de reserva, no los detendremos ya que es la demanda del mercado. Sin embargo, no presionaremos para promoverlo", agregó.

(Reporte adicional de Zhou Xin, Editado en español por Ignacio Badal)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.