Bco Japón alivia política para combatir alza del yen

por (c) Copyright Thomson Reuters 2010. Check for restrictions at: http://about.reuters.com/fulllegal.asp

Bco Japón alivia política para combatir alza del yen Bco Japón alivia política para combatir alza del yen

Por Leika Kihara

TOKIO (Reuters) - El Banco de Japón extendió el lunes su esquema de préstamos baratos, traspasándole la presión al Gobierno para que proteja una frágil recuperación frenando la apreciación del yen, mientras que miembros del gabinete dijeron que se podría intervenir para detener el alza de la moneda.

El yen trepó más de un 1 por ciento frente al dólar después de que el Banco Central elevó la oferta de préstamos de tasa fija a los bancos, una medida que los inversores vieron como simbólica y que hará poco por detener el avance del yen que perjudica a los exportadores y podría prolongar la deflación.

Funcionarios de Gobierno, cada vez más alarmados por el alza del yen que lo llevó a un máximo de 15 años contra el dólar la semana pasada, han tratado de que la moneda retroceda mientras presionan al Banco Central para que relaje su política.

Ahora, la cautela del Banco de Japón en una reunión de emergencia, convocada una semana antes de la programada, devolvió la pelota al campo del Gobierno, por lo que los actores del mercado podrían probar su decisión de respaldar lo que ha dicho sobre intervenir mediante ventas de yenes, dijeron analistas.

"La decisión de hoy no es una decisión arriesgada", dijo Simon Wong, economista regional de Standard Chartered Bank en Hong Kong. "Si el yen continúa apreciándose, digamos que al nivel de 80 yenes por dólar, eso podría disparar una intervención más directa en algún momento. No podemos descartar una intervención directa a esta altura", agregó.

En un comunicado tras una reunión sobre las medidas económicas para ayudar a mantener la recuperación en marcha, los ministros del Gabinete dijeron que el Gobierno estudiaría cuidadosamente los movimientos cambiarios y tomaría una "acción decisiva" como fuese necesario, una frase vista como una señal de probable intervención.

"Japón está enfrentando un alza del yen y hay preocupaciones sobre una desaceleración en las economías externas", dijo el primer ministro Naoto Kan en una reunión de ministros de las carteras económicas.

El crecimiento económico de Japón se desaceleró en el segundo trimestre mientras las exportaciones a Estados Unidos y China cayeron y el consumo alentado por estímulos se agotó. Analistas esperan que el crecimiento se enfríe aún más a fines de año, dada el alza del yen a un máximo de 15 años contra el dólar.

DECEPCION EN EL MERCADO

El mercado se sentía decepcionado ya que el Banco de Japón no actuó más agresivamente realizando, por ejemplo, más compras de bonos del Gobierno o recortando su tasa referencial desde 0,1 por ciento a un cero por ciento.

El gobernador del banco central, Masaaki Shirakawa, dijo en rueda de prensa que el actual nivel de compras de bonos es adecuado, pero insinuó una posible acción adicional mediante la posibilidad de una rebaja en los pronósticos económicos del banco.

El alza del yen alejó al promedio de acciones Nikkei de sus máximos y ayudó a un repunte de los futuros de bonos del Gobierno.

Se espera que Kan, cuyo Partido Demócrático llegó al poder hace un año pero que perdió en una elección legislativa en julio, tome alguna decisión sobre la economía antes de enfrentar a otro dirigente de su partido el 14 de septiembre por el liderazgo de la colectividad, que podría dividirse.

Kan, cuyas alternativas están ajustadas por una deuda pública que duplica el tamaño de su economía, dijo que el Gobierno usaría sus fondos de reserva de 920.000 millones de yenes (10.780 millones de dólares) para financiar las medidas en favor del empleo y de desregulación.

Pero agregó que se buscaría un presupuesto adicional para el actual año fiscal que termina el 31 de marzo de ser necesario.

Japón probablemente tenga que intervenir por su cuenta para detener al yen, ya que sus socios del Grupo de las Siete economías desarrolladas, felices con los beneficios a las exportaciones de sus monedas débiles, no están de ánimo para una acción coordinada.

Pero una intervención en solitario no tendría mucho efecto en debilitar al yen a menos que sea apoyada por medidas de alivio monetario, dijeron operadores.

En la medida del lunes, el banco central incrementó el volumen de dinero disponible a los bancos bajo su operación de oferta de fondos a tasa fija a 30 billones de yenes desde 20 billones de yenes.

También realizó una operación de financiamiento a seis meses junto al programa de préstamos a tres meses que ya opera.

De los 30 billones de yenes, 10 billones de yenes corresponderán a la operación a seis meses, dijo el Banco de Japón. La decisión fue adoptada en una votación por 8 a 1.

El banco central mantuvo, como se esperaba, su tasa meta a un día del 0,1 por ciento de manera unánime.

El banco lanzó en diciembre el programa de financiamiento, que ofrece créditos al 0,1 por ciento, pero no logró aumentar el crédito de los bancos e impulsó aún más al yen.

(1 dólar = 85,37 yenes)

(Escrito por Leika Kihara y Linda Sieg, reporte adicional de Tetsushi Kajimoto; editado en español por Hernán García e Ignacio Badal)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.